Skoda Scout TDI DSG: El familiar 4x4 más racional

a fondo Skoda Scout TDI DSG 1
Enrique Marco24 jun 2011
Skoda ofrece un familiar con tracción 4x4 que puede rivalizar sin complejos frente a los SUV compactos e incluso en algunos apartados superarles claramente. Su motor TDI de 140 cv y el cambio DSG son muy buenos
CONTACTO
Muchas veces nos preguntan sobre cuál puede ser una compra racional, y entre las opciones que podemos dar casi siempre encontramos un modelo de la marca Skoda. En el caso que hoy nos ocupa, si un comprador potencial está pensando en un familiar muy amplio, con tracción integral 4x4 y un eficaz cambio automático, con un brillante comportamiento dinámico y mecánico, y que todo ello lo combine con un precio ajustado, la recomendación es clara: Skoda Octavia Scout 2.0 TDI 140 cv DSG. Bien es cierto que con estos requerimientos apenas hay rivales, pues entre los familiares 4x4 con estilo todocamino de esta categoría tan solo podemos citar al Audi A4 All Road, al Saab 9-3X y al Subaru Forester.
De cualidades similares a éstos, el mercado ofrece una amplía oferta en el segmento de los SUV, pero no siempre estos vehículos, tan de moda en la actualidad, son más recomendables. Un ejemplo de esta comparación lo podemos encontrar en la propia marca Skoda, cuyo SUV Yeti 2.0 TDI DSG sólo cuesta 1.000 euros menos que nuestro protagonista de hoy y no es tanto coche como nuestro Scout, el cual le aventaja tanto en espacio interior como en empaque. El PVP del modelo probado es de 32.250 , aunque con los descuentos promocionales que ahora tiene la marca se podría quedar en 29.250 . No es precisamente de bajo coste, pero ofrece un atractivo cóctel y no hay que olvidar que es la versión más completa, ya que sin el cambio DSG cuesta 3.150 euros menos y con el motor 1.8 TSI de 160 cv la diferencia aumenta hasta los 4.150 euros menos.Su diseño resulta sencillo pero robusto y actual
Estéticamente este modelo no hace gala de ningún alarde de diseño, pero está muy bien resuelto. Si bien el Octavia Scout nació en la primavera de 2007, dos años después recibió el profundo restyling que caracterizaba a toda la gama. Ahora el familiar campestre de Skoda potencia su aspecto robusto y lo combina con detalles muy actuales como las luces de día mediante leds. Por supuesto no faltan ni las barras del techo cromadas, ni los pasos de rueda abultados y terminados en plástico negro ni los protectores de bajos en aluminio. En definitiva, una serie de medidas que no solo le identifican como modelo de adecuado para el off road sino que, para opinión de muchos, mejoran su imagen en general.

a fondo Skoda Scout TDI DSG 2

Las proporciones de medidas exteriores y espacio interior de este coche son fantásticas, pues si bien con sus 4,58 metros de longitud no es excesivamente voluminoso, el maletero de 580 litros ampliables a 1.620 litros es de los mejores del mercado. Estamos por tanto ante un coche muy bien aprovechado y diseñado de forma práctica e inteligente. En cuanto al espacio para los pasajeros es más que adecuado, con unos asientos cómodos que facilitan largos viajes de forma confortable.
De equipamiento este modelo va bien servido, con todos los airbags y controles electrónicos de ayuda a la conducción que podríamos esperar, incluso con el asistente al arranque en pendientes. El climatizador es bizona, las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 225/50, y tampoco se olvidan detalles como el volante de cuero con mandos del equipo de sonido o el ordenador de viaje. Como extras más destacados figuran los sensores de ayuda al aparcamiento (370 el trasero y 705 el trasero y delantero), los faros de xenón (815 ), la tapicería de cuero (1.825 ), el techo solar (930 ) o los navegadores (uno sencillo con pantalla de 5" por 540 o otro más completo de 6,5" por 1.835 ).La combinación de motor 2.0 TDI de 140 cv y cambio DSG es estupenda
Y finalmente vamos a hablar de su comportamiento, que como esperábamos no nos deparó ninguna sorpresa. Se trata de una combinación de motor y cambio que ya habíamos probado en múltiples ocasiones (2.0 TDI de 140 cv con la caja DSG), y nos sigue pareciendo una de las mejores fórmulas del mercado. No obstante, al ir montada en una carrocería bastante grande y tener el esfuerzo extra de la tracción 4x4, las prestaciones se resienten un poco, de modo que el Octavia Scout se tiene que conformar con una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y una velocidad máxima que por poco no llega a los 200 km/h. Evidentemente son cifras bastante buenas, aunque quizá los conductores más dinámicos hubiesen preferido que se ofreciese la opción de 170 cv. En cuanto a los consumos, 6,2 l/100 km es una cifra excelente y real si conducimos cumpliendo las limitaciones vigentes, aunque, como en todos los casos, a poco que nos excedamos se incrementan sustancialmente.

a fondo Skoda Scout TDI DSG 3

Las sensaciones que el Skoda Octavia Scout proporciona al volante son las mismas que en un turismo, y la estabilidad y la excelente pisada en el paso por curva están plenamente garantizadas. El motor no es demasiado ruidoso ni deja sentir mucho las vibraciones, y combinado con el extraordinario cambio DSG resulta muy agradable de utilizar. Eso sí, en este caso no disponía de levas de cambio en el volante, por lo que invita a olvidarse de la función secuencial y dejar la palanca en la posición D. En cuanto a sus posibilidades campestres, con sus 179 mm de distancia libre al suelo, este modelo da algo más de confianza a la hora de transitar por caminos, ya que algunas piedras o baches que sí lastimarían a un turismo, pueden ser salvadas por el Scout. Por su parte, la tracción Haldex 4x4 de cuarta generación se muestra como una gran aliada si los terrenos están resbaladizos, ya sea por barro, tierra, nieve o simplemente una lluvia intensa.