Skoda Superb: Limusina de tamaño medio

Diego Zotes19 may 2008
La marca checa refuerza su gama con su renovado buque insignia, el Superb, que cambia en todos los frentes para conquistar el segmento de grandes berlinas y superar de largo a su antecesor.
La marca checa Skoda refuerza y actualiza su nueva gama de modelos con su renovado buque insignia Superb, que presenta cantidad de novedades en todos los frentes para conquistar el segmento de grandes berlinas y superar de largo a su antecesor. Este modelo es un producto en el que la marca ha depositado toda su confianza para 2008, tanto a nivel de ventas como a nivel de imagen. Lo más destacado del nuevo Superb a primera vista es la inmensa silueta que dibuja su habitáculo, muy al estilo del Volkswagen Phaeton, sorprendiendo a cualquiera al entrar al vehículo, sobre todo en la zona trasera de los pasajeros. Asimismo, para profundizar en este objetivo de confort y espacio, presenta un innovador sistema denominado Twin-door para ofrecer una carrocería tanto de cuatro como de cinco puertas, permitiendo abrir la tapa del maletero o el portón trasero al completo con la ventanilla incluida, facilitando el acceso al maletero.

a fondo Skoda Superb 1

Con estas renovadas cualidades y precio siempre muy competitivo, el Superb llegará a nuestro mercado para hacerse un hueco entre la competencia más voraz del segmento de berlinas de gran tamaño, con rivales tanto del ámbito más comercial como alguno del segmento premium. Encontramos como rivales directos al nuevo Mazda 6, al nuevo Citroën C5, al Volkswagen Passat, al Hyundai Sonata, al Honda Accord, al Ford Mondeo o al nuevo Chrysler Sebring, e incluso algunos más distinguidos como la Serie 3 de BMW, al Mercedes Clase C, al Audi A4 o al Volvo S60. Las versiones iniciales que llegarán durante el mes de junio serán el 1.9 TDI de 105 cv, el 2.0 TDI de 140 cv con cambio manual y automático DSG y el 1.8 TSI con cambio manual. Ya para el mes de julio se prevé la llegada del poderoso diésel 2.0 TDI de 170 cv con common rail asociado tanto a cambio manual como automático DSG, y será después del verano cuando se complete la gama con los motores 1.4 TSI de 125 cv, el 1.8 TSI y el 2.0 TDI de 170 cv con tracción total, el cambio automático DSG de 7 velocidades para el 1.8 TSI y el tremendo 3.6 FSI V6 de 260 cv con tracción total y cambio DSG.
A pesar de haber dado un paso importante tanto en el aspecto estético como mecánico y de confort, el diseño del Superb se presenta conservador respecto a la anterior generación, con unas proporciones muy similares a las de aquel, que parezca mentira a primera vista, aunque con una imagen más sólida e imponente. En el frontal y en la zaga hay destacados detalles que han cambiado notablemente el aspecto del Superb, como las marcadas líneas del capó, la nueva parrilla más grande enmarcada en cromo que sugiere mayor lujo, los grupos ópticos rasgados grabados en su interior con el nombre Superb o la reubicación de la placa de matrícula en el paragolpes dejando un portón de maletero más personal y permitiendo colocar los logotipos de grandes dimensiones de la marca y del modelo. Pero lo más característico del nuevo Superb es el largo techo que permite un espacio interior para los pasajeros sobresaliente. Este espacio está contorneado exteriormente por una línea cromada que sugiere gran clase y elegancia, combinado con las llantas de aleación de hasta de 18 pulgadas en las versiones superiores.
El espacio interior ha experimentado un crecimiento notable en todas las posiciones. Delante y detrás ha ganado espacio vital para todos los pasajeros, mientras que en la zona trasera éstos podrán estirarse sin restricción, como si fueran en una limusina. Los materiales empleados en el interior son de primera calidad y de un tacto excelente. El salpicadero simétrico en forma de olas y con tres diferentes colores ambientales abarca todos los sistemas de confort y seguridad situándolos a mano del conductor. Asimismo, el volante incorpora los mandos de las funciones de audio, del teléfono móvil y del ordenador de a bordo. El conjunto interior está protagonizado por la consola central que en los acabados superiores alberga el sistema de audio y navegación asociados a una pantalla LCD táctil y a un disco duro de 30 Gb. Por debajo encontramos el sistema de climatización de fácil manejo.
La mayor innovación en lo que se refiere al espacio interior viene de la mano del nuevo sistema de apertura variable del maletero Twin-door, que puede convertir el vehículo en un cuatro o cinco puertas con sólo presionar un botón, mejorando notablemente el acceso a una inmensa capacidad de carga de 565 litros con los asientos traseros en posición vertical, mientras que si se abaten los respaldos de dichos asientos puede alcanzar la impresionante cifra de 1.670 litros, algo inusual en un turismo y que mejora notablemente la vida a bordo.
El equipamiento de seguridad disponible para el Superb es muy completo en cualquiera de sus tres acabados Comfort, Ambition o Elegance, con elementos destacados desde la versión básica como volante regulable en altura y profundidad, aire acondicionado, siete airbags, sistema Twin-door de apertura variable del maletero, radio CD con lector de MP3 y los sistemas de seguridad como ABS, EBD, ASR o ESP. Entre las opciones más interesantes encontramos el sistema de iluminación adaptativa AFS con faros bi-xenon o el novedoso asistente al aparcamiento Park Assist, así como un sistema de navegación con pantalla táctil y disco duro de 30 Gb o los asientos calefactables delante y detrás.
Para mover al Superb se han destinado inicialmente los más modernos motores del grupo Volkswagen, que ofrecen las mayores prestaciones obteniendo unos consumos realmente reducidos. Así, para después del verano se podrá optar por una gama completa con tres propulsores de gasolina y tres diésel, todos de inyección directa, que configurarán una gama muy amplia y variada, pero ahora se puede elegir entre varios muy interesantes.
Entre los primeros, el motor estrella en gasolina será el 1.8 TSI con 160 cv y un par motor de 250 Nm, que acelera de 0 a 100 km/h en sólo 8,6 segundos y consumo 7,6 litros a los 100 km. En diésel se puede elegir entre el 1.9 TDI de 105 cv y 250 Nm, que logra unas prestaciones aceptables y un bajo consumo de 5,7 litros a los 100 km, mientras que en el siguiente nivel encontramos el 2.0 TDI de 140 cv y un par motor de 320 Nm, que acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos, subiendo el consumo sólo a 5,9 litros a los 100 km.
En cuanto a los sistemas de cambio disponibles hay un cambio manual de 5 velocidades para el diésel pequeño, uno manual de 6 velocidades, por el momento, para el intermedio de gasolina y para el diésel grande, que también podrá optar por el cambio automático DSG de 6 velocidades.
El chasis del Superb ha sido cuidadosamente puesto a punto para mejorar el confort de conducción y reducir el ruido de rodadura que se filtra al habitáculo, haciendo que en su interior nos sintamos como en un coche de lujo. Se ha suprimido el balanceo de la carrocería creando la mejor relación entre dinamismo y comodidad, incrementado por una nueva dirección electromecánica que facilita la maniobrabilidad del coche y transmite gran agilidad de movimientos. Además, para mayor seguridad no faltan de serie todos los avanzados sistemas fundamentales de ayuda a la conducción para afrontar las situaciones peligrosas con la máxima tranquilidad.
Los precios de la gama inicial del Superb quedan como sigue:
-Superb 1.9 TDI Comfort: 22.840 euros
-Superb 2.0 TDI DPF Comfort: 25.340 euros
-Superb 2.0 TDI DPF Comfort DSG: 28.490 euros
-Superb 1.8 TSI Ambition: 26.040 euros
-Superb 1.9 TDI Ambition: 24.440 euros
-Superb 2.0 TDI DPF Ambition: 26.340 euros
-Superb 2.0 TDI DPF Ambition DSG: 29.490 euros
-Superb 1.8 TSI Elegance: 28.590 euros
-Superb 2.0 TDI DPF Ambition: 26.340 euros