SL 63 AMG World Championship 2014: El Mercedes de los campeones

mercedesportada_c543c126774d4240ff1d3feaf.jpg
Raúl Toledano02 dic 2014
Para conmemorar el doblete en el Mundial de F1 2014 de Pilotos y de Constructores Hamilton y Rosberg han diseñado una edición limitada del Mercedes SL 63 AMG World Championship 2014. Cuentan con detalles exclusivos, casi íntimos. Se venden en Alemania juntos (629.510 euros) o por separado (320.110 €), incluido un casco utilizado por los pilotos.
Las grandes marcas de automovilismo, Mercedes está entre ellas, saben sacar rédito a las fechas o acontecimientos especiales, como por ejemplo, ganar un campeonato de Fórmula 1. El fabricante alemán ha arrasado de principio a fin la temporada 2014 que acaba de concluir, y es por eso que presenta esta edición especial conmemorativa para coleccionistas, denominada SL 63 AMG World Championship 2014. Una producción limitada a 19 unidades, el número de grandes premios del calendario, lanzada en dos colores, negro con ribetes dorados para el campeón Lewis Hamilton y un blanco más elegante con detalles en gris para el subcampeón Nico Rosberg.

mercedesapoyo_30db38b232436e4e348711746.jpg

Sobre la base del roadster más deportivo de la casa (que mantiene el motor de gasolina 5.5 V8 biturbo de 537 cv), Mercedes ha dado un giro de tuerca a un ya exclusivo SL 63 AMG, al contar con la inestimable ayuda de los propios pilotos. Así por ejemplo cada una de las 19 unidades del SL 63 AMG World Championship 2014, además de poder elegirse en color blanco o negro, cuenta con una placa recordatoria de uno de los circuitos en los que ha habido Fórmula 1 este año, una inscripción que indica el lugar que ocupó ese Gran Premio en el calendario, o unas alfombrillas bordadas con el anagrama del circuito en cuestión.

mercedesapoyo_e7812f4c00669fe6042187a2e.jpg

Además, los 19 propietarios recibirán un casco utilizado en alguna carrera por Hamilton o Rosberg, un cronógrafo IWC Ingenieur firmado por los pilotos y una invitación para asistir al Gran Premio de Australia de Fórmula 1 que abre el curso 2015. Sin evolución mecánica que valga, pero como veis con un gusto por los pequeños detalles a la altura del mitomano sibarita y adinerado que se haga con uno de ellos. Eso sí, tendrán que viajar o importarlo, porque únicamente se vende en la patria de Mercedes, Alemania: 629.510 euros la parejita y 320.110 € una unidad.Casco, cronógrafo e invitación al GP de Australia 2015, incluidos en el precio