Stoner intentará sentenciar en casa y Pedrosa buscará la cuarta victoria:

Agencia EFE11 oct 2011
El australiano Casey Stoner intentará sentenciar el Mundial de MotoGP, pues en Phillip Island tiene la primera oportunidad para convertirse en el nuevo rey de la categoría, mientras que Dani Pedrosa llega con el objetivo de sumar su cuarta victoria en la temporada.

Correr en casa y cumplir 26 años este domingo pueden ser una simple anécdota para Stoner si consigue sacarle 10 puntos a Jorge Lorenzo -segundo de la generalen este Gran Premio. Este resultado le proclamaría campeón del Mundo de MotoGP por segunda vez en su carrera deportiva.

Los números de Stoner en Phillip Island no pueden ser mejores. Las cuatro victorias consecutivas en los últimos cuatro años, hacen de este trazado el circuito más exitoso para él.

"Cada año estoy esperando ir a Phillip Island. Hay algunos circuitos en los que disfruto especialmente, evidentemente éste es uno además de Mugelo y Brno, así que estoy deseando llegar y ver cómo va la moto allí. Me encanta volver a correr en casa, siempre me divierte mucho y no vamos allí muy a menudo", comentó Stoner.

El líder de MotoGP apuntó que "además del circuito, el ambiente es increíble, los aficionados son fantásticos" y que disfruta mucho el fin de semana en general.

"Espero que esta semana podamos hacer una buena carrera, me quedé decepcionado en Japón porque sabía cuál era nuestro potencial. Quiero llegar allí y ganar la carrera, como quería haberlo hecho en Japón", recalcó.

"La temporada está siendo fantástica y espero seguir así. Si podemos culminarla con una victoria en Phillip Island, mi carrera de casa, sería como un sueño. Será un fin de semana largo, tenemos mucho trabajo por hacer para ganar el campeonato, pero estamos preparados", agregó.

Su compañero de equipo Dani Pedrosa volverá a competir otra vez en Australia, donde el año pasado no pudo correr por lesión, y llega con el objetivo de sumar la cuarta victoria de la temporada.

Pedrosa se encuentra a un sólo punto del tercer puesto en la general y manifestó sus ganas de llegar a Phillip Island.

"El circuito es muy bonito, con curvas rápidas y muchas derrapadas. Los neumáticos juegan un papel muy importante allí, ya que se usa mucho el lado izquierdo y por tanto es vital la durabilidad", dijo.

"El año pasado intenté volver en Australia después de la operación y en los entrenamientos me di cuenta de que era imposible acabar la carrera. Fue muy duro no poder competir a causa de la lesión y tener que volver a casa con las manos vacías después de tanto esfuerzo. Me gustaría este año poder disputar la carrera en condiciones normales y salir de allí con un buen resultado", señaló.