SsangYong Rexton II: Nuevo y más potente

Raúl de San Antonio24 nov 2006
Llega el nuevo 270 XVT con turbocompresor de geometría variable, diesel de 186 cv, para el restyling presentado a principios del pasado verano, de 34.150 €.
La marca coreana SsangYong renueva su buque insignia Rexton, lanzado en 2002. Este todoterreno consiguió abrirse un hueco en el mercado gracias a su buena relación  calidad-precio, certificada por las 5.000 unidades vendidas en 2005.

a fondo :: SsangYong Rexton II 1

En estos cuatro años la progresión mecánica del modelo ha sido notoria. Primero llegó el motor de 120 cv, más tarde el de 165, y ahora llega el nuevo 270 XVT con turbocompresor de geometría variable, también diesel, y 186 cv -para el restyling presentado a principios del pasado verano, durante el Salón del Automóvil de Madrid-  que también monta el recién llegado Actyon.
SsangYong calcula que el nuevo Rexton II llegue a la cifra de las 3.500 unidades vendidas este año, sobre las 9.000 previstas para toda su gama, y aumente en 500 para el 2007. Para ello se ha renovado ligeramente la apariencia, se incorpora este nuevo propulsor de 21 cv más y se afianzan sólo dos denominaciones para las versiones de equipamiento, Premium desde 34.150  y Limited por 38.150 euros.
De su nueva imagen destacan unas llantas de diseño más deportivo -coronadas por unas molduras laterales con mayor presencia-, los ligeros retoques de los faros y la parrilla delanteros, y una trasera más estilizada y asentada.
Al volante llama la atención una consola central de diseño moderno con plásticos de calidad y una nueva disposición de los mandos de climatización y audio, además de puerto USB. En el volante se incorporan los mandos del ordenador, radio CD y los pulsadores del cambio secuencial en las versiones automáticas. En cuanto a espacio, el Rexton tiene una gran habitabilidad y capacidad de carga que va desde los 678 litros con bandeja, 1.338 cuando la quitamos, y 2.086 litros si abatimos la segunda fila de asientos -quedando por encima de sus rivales Kia Sorento, Hyundai Santa Fe y Nissan Pathfinder, entre otros-. Además se une a la moda de ofrecer una tercera fila de asientos por un suplemento de 600 .
El coche, dirigido a un público de entre 35 y 55 años con poder adquisitivo medio-alto, tiene unos precios razonables si se echa un vistazo a la larga lista equipamiento de serie (además la marca hace un 12 por ciento de descuento a profesionales).
SsanYong Rexton II 270 Xdi Premium: 34.150
SsanYong Rexton II 270 Xdi Premium Aut.: 37.500
SsanYong Rexton II 270 Xdi Limited: 38.150
SsanYong Rexton II 270 Xdi Limited Aut.: 41.800
270 XVT de 186 CV
SsangYong pretende hacer de las versiones automáticas las más vendidas de su gama. Para ello se ofrece una caja de cambios fabricada por Mercedes-Benz, con opción secuencial y pulsadores en el volante. Todas ellas van asociadas al nuevo sistema de tracción total permanente AWD con un reparto del 40 por ciento para el eje delantero y del 60 por ciento para las ruedas traseras. Las versiones manuales seguirán con el sistema TOD (Torque On Demand). La suspensión trasera también varía, ahora es independiente con ocho puntos de anclaje haciendo más estable al conjunto, lo que permite al conductor un paso por curva más rápido y seguro.

a fondo :: SsangYong Rexton II 2

Como buen coreano la dirección es muy suave y sensible -demasiado a gran velocidad- aun contando con el endurecimiento progresivo. Por lo demás el motor empuja bien y se alcanzan velocidades de crucero muy respetables. Aunque dichas prestaciones se ven penalizadas por ligeras vibraciones en el habitáculo cuando se sobrepasan los 130 km/h.
El enfoque confortable y un concepto más de carretera de esta nueva motorización suprime la reductora, pero mantiene el control de descenso comportándose con mucha soltura en pistas de tierra de dificultad media. El que quiera la reductora tendrá que conformarse con la motorización de 165 cv.
En general el Rexton II se convierte en una opción a tener en cuenta para los que buscan un modelo potente enfocado a la carretera y de gran capacidad de carga, con una relación de precio, calidad y equipamiento bastante competitiva.