Soria augura que la recuperación 'vendrá más pronto que tarde':

Soria confía que la planta de Barcelona tendrá la adjudicación de un nuevo vehículo 1
Agencia EFE28 ene 2013
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado hoy que 'hay señales positivas' que indican que el camino iniciado con las reformas económicas del Gobierno 'es el correcto', por lo que ha augurado que 'la recuperación vendrá más pronto que tarde'.

En declaraciones a los periodistas tras inaugurar un simposio sobre sostenibilidad energética, Soria ha asegurado que 'veo la mayor y mejor predisposición por las dos partes (empresa y sindicatos) para llegar a un acuerdo' que garantice que la planta de la Zona Franca se haga con la fabricación de un nuevo vehículo.

'Así lo espero y lo deseo', ha señalado, tras insistir en que confía en que hoy mismo se tomen decisiones que vayan en esta dirección en la reunión que se espera que mantengan los negociadores.

En esta línea, ha calificado de 'buena noticia' el resultado de la asamblea de trabajadores de Nissan afiliados a CCOO y UGT, celebrada el pasado sábado, en la que se aprobó por amplia mayoría una propuesta alternativa que permitiría desbloquear la negociación y cerrar un pacto definitivo.

Este acuerdo, que pasa por aceptar la exigencia de la dirección de crear una doble escala salarial en Zona Franca para reducir costes laborales, permitiría que la planta se adjudicara un nuevo vehículo (su primer turismo), lo que crearía mil puestos de trabajo y garantizaría el futuro de la fábrica.

La adjudicación de este nuevo modelo para la planta de la multinacional nipona en Barcelona 'es bueno para Barcelona, para Cataluña y para España', ha subrayado Soria, quien ha señalado que se enmarca en el 'proceso de reindustrialización' de la economía española.

El ministro también se ha mostrado optimista con la posibilidad de que la marca Seat pueda aumentar a medio plazo la fabricación de vehículos en España, y en concreto en Martorell (Barcelona).

En esta línea, ha destacado que el Gobierno intenta empujar en esta dirección aprobando medidas como la nueva edición del plan PIVE, de ayudas a la compra de vehículos, que duplicará la dotación económica en 2013 (de 75 a 150 millones) en relación a las aprobadas a finales del año pasado.