Subaru Forester 2013

0
El fabricante japonés especializado en la creación de vehículos con tracción total permanente en todos los segmentos, Subaru, lanza al mercado uno de sus vehículos icono para la marca, el legendario Forester, pionero del concepto SUV compacto o todoterreno ligero en el que su factor clave era la tracción total Symmetrical AWD. Llega en un momento en el que su gama es bastante nueva y moderna y esperan de él que dinamice las ventas de la marca hasta en un 20% entre nuevos clientes, a parte de los tantos que son fieles a sus modelos.
El nuevo SUV por excelencia de  la marca japonesa ha mejorado en cantidad de factores manteniendo aquellos que le han hecho uno de los todoterrenos pequeños más interesantes del segmento, tanto por precio y versatilidad como por cualidades On y Off-Road. De hecho Subaru apuesta claramente por reforzar sus capacidades SUV, que otorgue a sus poseedores de una gran libertad de movimientos. La nueva generación se ha desarrollado sobre tres pilares básicos, la eficiencia y seguridad, la funcionalidad y el placer de conducción propio de la marca.

Tradicional, pero moderno
Para conseguirlo se le ha dotado de un diseño más atractivo, afilado y aerodinámico pero manteniendo el típico ADN en sus formas, con una carrocería alargada pero de baja altura general, que bien podría parecer un familiar algo elevado. El nuevo modelo presenta dos nuevas estéticas externas asociadas a distintos niveles de acabado, una más campera destinada a los tres primeros acabados y otra deportiva con orientación más de carretera propia de la versión alta de gama Executive Plus.
Presenta un diseño más vanguardista, con un frontal que adopta la nueva parrilla de la familia, así como ópticas con iluminación diurna y posibilidad de llevar xenón. Los paragolpes pueden ser dos, uno de líneas suaves y estilizadas o uno más agresivo y deportivo con entradas laterales. Lo más curioso de esta nueva versión es que se prescinde de la característica entrada de aire sobre el capó para el intercooler, reubicándolo en el paragolpes frontal. Las proporciones laterales y la trasera recortada y con portón grande apenas cambian, a no ser los faros que se afilan ligeramente.

El interior del Forester también ha experimentado alguna modificación siempre en busca de la máxima funcionalidad y utilidad, con mayor espacio para los ocupantes gracias a una batalla alargada en 2,5 centímetros, con un salpicadero sencillo que sigue la línea actual trazada por el moderno XV. Además ahora, los acabados altos de gama gozan de un equipamiento sobresaliente. El volumen de carga del maletero también se ha aumentado hasta los 505 litros pudiendo llegar hasta los 1.573 abatiendo los asientos. En definitiva una gran practicidad para cinco pasajeros.

Los equipamientos disponibles son cuatro, Sport, Sport Plus, Executive y Executive Plus, incluyendo desde el base elementos como las llantas de aluminio de 17 pulgadas, 7 airbags incluido el de rodillas del conductor, climatizador, conexión bluetooth, asientos calefactables, raíles de techo, control dinámico de estabilidad VDC y ordenador de viaje. El segundo escalón nos trae cámara de visión trasera, faros de xenón, climatizador bizona, techo solar eléctrico, sistema de audio Premium con 6 altavoces, y los sistemas SI Drive y X-Mode. El Executive ya incluye piel en los asientos con ajuste eléctrico, portón trasero eléctrico, acceso y arranque sin llave, cristales tintados y navegador, mientras que el Executive Plus incorpora llantas de 18 pulgadas, navegador Harman-Kardon y SI Drive con 3 modos.Tres motores disponibles para el Forester, un diésel de 150 cv y dos gasolina, uno de 150 cv y otro de 240.
Máxima diversión con total seguridad
En la gama encontramos tres opciones de motores, dos de gasolina y un diésel. Entre los primeros encontramos un 2.0 atmosférico de distribución variable de 150 cv y un 2.0 Turbo de 240 cv, mientras que el diésel es el conocido Bóxer Diésel de 2.0 litros y 147 cv. Lo más curioso es que, mientras el motor diésel está asociado al cambio manual de 6 velocidades, los dos motores de gasolina van asociados siempre a una caja automática de variador continuo CVT Lineartronic de 6 y 8 relaciones respectivamente pero de funcionamiento muy bueno.
El diésel 2.0D de 147 cv entrega un par motor de 350 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm, consiguiendo unas prestaciones buenas. Alcanza los 100 km/h en 10,2 segundos y llega hasta los 190 km/h, con unas cifras de consumos y emisiones bastante contenidas a pesar de su tracción total permanente, con un consumo de 5,7 litros y unas emisiones de CO2 de 150 gr/km.

De los gasolina, el 2.0i atmosférico de 150 cv alcanza una velocidad de 192 km/h y combinado con el cambio automático CVT Lineartronic consigue unas cifras de consumo de 6,5 litros a los 100 km y reduce sus emisiones a 150 gr/km de CO2, gracias a la válvula EGR y al sistema Auto Start Stop. El 2.0 XT es un cuatro cilindros bóxer con turbocompresor que entrega 240 cv y 350 Nm de par motor, como el diésel, con los que alcanza unas prestaciones que impresionan para tratarse de un SUV. Llega hasta los 222 km/h y alcanza los 100 km/h en 7,5 segundos, con un consumo homologado de 8,5 litros a los 100 km y unas emisiones de 197 gr/km.
Todos los motores disponen del sistema de control de modos de conducción inteligentes denominado SI-Drive, que cuenta con dos modos de conducción para los motores pequeños de 150 cv, el Intelligent (bajo consumo) y el Sport (deportividad), y de tres modos el más deportivo 2.0 XT, que añade el modo Sport Sharp (máxima deportividad), añadiéndole al cambio CVT dos velocidades más, hasta 8 velocidades menjables desde las levas del volante. Además esta versión incorpora una suspensión deportiva más firme y rebajada que sus hermanos de gama.El Forester, como toda la gama Subaru, ofrece de serie la tracción total permanente Symmetric AWD
Todas las versiones llevan tracción total permanente, pero en el caso del diésel manual se consigue mediante un diferencial central viscoso LSD que reparte el par 50/50 entre ejes, mientras que los gasolina con cambio automático lo hacen entre 60/40 y 50/50 mediante un diferencial de embrague de discos que reparte el par automáticamente según necesidades. Esto se hace mediante el nuevo sistema X-Mode que optimiza la diferencia de comportamiento entre el On y el Off-Road y mejora la capacidad de tracción en situaciones de calzada deslizante actuando sobre el control de tracción, sobre el acelerador y el cambio.
Los precios quedan como sigue:
-Forester 2.0i 150 cv Sport: 25.900 euros
-Forester 2.0i 150 cv Sport Plus: 27.900 euros
-Forester 2.0i 150 cv Executive: 30.500 euros
-Forester 2.0 XT 240 cv Executive Plus: 39.000 euros
-Forester 2.0D 150 cv Sport: 28.900 euros
-Forester 2.0D 150 cv Sport Plus: 30.900 euros
-Forester 2.0D 150 cv Executive: 33.500 euros
-Forester 2.0D 150 cv Executive Plus: 35.000 euros

Todos ellos cuentan con una campaña de lanzamiento que va desde los 2.000 euros de descuento en los acabados base hasta los 3.000 euros en el acabado superior. Además, las versiones de gasolina entran en el nuevo Plan PIVE con lo que se podrán beneficiar de un descuento de unos 1.000 euros más.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.