Skoda Superb Combi 2.0 TDI: El rey del espacio

superbcd_portada_cd231193dc8719f46ccfce9b2.jpg
Enrique Marco16 dic 2013
Nos subimos al familiar más espacioso del segmento, el Skoda Superb Combi, el cual ofrece el maletero más grande y el mayor espacio en las plazas traseras. Lo probamos con el archiconocido motor 2.0 TDI de 140 cv, el cual se ha montado ya en millones de unidades del Grupo VW con un excelente rendimiento.
El buque insigina de la marca Skoda, el Superb, se renovó el pasado mes de junio con algunos retoques estéticos. Por su parte, la versión familiar Combi llegó por primera vez al Superb en la actual segunda generación, y fue en 2010 cuando se lanzó este Superb Combi, modelo que sigue siendo el familiar generalista más capaz del mercado. Ahora en Autocity nos subimos a la versión 2.0 TDI 140 cv Ambition con cambio manual del nuevo Superb Combi, una combinación que con los descuentos actuales se ofrece por 25.686 euros, resultando un precio muy competitivo que le otorga una posición de privilegio en el segmento de los familiares de gran tamaño.
a favor-El maletero más amplio del mercado-Plazas traseras muy espaciosas-Comodidad y calidad de fabricaciónen contra-Diseño de carrocería muy conservador-Interior austero
Los familiares más grandes, y por tanto rivales más directos, tales como el Peugeot 508 SW o el Opel Insignia Sport Tourer, lo tienen realmente difícil para contrarrestar las virtudes de nuestro modelo hoy probado. No obstante, otras referencias debemos buscarlas en el seno del Grupo VW, ya que por ejemplo una alternativa a nuestro protagonista es el más moderno aunque algo más pequeño Octavia Combi, que a igualdad de equipamiento, motor y cambio es unos 2.000 euros más barato que el Superb Combi. Si la comparación la realizamos con la casa matriz, Volkswagen, las equivalencias son muy favorables para este Superb Combi, ya que cuesta prácticamente lo mismo que un modelo sustancialmente más pequeño como es el Golf Variant y unos 4.000 euros más económico que un Passat Variant, el cual tampoco puede ofrecer las cotas de espacio y capacidad de carga del modelo probado.
Así las cosas, queda claro pues que el Skoda Superb Combi es una de las mejores opciones por relación precio/producto para quien necesite un familiar grande y busque un buen precio. Y es que por menos de 25.000 euros que cuesta la versión de acceso con el acabado Active es todo un privilegio encontrar un automóvil de 4,83 metros de largo con un maletero de 633 litros ampliable a 1.865 litros. Además las terminaciones y la calidad de este Superb Combi son de brillante factura, sin lujos ni alardes de diseño, pero con una percepción de coche de gama alta bastante notable. Todo ello combinado con un motor del que hablaremos más adelante pero del que poco nuevo podemos decir, ya que el archiconocido 2.0 TDI de 140 cv del Grupo VW ha sido montado en millones de unidades del grupo y en todas ellas se ha caracterizado por su notable rendimiento. Nuestra unidad venía con el cambio manual  y con el sistema de tracción delantera, aunque este coche con este motor es posible pedirlo tanto con cambio automático DSG como con tracción 4x4; lógicamente con incremento de precio.

superbcd_xdel_25a6faa9e795b605caefe376f.jpg

Viendo a primera vista el nuevo Skoda Superb Combi nos damos cuenta de que ha sido modificado estéticamente por su nueva parrilla delantera con el nuevo escudo de la marca, los grupos ópticos rediseñados (los pilotos traseros ahora tienen franjas de leds y los faros delanteros pueden traer luces diurnas de leds) o los paragolpes y las llantas. No obstante, como es habitual los leds diurnos vienen de serie sólo en los acabados más altos, y nuestra unidad de pruebas (con el segundo escalón de equipamiento, el Ambition) traía como dotación estándar la luz diurna pero halógena, no de leds. Por lo demás, el acabado Ambition incluye de serie las barras cromadas del techo, los contornos de las ventanillas plateados y las llantas de aleación de 16 pulgadas entre otras cosas.Nuestra unidad de pruebas corresponde al acabado Ambition, el segundo nivel de la gama.
En el interior tampoco hay grandes cambios, pero sí nuevos volantes con el nuevo escudo, nuevos tapizados y algún  que otro pequeño detalle modificado. De este modo el Superb sigue ofreciendo un cómodo puesto de conducción en el que estamos ante un salpicadero sobrio, pero de buena calidad de ajustes y buena apariencia general. Eso sí, en materia telemática, el moderno Octavia, aunque se supone que es de un escalón inferior, presenta opciones más avanzadas con pantallas para la consola central más completas y vistosas. Nuestro acabado Ambition incluía de serie las inserciones en aluminio, la pantalla multifunción con radio-cd y MP3,  climatronic, asientos con regulación lumbar, volante de cuero, etc. Pero el punto fuerte de nuestro protagonista de hoy es ajeno al nivel de equipamientos o la motorización elegida, ya que lo que realmente entusiasma de este Superb Combi es el espacio para los pasajeros en las plazas traseras y el volumen de maletero. No recordamos ningún otro coche –de no ser una berlina de representación con carrocería larga- con tanto espacio para las piernas en las plazas traseras, ni tampoco otro automóvil de su segmento con un maletero tan grande y aprovechable. Sencillamente, el Superb Combi es el líder en estos aspectos.

superbcd_xint_6609b368755bcd60e705dbfe2.jpg

Arrancamos el Superb Combi 2.0 TDI 140 cv y a pesar de ser un propulsor ya veterano ofrece un nivel de refinamiento más que aceptable. Tiene un par motor de 320 Nm desde 1.750 rpm, y la verdad es que esa diferencia de 10 cv respecto a las últimas realizaciones de la misma  unidad motriz apenas se notan. Sí notamos por ejemplo respecto al nuevo Octavia 2.0 TDI de 150 cv la diferencia de peso, ya que son unos 200 kilos más para llegar en el caso de nuestra unidad de pruebas a 1.554 kilos. No es que con este peso sea torpe ni mucho menos, pero evidentemente los modelos más pequeños y ligeros pueden obtener mejores cifras de prestaciones y consumos además de una mejor dinámica de conducción.Aunque responde bien y gasta poco, al conducir el Superb Combi se nota que llevamos un coche muy grande.
Aún así este gran familiar solo gasta 4,6 l/100 km de media y emite 121 g/km de CO2, lo cual podemos catalogar como unos excelentes valores para un coche de su tamaño. En aceleración no es un tiro, pero los 10,1 segundos en el 0 a 100 km/h son bastante aceptables y la velocidad punta más que de sobra: 211 km/h.  En la práctica nos encontramos con un vehículo que dispone de la fuerza necesaria en todo momento salvo que queramos practicar una conducción deportiva. No obstante, para quien le guste este coche y sí que desee unas prestaciones más destacables, que sepa que por 2.140 euros más puede optar por la evolución de 170 cv de este mismo 2.0 TDI, en este caso con unos registros muy buenos que, por ejemplo, rebajan el tiempo de aceleración en un segundo y medio.

Por lo que se refiere al comportamiento dinámico, el modelo probado es un coche muy cómodo y a la vez estable. No es precisamente ágil, ya que el considerable tamaño y peso junto a un tarado de suspensiones que prima el confort invitan a practicar una conducción relajada. Los neumáticos 205/55 R16 son totalmente adecuados para la puesta a punto del coche, aunque opcionalmente se pueden pedir para llanta de 17 o incluso 18 pulgadas; algo que no vemos necesarios por criterios de comportamiento, tan solo por gustos estéticos. Por lo demás, aunque nos encanta el cambio DSG, decir que esta caja manual del Superb cumple con su cometido sin pega alguna, ya que su guiado es muy preciso y sus desarrollos acordes con la filosofía del coche. En definitiva, un buen conjunto para un gran coche, tanto por tamaño como por valoración global del mismo.

superbcd_xtras_5ac6c0f3985ed266643920716.jpg