Skoda RS: 40 años de Rally Sport

skodarsaniversariopor_10139811cd18aab08d698a4c9.jpg
Raúl Toledano30 may 2014
En 1974 Skoda lanzó los primeros modelos RS (Rally Sport), el 180 RS y el 200 RS, turismos que sacaron a la luz la cara más deportiva y dinámica de la marca checa y que 40 años después siguen en la palestra con los RS más modernos y tecnológicos de la historia que tienen en el último Octavia RS el Skoda más rápido de la historia.
Las siglas RS inscritas en un portón o una parrilla de un modelo de Skoda se traducen en altas prestaciones y deportividad. Así lleva siendo en los últimos 40 años, periodo en el que la marca de origen checo llegó a competir con sus máquinas de Rally Sport en prestigiosas competiciones internacionales. Skoda utilizó las siglas RS por primera vez para designar un modelo en 1974. Los Skoda 180 RS y 200 RS son considerados los coches RS originales. La razón para su desarrollo fue el deseo de competir en las carreras más prestigiosas, así como desafiar a las grandes marcas internacionales en las pistas de carreras.

skodaapoyo_59d8e0129eb13ea87e8ab0eb0.jpg

Después de solo medio año de preparación, en la primavera de 1974, Skoda lanzó tres modelos de alto rendimiento (un 180 RS, y dos 200 RS), que compitieron de forma oficial por primera vez en junio del mismo año en el por aquel entonces conocido como Rally Skoda. Aquellas máquinas volaban gracias a sus soluciones técnicas avanzadas, como el motor de dos litros con un árbol de levas que desarrollaba 160 cv de potencia. Concretamente el 200 RS, asociado a una transmisión de origen Porsche, era capaz de alcanzar una velocidad punta de 210 km/h.

apohyo_2caad6f9139e5ad274600033a.jpg

Las experiencias positivas con el 200 RS desembocaron rápidamente, un año más tarde, en el siguiente RS de la saga. El Skoda 130 RS (casi 4 metros de largo, 1,72 m. de ancho y 1,34 m. de alto), conocido en los mentideros como el Porsche del Este, fue uno de los coches de carreras más exitosos de su época, un potente competidor en rallys hasta principios de los 80: una doble victoria en el Rally de Monte Carlo de 1977, un triunfo en el Campeonato de Europa de Turismos de 1981 o éxitos en Rally Barum, el Rally de Bohemia o el Rally Sumava, avalaron su existencia. El Skoda 130 RS era un automóvil a propulsión, con motor de cuatro cilindros de 1.3 litros, una potencia de 140 cv y una velocidad máxima de 220 km/h. Los carburadores Weber para la mezcla de combustible y aire, una culata de ocho puertos y la lubricación por cárter seco, fueron algunas de las últimas tecnologías estrenadas en este RS.El Skoda 130 RS era conocido como el 'Porsche del Este'
LA NUEVA ERA
En 1996, ya bajo el paraguas del Grupo Volkswagen, Skoda presenta su nueva berlina Octavia, y cuatro años después, en 2000, su primera criatura RS de la nueva era: el Octavia RS, producido entre 2000 y 2005 con un motor gasolina de cuatro cilindros en línea 1.8 TSI de 180 cv de potencia y cambio manual de cinco velocidades. El RS del milenio conjugaba los mejores valores como vehículo familiar gracias a unas generosas cotas interiores con el más alto rendimiento de las motorizaciones de origen Volkswagen. El Octavia RS era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y alcanzar una velocidad punta de 235 km/h. En 2001, la marca lanzó una edición limitada de 100 unidades del Octavia RS WRC Edition, basada en el coche que desde el año 1998 competía en el Campeonato Mundial de Rallys y que incluía elementos de diseño y técnicos específicos como unas llantas de aluminio de 17 pulgadas, faros de xenón y ESC de serie.

tamano_10c4ec4722b25451bb946dc0a.jpg

En 2003, Skoda volvía a reunir dos modelos RS en su gama. Al Octavia RS se unió el Fabia RS, el primer tres puertas y el primer diésel con siglas RS. El Fabia RS de primera generación estaba basado en el motor de gasoil de 1.9 litros y 130 cv combinado con una transmisión de seis velocidades. El utilitario deportivo pasaba de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos y tenía una velocidad punta de 204 km/h, siendo uno de los subcompactos GTI con mejor relación precio/rendimiento del mercado.El Fabia RS fue el primero de la saga Rally Sport en montar un motor diésel
A la moda del gasoil también se unió en 2006 el Octavia RS de segunda generación: motor TDI de dos litros y 170 cv de potencia. Por su puesto, Skoda mantenía la alternativa de una motorización gasolina, en esta ocasión, el bloque 2.0 TSI que rendía 200 cv de potencia, y que por primera vez, tanto en ciclo gasolina como diésel, se podía asociar al cambio automático de doble embrague y seis velocidades DSG. El nuevo Octavia RS gasolina superaba en todo a su antecesor: aceleraba de 0 a 100 km/h en sólo 7,2 segundos (que hasta entonces eran 7,9) y alcanzaba una velocidad máxima de 240 km/h.
Durante el Salón de Ginebra en 2010, Skoda presenta la segunda entrega del Fabia RS. Siete años después de su debut, el Fabia más dinámico incorporaba a la gama una caja automática DSG de siete relaciones y con el motor de nueva generación TSI de 1.400 cm3 rendía 180 cv de potencia, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y obteniendo una velocidad máxima de 224 km/h.
La tercera generación del Skoda Octavia RS, basado en la misma plataforma modular MQB de la que derivan los Audi A3 o Volkswagen Golf, se ha convertido en el Skoda más potente y rápido de todos los tiempos. Los clientes pueden elegirlo con carrocería de tipo berlina o familiar y bien combinado con el motor diésel de 184 cv o el gaoslina 2.0 TSI de 220 cv, en este último caso disparándose hasta los 248 km/h de velocidad punta y tardando menos de siete segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado.

apoyo_4f64877176d08c09417899230.jpg