Stoner no falla y marca un ritmo impresionante:

Agencia EFE17 sep 2011
El australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V) no falló y marcó un ritmo impresionante en los entrenamientos oficiales del Gran Premio de Aragón de MotoGP, que se disputará mañana en el circuito de Alcañiz y en los que logró su noveno mejor resultado de la temporada.

Hasta en nueve ocasiones a lo largo de 2011 Casey Stoner ha sido el más rápido de entrenamientos y, por momentos, en Aragón, impuso un dominio casi abrumador frente a sus rivales, quienes se tuvieron que esforzar al máximo para intentar acercarse.

Al final, el único que verdaderamente lo hizo fue Dani Pedrosa (Honda RC 212 V), que acabó a menos de tres décimas de segundo de su propio compañero de equipo, mientras Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) sufrió lo indecible para intentar acercarse a sus rivales, en particular al líder de la clasificación provisional del mundial.

Lorenzo necesita recortar las diferencias respecto a Stoner en el campeonato en todos los grandes premios que restan por disputarse, pero lo cierto es que en "Motorland Aragón" lo va a tener muy complicado puesto que el ritmo impuesto y los tiempos conseguidos por el australiano le convierten en claro favorito a la victoria.

Por momentos, Casey Stoner rebajó a cada vuelta su registro precedente, con una consistencia y seguridad que asustaba, aunque en un determinado momento, cuando logró situar el mejor tiempo en 1:48.663, el fuerte ritmo que imprimió le hizo cometer un error.

Una vuelta después de lograr ese tiempo forzó el ritmo y arañó medio segundo más a su registro sólo en el primer parcial, todo un recorte, pero no pudo sostener ese "tren" y acabó saliéndose de la pista y forzado a "tirarse" al suelo para no impactar con el muro de protección.

Todo quedó en un susto que no le impidió continuar con una ligera progresión hasta instaurar como mejor tiempo de los entrenamientos 1:48.451 al que sólo se acercó, a casi tres décimas de segundo, Dani Pedrosa, mientras que el estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1), tercero, se quedó a algo más de siete décimas de segundo.

Y, si para Stoner el trabajo resultó bastante fácil, en el polo opuesto a lo largo de los entrenamientos se pudo contemplar tanto a Valentino Rossi (Ducati Desmosedici) como a Jorge Lorenzo.

El nueve veces campeón del mundo, Rossi, que estrenó chasis en Alcañiz, acabó decimotercero y ello después de sufrir una caída casi al principio de los entrenamientos que ya de por sí condicionó los mismos.

Por entonces era sexto, pero acabó resultando un espejismo pues aunque mejoró en décimas sus registros posteriormente, no lo hizo en la misma progresión que sus rivales y acabó superado por muchos de ellos, incluido su propio compañero de equipo.

El estadounidense Nicky Hayden, que no cuenta con la última versión de chasis de aluminio para su Ducati Desmosedici, acabó sexto los entrenamientos y como el mejor piloto de la marca italiana, justo por delante de un sorprendente Karel Abraham (Ducati Desmosedici), pues el checo logró su mejor resultado con la séptima plaza de Alcañiz.

Como Rossi, Jorge Lorenzo sufrió lo indecible para mejorar sus registros y si bien al final los sucesivos cambios de neumático trasero le permitieron ganar varias posiciones, lo cierto es que ascendió hasta la cuarta plaza dando muestras inequívocas de que la carrera de Aragón no le será en absoluto favorable salvo que mañana, en los últimos entrenamientos libres, encuentren una puesta a punto que le permita sentirse mucho más cómodo.

Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR) estuvo durante muchos minutos entre los mejores de la cilindrada, pero en el tramo final descendió hasta el undécimo lugar, con Héctor Barberá (Ducati Desmosedici) decimocuarto y Toni Elías (Honda RC 212 V) cerrando la clasificación en el último lugar de la tabla de tiempos.

Por Juan Antonio Lladós