Stoner, Bradl y Cortese encabezan una aciaga jornada:

Agencia EFE04 nov 2011
El australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V) y los alemanes Stefan Bradl (Kalex) y Sandro Cortese (Aprilia) encabezaron las clasificaciones de sus respectivas categorías en la primera y aciaga jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, última prueba puntuable del campeonato del mundo de motociclismo.

Las condiciones reinantes en el circuito "Ricardo Tormo" de la localidad valenciana de Cheste no resultaron favorables para la práctica del motociclismo y si por la mañana fueron duras aún se complicaron más por la tarde, tras una persistente lluvia que dejó la pista completamente encharcada para la segunda sesión de entrenamientos libres.

En todas las categorías valieron los tiempos de la mañana, en donde se pudo rodar algo más rápido, pero siempre lejos, muy lejos, de los récords de cada cilindrada, aunque con una serie de datos relevantes.

Adjudicado ya el título mundial de MotoGP desde el Gran Premio de Australia, en donde por su cumpleaños se impuso Casey Stoner, el único interés de la categoría reina se centró en el rendimiento de todos los pilotos tras el fallecimiento del italiano Marco Simoncelli en la carrera de Malasia y, en particular, de su amigo Valentino Rossi (Ducati Desmosedici).

Las condiciones de la pista no eran las más favorables, pero en un circuito que a pesar del mal trago de 2006, cuando perdió el título mundial aquí frente al estadounidense Nicky Hayden, por entonces piloto de Honda y ahora compañero suyo en Ducati, no le resulta incómodo, Rossi firmó la tercera posición a escasamente tres décimas de segundo del mejor tiempo de Stoner.

Está claro que cuando lo que vale es el pilotaje y no el rendimiento de la moto, Valentino Rossi se coloca al nivel de todos sus rivales y, en esta ocasión, sólo Stoner y Dani Pedrosa le superaron y, por la tarde, todos ellos tuvieron que sucumbir a las ganas de Álvaro Bautista y su Suzuki GSV RR, que acabaron marcando el ritmo, aunque mucho más lento que por la mañana.

El alemán Stefan Bradl (Kalex) parece tener el camino completamente despejado ante la ausencia de Márquez, quien se encuentra en Cheste, pero sus condiciones físicas no son las más apropiadas para la práctica del motociclismo, por lo que salvo un "milagro", como todos en su equipo lo califican, no podrá luchar hasta la última carrera por el título mundial.

El piloto alemán se lo tomó con calma en todo momento para no cometer errores y después de apenas diez vueltas en los entrenamientos matinales, esperando una mejoría que llegó a medias, acabó siendo el más rápido de Moto2, en donde el mejor español fue Julián Simón (Suter), quien aunque serio, regresó a la competición en la última prueba de la temporada y con ganas de despedida.

Simón no continuará en la escudería de Jorge Martínez "Aspar", eso se nota en el ambiente y hace que la relación sea tensa, pero para el piloto de Villacañas lo más importante es recuperar cuanto antes un estado de forma física que en estos momento dista mucho del ideal para sacar el máximo provecho a su moto.

El francés Johann Zarco (Derbi) tiene muchas ganas de pelear hasta el último segundo por la victoria y el título mundial de los 125 c.c. y si bien hoy fue superado por el alemán Sandro Cortese (Aprilia), marcó las diferencias, demasiado claras, respecto a Nicolás Terol (Aprilia).

El líder del mundial se lo tomó todavía con mucha más calma y aunque fue décimo, su tiempo estaba a más de dos segundos y medio del de Zarco.

Vale que la lluvia y el estado de la pista no eran los más apropiados para arriesgar sobre la moto, pero Terol tiene que recortar las diferencias horarias para, cuando menos, tener controlado en todo momento a su rival.

Adrián Martín (Aprilia), tercero, fue el mejor español, por delante de Efrén Vázquez (Derbi) y con Maverick Viñales (Aprilia) en la octava posición.

Por Juan Antonio Lladós.