Ssangyong mira al futuro

0
Fruto del acuerdo de colaboración firmado en junio de 2014 con el Ministerio de comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, Ssangyong está realizando en su país una serie de ensayos que tienen como objetivo el desarrollo de tecnologías de movilidad alternativa en el medio y el largo plazo. Es Ssangyong, la histórica especialista coreana en todoterrenos y pick up de configuración clásica, y ahora, con sus ojos clavados en Europa, la misma que desembarca con una nueva política de producto que tiene como punta de lanza el SUV más pequeño y asfáltico Tívoli.
Acuerdo de colaboración con el Gobierno coreano
Precisamente a partir de un Tívoli, Ssangyong ha desarrollado un prototipo impulsado por electricidad, dejando en segundo plano a un motor térmico que colabora en tareas de recarga de las baterías. Esta tecnología lo cataloga como un eléctrico de autonomía extendida que no es exactamente lo mismo que un híbrido enchufable (los eléctricos de moda). El modelo en cuestión se denomina Tívoli EVR, fue presentado como concept en el pasado Salón de Frankurt y se lanzará al mercado en el año 2019. El motor eléctrico desarrolla 80 kilovatios y consigue una autonomía máxima de 400 kilómetros, que pasa a ser de 125 kilómetros cuando se usa en modo eléctrico. El motor eléctrico funciona durante 125 kilómetros, consiguiendo una autonomía extendida de 400 gracias a un motor térmico
En los test realizados el Ssangyong Tivoli EVR llegó a alcanzar una velocidad eléctrica máxima de 150 km/h, circulando por lo tanto sin emitir gases contaminantes. Cuando el motor de combustión entra en funcionamiento, aunque sea como fuente de alimentación de las baterías, las emisiones se ajustan a 50 gramos por kilómetro recorrido.
KORANDO AUTÓNOMO
Mientras el automóvil sin conductor (de rabiosa actulidad estos días en nuestro país) está basado en el Korando, el SUV del segmento C de Ssangyong. El prototipo en la pista de pruebas ha equipado un complejo sistema de radares, sensores y cámaras, obteniendo ‘muy buenos resultados’ tanto en los cambios de velocidad, en tramos y en curvas, y evitando obstáculos. De hecho, si se cumplen los plazos previstos, SsangYong pretende comercializarlo en 2020 como vehículo autónomo.SsangYong pretende comercializarlo en 2020 como vehículo autónomo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.