SsangYong Tívoli: El SUV pequeño más aprovechable

gen_rep_ssangyong_tivoli_3afc597eba728e085aa0dc07a.jpg
Diego Zotes23 jun 2015
SsangYong lanza su nuevo modelo Tívoli con el que pretende romper todos los moldes, con un diseño más atractivo de lo habitual, un interior bien terminado y confortable y ágiles motores gasolina y diésel de bajo consumo. Además, como es lógico, no faltarán versiones con tracción total.
SsangYong acaba de presentar el que probablemente sea su modelo más ambicioso para Europa y también para nuestro país, puesto que se adentra de lleno en el segmento B-SUV, uno de los que más está creciendo en la actualidad. Tras cuatro años de desarrollo, cinco prototipos previos y nada menos que 280 millones de euros invertidos, el Tívoli definitivo que ya se presentó en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, se lanza al mercado europeo en un tamaño compacto y con un diseño muy atractivo que nada tiene que ver con lo que conocemos hasta ahora de SsangYong.
Pero lo que realmente propone el nuevo Tívoli, es una gran variedad de combinaciones de motores, con diferentes tipos de cambio y diferentes sistemas de tracción, entre las que destaca la tracción total, su especialidad como fabricante desde 1954. Con estas premisas quiere enfrentarse a modelos de renombre como el Opel Mokka, el Renault Captur, el Peugeot 2008, el Nissan Juke o el Skoda Yeti.
Recogiendo el nombre de una bella ciudad italiana, el Tívoli supone el primer vehículo completamente nuevo desarrollado por SsangYong y fabricado en Corea desde hace 5 años, con un diseño muy cuidado y una gran calidad general que va marcar la línea a seguir de los nuevos modelos que están por venir.

detalle_diseo_6e644908de66108af5e70ca6c.jpg

Diseño robusto y dinámico
De inicio su nuevo diseño basado en la filosofía "Nature born" entra por los ojos, combinando la típica robustez de SsangYong, con un aspecto urbano, moderno y dinámico. Destaca el frontal con una parrilla estrecha que acentúa la sensación de anchura y altura uniéndose con las ópticas con luces de tipo proyector y diurnas de LED, así como un paragolpes con nervios marcados y grandes aberturas de refrigeración, que aporta una imagen muy dinámica.
La vista lateral está protagonizada por unas líneas de carrocería que dibujan hombros muy marcados a distintos niveles, fundamentalmente sobre los pasos de rueda que además incorporan protectores plásticos, coronando su poderosa imagen con un original techo flotante formado por pilares A y B en negro brillo y apoyado sobre unas llamativas llantas de aleación de hasta 18 pulgadas. Una moldura cromada o negra, según el acabado, remata la zona inferior de la luneta delantera y las ventanillas laterales demostrando una gran atención por los detalles.El Tívoli es el SsangYong más personalizable, permitiendo combinar atractivos colores en contraste de carrocería y techo
En la zaga las ópticas de LED con orientación vertical y el portón con una original prominencia en la zona central es lo que marcan las líneas de diseño, a juego con un paragolpes que integra el faro antiniebla en el centro de forma destacada.
El nuevo Tívoli es el SsanYong más personalizable, permitiendo elegir carrocerías bicolor. Los colores claros se pueden complementar con techo, retrovisores y llantas oscuras, mientras que los colores oscuros lo hacen con techo y retrovisores blancos y llantas de aleación. Los interiores se pueden elegir en color negro o beige. Además se puede elegir entre tres niveles de equipamiento, Line, Premium y Limited.
Interior funcional y versátil
Pero si la apariencia exterior nos sorprende, el interior no nos deja indiferentes, con un cuidado por los materiales que crean una calidad percibida muy destacada y con un gran trabajo en insonorización. Llaman la atención los ergonómicos asientos de gran sujeción y confort, el nuevo cuadro de instrumentos con dos relojes circulares biselados en cromo y un volante de piel achatado en su zona inferior. Con un habitáculo bien organizado, la funcionalidad es su razón de ser, dejando un espacio para los ocupantes  más que aprovechable que es el mayor de su categoría, tanto en las plazas delanteras como traseras, o en el maletero que cubica de base 423 litros (retirando el organizador de maletero), ampliables hasta los 1.115 litros abatiendo los respaldos traseros.

detalle_interior_50ea3b7edf1ffe3b4d4c60a2d.jpg

Este diseño interior discreto y bien terminado pero funcional, apuesta de lleno por la conectividad y el equipamiento tecnológico exigidos hoy día, como con el innovador sistema de regulación de la dureza de la dirección Flex Steer con 3 niveles, volante multifunción, control de velocidad u ordenador de a bordo con indicador de ángulo de giro de las ruedas. De forma opcional, se puede optar por el sistema de climatización bi-zona con función memoria, un selector de color en la iluminación del cuadro de instrumentos o una nueva pantalla táctil de 7 pulgadas con navegador Tomtom integrado y conexiones Bluetooth, USB y HDMI.
En materia de seguridad incorpora de serie 6 airbags, con un séptimo de rodillas para el conductor en opción, así como un completo control de estabilidad ESP que integra la protección antivuelco ARP, control de tracción, asistente de arranque en pendientes, ABS, asistente a la frenada BAS, distribución electrónica de la frenada EBD y encendido automático de luces de emergencia. Se completa mediante el sistema de monitorización de presión de neumáticos.

detalle_maletero_173ddb432528e67641eba9c60.jpg

Gran variedad de sistemas de propulsión
El Tívoli incorpora unos propulsores de nuevo desarrollo de 1.6 litros de cilindrada de producción propia tanto en gasolina como diésel, éste último por llegar en septiembre. El que pudimos probar es el e-XGi160 atmosférico de gasolina con bloque de aluminio, distribución y admisión variable movidos por cadena, que desarrolla 128 cv de potencia y, asociado únicamente a un cambio manual de 6 velocidades, logra un consumo medio homologado de 6,6 litros.
El diésel por su parte es el nuevo e-XDi160, con turbo de geometría variable e inyección directa por common rail que entrega 115 cv y 300 Nm, que consigue unos consumos muy reducidos que van desde los 4,3 litros con cambio manual y tracción simple 4x2 hasta los 5,9 litros con cambio automático E-tronic de 6 velocidades y tracción total. Estos consumos y sus emisiones equivalentes, les sirven a los diésel manuales para estar exentos del impuesto de matriculación.
La tracción total 4WD del diésel es de tipo conectable que controla el reparto de par entre ejes de forma electrónica mediante un embrague Haldex. Pero además y, como SUV de segmento B fuera de lo normal, es la posibilidad de incorporar un bloqueo de diferencial para circular en superficies deslizantes a baja velocidad. Esto unido a una gran altura al suelo de 167 mm y buenas cotas off-road brindan más polivalencia a la hora de salir del asfalto.

detalle_motor_5375dc53fa8bbccc1fc800bf6.jpg

Precios
Con una campaña de lanzamiento de marca ya incluida, los precios del Tívoli gasolina con cambio manual y tracción 4x2 van desde los 14.900 euros hasta los 18.500 euros, mientras que los diésel se moverán entre los 18.000 y los 21.500 euros, eso sí, con mayor cantidad de elementos de equipamiento en cualquiera de sus acabados.
Para demostrar la confianza que la marca tiene en su nuevo producto, ofrece una garantía de 5 años o 100.000 kms.