Smart Fortwo EV: Totalmente eléctrico

Enrique Marco19 jul 2006
No se trata de un híbrido como de los que tanto se está hablando en la actualidad que utilizan un motor eléctrico junto a otro de gasolina para ahorrar combustible, sino de un automóvil totalmente eléctrico, sin motor convencional.
No se trata de un híbrido como de los que tanto se está hablando en la actualidad (los Honda Civic Hybric, Toyota Prius, Lexus RX400h, LS600h y GS450h…) que utilizan un motor eléctrico junto a otro de gasolina para ahorrar combustible, sino de un automóvil totalmente eléctrico, sin motor convencional. Es el Smart Fortwo EV (Electric Vehicle), primicia mundial que la marca del grupo de Mercedes-Benz presenta estos días en el Salón del Automóvil de Londres.

a fondo Smart Fortwo EV 1

De momento no va a pasar a la producción en serie inmediatamente, pero sí se ha acordado comercializar mediante leasing una serie de 100 unidades en el marco de un proyecto piloto a desarrollar en Gran Bretaña. Por tanto, a partir de noviembre de 2006 circularán 100 de estos vehículos por Inglaterra.
Se ha hecho un estudio de costes por kilómetro, y si bien el Smart Fortwo convencional de gasolina está muy por debajo de sus competidores en este campo, con sus 0,06 euros de combustible por kilómetro, con el Smart Fortwo EV sólo es necesario gastar 0,02 euros cada kilómetro. Eso sin contar las subvenciones que cada país, región o ciudad puede añadir, como por ejemplo en Londres la exención del peaje por el acceso al centro urbano.
Este modelo tiene un motor eléctrico de 41 cv de potencia y hace gala de unas buenas prestaciones, ya que en aceleración es prácticamente igual que un Smart Fortwo con motor de gasolina convencional, y alcanza los 120 km/h de velocidad máxima. El consumo del motor eléctrico es de 12 kw/h, lo que se traduce en una autonomía de 110 km, convirtiéndose así en un vehículo ideal para trayectos urbanos. La batería se puede cargar por completo en 8 horas, es decir, que se puede dejar cargando por la noche y tener el Smart eléctrico listo para cada día.

El acumulador es una batería Zebra o también de cloruro de níquel-sodio, pesa 60 kilos, se ubica en el centro de la plataforma y la toma de carga está detrás de la tapa del depósito donde normalmente se sitúa la boca de llenado de combustible. El motor queda atrás, en el mismo sitio donde irían los motores diesel o gasolina. Allí mismo se encuentra el cambio, que en el Smart Fortwo EV sólo tiene una velocidad hacia delante y otra hacia atrás.

Por medidas exteriores y por espacio interior y para el maletero el Smart Fortwo EV es idéntico al convencional de gasolina o diesel. Todo el habitáculo es igual, y únicamente cambia en el tablero de mandos el indicador de carga de la batería, en sustitución del cuentarrevoluciones.