Soria reconoce que el Plan PIVE no es suficiente para salvar al sector:

Soria reconoce que el Plan PIVE no es suficiente para salvar al sector 1
Agencia EFE04 jun 2013
El ministro de Industria, José Manuel Soria, reconoció hoy que el Plan PIVE y el plan de incentivos al vehículo eficiente no son la salvación del sector a la situación de bajas ventas por la que atraviesa.

Soria ha intervenido hoy en un acto organizado por el Foro Nueva Economía, presentando al presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), José Manuel Machado, a punto de cumplir su mandato frente a esta organización.

El titular de Industria apuntó que para revertir la situación del del automóvil hay que trabajar en la triple vía del propio sector, el Gobierno y Europa.

Sobre el primero, el ministro animó a los fabricantes de automóviles y componentes a impulsar la tecnología y la innovación, si bien reconoció que es un sector con un componente muy alto en ambos campos.

El papel de estímulo del Gobierno, para Soria, aparte de las medidas de estímulo a la demanda se corresponde con las reformas estructurales operadas, sobre todo, la de ámbito laboral, que han permitido una favorable evolución de los costes laborales unitarios.

La reindustrialización es el factor clave en el campo de las soluciones atribuidas a Europa y,a este respecto aludió a la defensa que ha hecho su departamento de una petición de Anfac sobre el nivel de emisiones de CO2 en la producción de vehículos, aprobado por Bruselas.

El ministro de Industria fue también taxativo cuando reconoció que 'Europa tiene un problema severo de competitividad'.

Machado, en una especie de acto de despedida de la presidencia de Anfac, repasó el peso de la industria automovilística en materia productiva, de empleo, de creación de riqueza del entorno social, de aportación al dialogo entre los agentes sociales, de su concienciación ante la seguridad vial y la protección medioambiental y de las innovaciones acerca del vehículo inteligente.

El máximo responsable de los fabricantes de automóviles destacó que con estas características, la industria automovilística es una de las vanguardias para superar esta fase de crisis económica.

Apuntó también hacia el 'mucho talento' que tiene esta actividad y el espejo que representa para otros sectores en cuanto a plantear innovaciones en la economía española.

El presidente de Anfac alabó los postulados del libre comercio y de que haya apertura, pero siempre con la premisa de la reciprocidad entre países o regiones, al tiempo que pidió al ministro que el automóvil no sea un comodín de la negociación, 'sino que se mida por sí solo'.

Formuló sus ya conocidas propuestas sobre logística y la importancia que puede tener para España el definitivo perfil del Corredor del Mediterráneo para una zona de España que concentra el 50 % del PIB y que con este instrumento puede ver reforzada su competitividad.

En cuanto al Plan 3 Millones, elaborado por su organización, reconoció que el mercado interno debe adquirir cierto tamaño y que las medidas adoptadas están respaldando la iniciativa.

Sobre ese mercado interno, Machado se atrevió con el pronóstico de un millón de coches en 2015 y llegar a los 1,5 millones en la segunda mitad de la década, mientras que en producción apostó en 2013 por 2,2 millones de unidades, un 11 % más que en 2012.