Skoda Spaceback: El Rapid se compacta

rapidspaceback_ec969562ab2c327c9c9574ae7.jpg
Raúl Toledano27 sep 2013
Probamos el primer compacto de Skoda. Se llama Spaceback, perdiendo el apellido inicial de Rapid, la berlina compacta de la que deriva. 18 centímetros más corto, el Spaceback destaca por su amplio espacio de maletero y plazas traseras dentro del segmento C en el que compite. Con motores TSI y TDI de 85 a 122 cv, su precio con promociones parte de los 11.840 €.
Como sucedió con el lanzamiento de la variante campera del Octavia, que se llamaba Skoda Octavia Combi Scout y pasó a denominarse Scout a secas, Skoda repite la fórmula de abreviar al máximo el nombre comercial de una carrocería muy específica. Es decir que para el mercado español, el Spaceback (4,30 metros de longitud) renunciará a su apellido paterno Rapid, con la que comparte equipamientos (hay un par de novedades), motores, chasis (se dice en el comunicado que se ha optimizado la suspensión trasera) y distancia entre ejes (2,60 metros). A mediados de octubre, en los concesionarios
En relación a sus dimensiones exteriores, el Spaceback es un coche muy grande por dentro. Mantiene prácticamente intacta la habitabilidad interior del Rapid, recortando únicamente el voladizo posterior para acentuar la compacticidad del diseño exterior, y no se olvida de potenciar uno de los pilares fundamentales en la expansión de la marca Skoda: el maletero. Abriendo el práctico portón trasero, nos encontramos con un cofre de maletero de 416 litros (550 l tiene el Rapid), de formas muy regulares, soluciones prácticas (doble fondo o redes), profundo, y con un piso de carga más bajo respecto al voladizo del portón, situado a 68 centímetros del suelo. Abatiendo los respados traseros, la capacidad de carga supera los 1.300 litros.En relación a sus dimensiones exteriores, el Spaceback es un coche muy bien aprovechado por dentro
Así las cosas, y enfrentándolo a rivales catalagados como compactos familiares con carrocerías de cinco puertas, únicamente el nuevo Peugeot 308 (470 l) ofrece más maletero que este Skoda Spaceback. Entre las alternativas de dimensiones similares, Citroën C4 (408 l) y Honda Civic (401 l) mantienen el pulso, mientras que sus primos lejanos VW Golf y Seat León (380 l) pierden la batalla con el compacto checo. También, tienen maleteros más pequeños los compactos más largos, véase, Mazda3 (364 l) o Opel Astra (370 l), ambos superando los 4,40 metros de longitud.La misma batalla de 2,60 metros y el voladizo trasero recortado, cruciales para darle ese aspecto de hatchback
La gama estará organizada a partir de tres niveles de acabados: Active, Ambiton y Elegance. Con cualquiera de ellos serán de serie seis airbags, ABS, ESC, anclajes Isofix, o el control de presión de neumáticos. Como equipamientos extras estrellas, el techo panorámico (novedad respecto al Rapid) y el navegador. En el primer caso se trata de una superficie negra acristalada que sustituye al techo cerrado llegando hasta el alerón trasero (600 €) y al que puede añadirse un portón pintado parcialmente también en negro (800 €) hasta la altura de la matrícula (ver foto). El techo panorámico pertenece a un paquete exclusivo que también incluye las luces antiniebla con función de alumbrado en curva "Cornering". En el caso del navegador, con pantalla a color y táctil sobre la consola central, siempre será un equipamiento opcional valorado en 500 €.

apoyo_1e9960183ec118d5daed51649.jpg

Un Spaceback Active ya incluye de serie elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado o aire acondicionado. El acabado Ambition añade al Active los cristales tintados, la pantalla multifunción, asiento del conductor ajustable en altura, un compartimento para las gafas de sol, tiradores de las puertas y otros detalles cromados, elevalunas eléctricos traseros, volante multifunicón con control de radio y conexión USB o control de velocidad de crucero, entre otros. Finalmente, el acabado Elegance monta llantas de aleación de 16 pulgadas, climatizador automático, volante multifunción con control de radio y teléfono, bluetooth y asiento del pasajero ajustable en altura. Todos los acabados contarán con paquetes de personalización específca: 240 € el del Active, 565 € el del Ambition y 215 € el Elegance, que pone el broche al Spaceback con llantas de 17”, sensores de parking posteriores, lunetas traseras oscurecidas, ESP Plus y los portavasos en la plaza central trasera al abatir el respaldo de ésta hacia delante.Los niveles de equipamiento se completan con paquetes que incluyen varios e interesantes elementos a muy bajo coste
Por dentro, la apariencia interior apenas cambia en relación al Rapid, más allá de algunas aplicaciones o molduras nuevas sobre la parte frontal del salpicadero y un volante diferente que según el acabado puede contar con mandos multifunción. El puesto de conducción sigue destacando por la sencillez de la instrumentalización, con la pantalla digital informativa en el panel de mandos entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro; asientos muy cómodos pero con poco agarre; y una excelente visibilidad acompañada de una colocación muy a mano del pomo del cambio, que, como el volante y el freno de mano, podrán ir forrados en piel en los acabados superiores."No vamos a tener el coche más bonito del segmento, pero sí nos igualamos a través de un diseño sutil con la competencia", indica Iñaki Nieto, director de Skoda España
Estéticamente, visto de perfil, parece un calco del Audi A3 Sportback, con un montante superior y una caída del techo que pueden invitar a pensar que se trata de una carrocería familiar. En el frontal, las líneas horizontales de los últimos diseños de la marca están muy presentes, con faros delanteros de xenón (segunda novedad en relación al Rapid) y luces antiniebla con función de alumbrado en curva (extra) dominando la parrilla y el paragolpes inferior, respectivamente. Y en la zaga, el diseño más modernista y cuadradote de las ópticas conjugan con acierto con el enfoque juvenil que quiere transmitir Skoda con el nuevo Spaceback.

apoyo_bdf69a0998d880b2fd7d52973.jpg

MERCADO
Y precisamente de rejuvenecer la marca nos habla la gente de Skoda España. Actualmente, en el mercado español Skoda vende siete modelos y 30 versiones diferentes, abandonando la estrategia de posicionar sus vehículos entre segmentos. Ahora, la apuesta es firme: Citigo (segmento A), Fabia (B), Spaceback (C), Rapid (C-D), Octavia (D), Superb (E) y Roomster/Yeti (crossover), pasando de cubrir el 55% del mercado al 80%, con unas previsiones de ventas para el Spaceback de 3.500 unidades/año completo que tiene que servir para que la cuota de mercado de Skoda en España suba del 3 al 4 por ciento. Como curiosidad, y aunque Skoda España quiere comercialmente separar las gamas Spaceback y Rapid, las previsones apuntan a que, reagrupándolas, de cada diez ventas realizadas ocho serían Spaceback por tan solo dos Rapid, que se quedaría como filón de ventas en el segmento taxi.En España, dentro del segmento C de Skoda, el Spaceback será el modelo de volumen y el Rapid destinado al sector del taxi
Volviendo al producto Spaceback, toca hablar de las motorizaciones presentes, tres gasolina TSI (1.2 y 1.4 litros) y dos diésel TDI (1.6 l), entre 85 y 122 cv de potencia, todas de inyección directa, turboalimentadas y asociadas de serie a cajas de cambio manual de cinco o seis velocidades, según el motor, excepto el 1.4 TSI de 122 cv de potencia, que se combinará con el DSG de siete relaciones, siendo la única mecánica que estará gravada por el impuesto de matriculación al 4,75%. Por su parte, el pequeño diésel TDI de 90 cv también podrá adaptarse al DSG de siete velocidades por un sobrecoste de 1.650 €. Todos los motores estarán disponibles con las versiones GreenTec (Star/Stop, neumáticos de baja resistencia a la rodadura, recuperación de energía en frenada e indicador del momento óptimo del cambio de marcha, por un sobrecoste de 260 €). Y en noviembre llegará el Skoda Spaceback GreenLine, basado en el bloque 1.6 TDI 90 cv, y que consumirá 3,8 l/100 km equivalentes a unas emisiones de CO2 de 99 g/km.Motores entre 85 y 122 cv de potencia, y exentos de pagar el impuesto de matriculación, salvo el 1.4 TSI gasolina de mayor potencia, de serie con DSG
Englobado dentro de una estrategia global de la marca de Skoda, que pretende vender 1,5 millones de coches para 2018, este Spaceback será crucial en Europa occidental, donde dos de cada cinco coches vendidos son los denominados hatchback (compactos de 5p), una parcela sin abonar por el fabricante de origen checo. Skoda, perteneciente al Grupo VAG que ha desarrollado para sus diversas marcas la plataforma MQB de la que se vale por ejemplo el nuevo Octavia, ha apostado en este Spaceback por un chasis del segmento B pero con la batalla alargada y voladizos recortados, así como una ligera rebaja de la altura y una puesta al día del eje de torsión trasero que en conjunto aportan un confort y una estabilidad propias del segmento C. Cuanto menos, después de una pequeña toma de contacto en Verona (Italia) con el Spaceback, estamos ante un compacto ágil, no de los punteros –le falta eficacia en la frenada y es bailón en pleno apoyo al trazar curvas cerradas-, pero sí suficiente para desenvolverse con el entusiasmo que se le presume a un vehículo que tan sólo pesa 1.055 kg, ofrece un coeficiente aerodinámico de 0,30 Cx, y la respuesta de sus motores resulta aprovechable en un relativo amplio margen de revoluciones. La última buena noticia son los consumos reales, ajustados incluso en circunstancias desfavorables: con el motor 1.2 TSI de 105 cv y cambio manual de 6 velocidades marcaba 6,2 l/100 km y con el 1.6 TDI 90 cv con caja manual de 5 velocidades, 5,1 l/100 km.En la prueba dinámica, los dos motores más demandados, el 1.2 TSI de 105 y el 1.6 TDI de 90 consumieron 6,2 y 5,1 l/100 km
PRECIOS SPACEBACK                                                                    
        PVP                        PVP-PROMOCIÓN         PVP-PROMOCIÓN Y PIVE
1.2 TSI 85CV ACTIVE      16.940 €                            12.840 €         11.840 €
1.2 TSI 105CV ACTIVE        17.640 €                         14.140 €         13.140 €
1.4 TSI DSG 122CV ACTIVE   20.090 €                        16.451 €         15.451 €
1.6 TDI CR 90CV ACTIVE    18.280 €                      13.990 €              12.990 €
1.6 TDI CR 90CV ACTIVE DSG 19.930 €                       15.640 €          14.640 €
1.6 TDI CR 105CV ACTIVE Green TEC    19.290 €               15.000 €      14.000 €
1.6 TDI CR 105CV ACTIVE                   18.980 €              14.690 €        13.690 €
1.2 TSI 85CV AMBITION                     18.020 €              14.520 €          13.520 €
1.2 TSI 105CV AMBITION                  18.720 €               15.220 €          14.220 €
1.4 TSI DSG 122CV AMBITION           21.170 €               17.531 €            16.531 €
1.6 TDI CR 90CV AMBITION               19.360 €             15.070 €              14.070 €
1.6 TDI CR 90CV AMBITION DSG          21.010 €              16.720 €             15.720 €
1.6 TDI CR 105CV AMBITION Green TEC    20.370 €        16.080 €           15.080 €
1.6 TDI CR 105CV AMBITION               20.060 €             15.770 €          14.770 €
1.2 TSI 85CV ELEGANCE                      19.270 €              15.770 €           14.770 €
1.2 TSI 105CV ELEGANCE                   19.970 €               16.470 €             15.470 €
1.4 TSI DSG 122CV ELEGANCE           22.420 €               18.781 €            17.781 €
1.6 TDI CR 90CV ELEGANCE               20.610 €               16.320 €            15.320 €
1.6 TDI CR 90CV ELEGANCE DSG          22.260 €             17.970 €             16.970 €
1.6 TDI CR 105CV ELEGANCE GreenTEC 21.570 €             17.280 €              16.280 €
1.6 TDI CR 105CV ELEGANCE             21.310 €               17.020 €              16.020 €