Stoner no deja lugar para la duda y sentencia los entrenamientos en MotoGP:

Agencia EFE15 oct 2011
El australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V) no dejó lugar para la duda y sentenció los entrenamientos oficiales del Gran Premio de Australia de MotoGP con un tiempo inalcanzable para todos sus rivales.

Y, mientras Stoner impuso su ley en la pista, el campeón del mundo español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) se desesperó por momentos al no conseguir superar los problemas con la puesta a punto de su moto, que poco a poco le hicieron ir perdiendo terreno frente a sus rivales y desde la primera plaza que ocupó al principio de la tanda llegó a caer hasta el cuarto lugar.

El campeón del mundo español marcó una primera vuelta rápida de 1:30.991 en su cuarto giro y ahí dio la impresión de estancarse, sobre todo en el último de los cuatro parciales, en el que no conseguía bajar su mejor tiempo personal y le trajo de cabeza durante buena parte de los entrenamientos.

Mientras, sus rivales iban avanzando con paso firme, al margen del australiano Stoner, que lo tuvo en todo momento muy claro, al ver al frente de la tabla incluso a Dani Pedrosa (Honda RC 212 V), quien en constante progresión a lo largo de todo el fin de semana rebajó sus anteriores mejores tiempos si bien en el tramo final no pudo pasar del 1:30.871 y acabó relegado a la octava posición.

En el tramo final de las pruebas oficiales Jorge Lorenzo acertó con los cambios que tuvo que realizar y empezó a arañar décimas para colocarse segundo con 1:30.448, aunque Casey Stoner no pareció tener límite y vuelta tras vuelta, primero 1:30.042, se distanció de todos sus rivales para alcanzar su mayor diferencia con casi medio segundo (0,473) respecto a Lorenzo, merced a su registro de 1:29.975.

Stoner fue el único de los pilotos que pudo romper la barrera del minuto y los treinta segundos para hacerse con el mejor tiempo de entrenamientos, además de con un margen tranquilizador que, en buena lógica, debiera darle la victoria por quinto año consecutivo en su país, aunque si se repiten los resultados de entrenamientos tendrá que esperar para proclamarse matemáticamente campeón del mundo a Malasia, dentro de una semana.

El tercero en la formación de salida, tal y como se vio a lo largo del fin de semana, fue el italiano Marco Simoncelli (Honda RC 212 V), que relegó a la cuarta plaza al español Álvaro Bautista (Suzuki GSV R), quien supo aprovechar el rebufo de algunos de sus rivales para escalar posiciones hasta una más que meritoria cuarta posición final a siete décimas de segundo de Stoner.

A ocho décimas de segundo del australiano acabó un grupo de cuatro pilotos, el italiano Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V), los estadounidenses Nicky Hayden (Ducati Desmosedici) y Ben Spies (Yamaha YZR M 1) y el español Dani Pedrosa.

Una vez más la Ducati Desmosedici del italiano Valentino Rossi no le permitió estar demasiado arriba y acabó en una frustrante decimotercera plaza, a dos segundos de Stoner, que no pone en claro más que la gran distancia que les separa.

El español Toni Elías (Honda RC 212 V) cerró la clasificación de entrenamientos a dos segundos y medio de Casey Stoner.

Juan Antonio Lladós