Skoda Yeti 2014: Luciendo imagen de marca

skodayetiportada_3ce3691a513a0a1011f976230.jpg
Raúl Toledano14 ago 2013
Skoda renueva su crossover compacto Yeti para 2014, previo paso por el Salón de Frankfurt, donde la marca checa pone al día los acabados interiores, los equipamientos tecnológicos y fundamentalmente la imagen exterior de un Yeti que a su original diseño estrenado en 2009 añade ahora los rasgos estéticos de los últimos modelos de la marca.
El fabricante checo Skoda continúa con su proliferante actividad de lanzamientos de modelos. Después de los nuevos Citigo, Rapid, Octavia, y de la actualización de su buque insignia Superb, es el turno del modelo más genuino de la gama: el Yeti, singular crossover donde los haya y al que cuatro años después de su nacimiento le tocaba una pertinente revisión para adaptarse al lenguaje de diseño de los últimos Skoda presentados. Sin perder su personalidad, el Yeti 2014 destaca por unas formas más horizontal, dotándole de un extra de elegancia y aplomo que el modelo saliente carecía.
A partir de aquí, no se puede hablar de un restyling en profundidad, sino de unos retoques en puntos claves de su carrocería. El Yeti sigue teniendo un diseño juvenil pero alcanza con esta actualización un grado de madurez que antes no tenía. En su frontal destaca la desaparición de los grupos ópticos auxiliares de diseño redondeado, que ahora se reagrupan en unos faros rectangulares más modernos y con la posibilidad de montar (opcionalmente) bi-xenón y diodos de LED para el alumbrado diurno. También son nuevas las luces antiniebla en la zona inferior de un paragolpes delantero rediseñado, así como una parrilla más estilizada y sobre la que luce el nuevo logo de la marca. En la zaga se modifican ligeramente las formas del portón, el paragolpes y los grupos ópticos.No se puede hablar de un restyling en profundidad, sino de unos retoques en puntos claves de su carrocería
Skoda habla en su comunicado de dos versiones distintas. Un Yeti urbano y un Yeti off-road. En las fotografías facilitadas se puede ver que las diferencias entre uno y otro, son pocas, limitándose a que las protecciones laterales, frontales y traseras de los paragolpes están pintadas en el color de la carrocería en la versión urbana y se mantienen de plástico negro en la versión off-road, que además añade el característico labio inferior cromado bajo la parrilla que refuerza sus dotes off-road. El resto de cambios estéticos, como es habitual en este tipo de actualizaciones, afecta a las llantas de aleación (con cuatro nuevos diseños) y a los colores de la carrocería (nuevos colores como el Blanco Luna, Verde Jungla, Gris Metálico y  Marrón Mágnetico), mateniéndose las barras sobre el techo. Por dentro, las ligeras modificaciones alcanzan al diseño del volante, la tapicería de los asientos y las molduras decorativas en puertas y salpicadero.

apoya_e3540315701a43f191652fe52.jpg

MÁXIMA POLIVALENCIA
Al no cambiar sus dimensiones exteriores, tampoco varían sus cotas interiores (con un maletero de 405 litros) ni su versatilidad interior (con las tres plazas traseras pudiéndose abatir o extraerse independientemente). En lo que sí hay cambios es en la dotación de equipamientos, donde el Yeti se había quedado desfasado en relación a otros modelos de la marca. Por primera vez en un Skoda se incluye la cámara de visión trasera, y por primera vez en un Yeti se incluirá el asistente de aparcamiento en línea automático y el sistema KESSY de acceso y arranque sin llave. En el Yeti 2014 no faltarán las célebres soluciones Simply Clever de la marca (estrena doble suelo y luz tipo LED extraíble en el de maletero, un compartimento para el chaleco de emergencia o una papelera en la puerta delantera) ni sus características clásicas a mitad de camino entre un monovolumen (mesas plegables tras los asientos delanteros o plaza de acompañante abatible para ofrecer 1.760 litros de carga) y un todocamino (maletero con puntos de anclaje y ganchos).
Por primera vez en un Skoda se incluye la cámara de visión trasera
Entre las mecánicas, el Yeti 2014 apuesta por siete motores probadísimos en diferentes marcas y modelos del Grupo VAG, cuatro diésel y tres gasolina, con potencias comprendidas entre los 105 y 170 cv, cajas de cambio manuales y automáticas DSG de seis o siete relaciones, y la opción de montar la tracción integral gestionada por un embrague Haldex de quinta generación. De las siete motorizaciones mencionadas, contarán con el eficiente paquete Green tec (sistema Star-Stop, la frenada regenerativa y los neumáticos de baja resistencia a la rodadura) tres de ellas: el gasolina 1.4 TSI de 122 cv y los diésel 1.6 TDI de 105 cv con DSG de 7 velocidades y 2.0 TDI de 140 cv con cambio manual de seis marchas. El colofón a los motores de bajo consumo lo pondrá el Skoda Yeti 1.6 TDI GreenLine de 105 cv, tracción delantera y cambio manual, con un consumo medio homologado de 4,6 l/100 km.Con una altura libre al suelo de 180 mm, el Yeti podrá montar la tracción integral con embrague tipo Haldex de quinta generación
Para concretar más detalles sobre los motores que llegarán al mercado español, las combinaciones exactas de éstos con las transmisiones comentadas, y la gama final con sus precios exactas habrá que esperar unas semanas más. La comercialización del Skoda Yeti 2014 está prevista para finales de año.