Subaru en el Salón de Ginebra: El Impreza Concept y el minivolumen Trezia

a fondo Subaru en el Salón de Ginebra 1
Raúl Toledano24 feb 2011
La marca japonesa lucirá la futura carrocería de su deportivo Impreza y las nuevas creaciones, derivadas de la alianza con Toyota: el Trezia y el Boxer Sport Car de tracción trasera
Novedades
Los dueños de Subaru, Fuji Heavy Industries, pretenden envolver a sus futuros modelos de un lenguaje gestual más fluido, bajo la estrategia Confidence in Motion o Confianza en movimiento. La primera unidad concebida bajo esta política de marca es el Impreza Concept, un prototipo que por su apariencia física poco tiene que ver con el actual Impreza y que adelanta las futuras líneas globales de la marca. Ya presentado a nivel mundial en el pasado Salón del Automóvil de Los Ángeles, ahora el Impreza Concept recibirá la acogida de la crítica y el público europeos con motivo de la celebración del Salón de Ginebra.

No es casualidad que Subaru allá utilizado la exitosa plataforma del Impreza para relanzar la marca. El valor de marca Subaru no tendría éxito en un mercado tan atomizado sin el modelo Impreza, sea cual sea su nueva filosofía. Lo que sabemos de este prototipo es que sus dimensiones son bastante similares a la variante actual: 4,52 metros de largo, 1,82 m de ancho y 1,43 metros de alto, es decir, que es más corto, más ancho y más bajo que el Impreza actual, que mide 4,58 m de largo, 1,80 m de ancho y 1,47 m de alto. Podemos decir que a nivel de cotas las distancias entre uno y otros son escasas. No ocurre lo mismo en el plano estético. La evolución física del Impreza es considerable.Sus dimensiones apenas sufren cambios, mientras que su imagen es ahora más agresiva, musculosa y fluida
Lo primero que llama la atención del Impreza Concept es su agresividad, con unos faros delanteros prominentes, rasgados y que se alargan hasta unas aletas de tamaño considerable. Las nervaduras son una constante en la nueva carrocería, enfatizando la fluidez del diseño. Así nos encontramos trazos curvados en la línea de capó y cintura. En su frontal destacan la parrilla de nido de abeja y las entradas de refrigeración del aire, de diseño vertical, sumamente deportivas y que producen un efecto espejo con los grupos ópticos. Lateralmente, este Impreza exhibe un aspecto muy musculado, con unos pasos de ruedas sobredimensionados, como ocurre con el modelo 2010. Sin retrovisores exteriores, Subaru deja la puerta abierta a la imaginación, con la posible implantación de cámaras en su lugar. Tampoco se aprecian las clásicas manetas o tiradores en las puertas.
"Mecánicamente, el Impreza Concpet incorpora un motor boxer de dos litros, asociado al cambio Lineartronic CVT de varidador continuo"En el apartado mecánico, las novedades son más bien escasas. El Impreza Concept incorporará la última evolución del tetracilíndrico bóxer de 2,0 litros atmosférico con una potencia todavía no especificada y asociado al cambio automático Lineartronic CVT de variador continuo. Evidentemente, su sello de distinción, la tracción integral, se mantendrá.Mecánicamente, el Impreza Concpet incorpora un motor boxer de dos litros, asociado al cambio Lineartronic CVT de varidador continuo
En Ginebra, Subaru exhibirá su ya consabida alianza con Toyota, con un nuevo microsite en el que se mostrará la primera foto del Boxer Sport Car de la compaa. Esta maqueta tiene como meta mostrar, a trav᭩s de Internet, los nuevos valores que dan vida al prototipo deportivo de tracción trasera que la compaa est᭡ desarrollando conjuntamente con Toyota. Fruto de este acuerdo, nace también en el salón suizo el Subaru Trezia, un minivolumen basado completamente en el Toyota Verso-S y que constituye la nueva plataforma de vehículos pequeños en la que están trabajando los chicos de Fuji Heavy Industries. Mecánicamente estará acoplado sobre un motor gasolina de 1,3 litros o un turbodiésel 1,4 y con unas emisiones de CO2 estimadas de 113 g/km.
Sus medidas son 3,99 m de longitud, 1,69 m de anchura y 1,59 m de altura, mientras que su batalla se sitúa en los 2,55 m. Esta tendencia actual que existe a recortar el tamaño de los coches provoca que nos encontremos con un segmento de lo más rico en modelos, tendencias y pretensiones prácticas. Así este Trezia, que a partir de la primavera será una realidad en el mercado español, se posiciona entre modelos como el Kia Venga, Hyundai ix20, Citroën C3 Picasso, Nissan Note o Renault Modus (todos más grandes) y el Honda Jazz o Opel Agila, más pequeños. En Japón este coche de prominente y anguloso frontal y de pliegues laterales que acentúan sus rasgados grupos ópticos delanteros, ya se comercializa.

a fondo Subaru en el Salón de Ginebra 2