Skoda Roomster: Una atracción práctica

Diego Zotes07 jun 2006
Llega el Roomster de Skoda, un nuevo monovolumen compacto a la vanguardia en diseño, con una gran practicidad y modularidad interior para cinco pasajeros y con robustos motores Volkswagen de hasta 105 cv en diesel y gasolina.
Desde el próximo mes de octubre podremos disfrutar en España del nuevo Roomster, el nuevo monovolumen compacto de Skoda, con el sello del Grupo Volkswagen, que se viene a sumar a los tres exitosos modelos de la marca, el compacto Fabia, con su versión familiar Combi, la berlina media Octavia, también con versión Combi y la gran berlina Superb. Con esta nueva creación se adentra por primera vez en el segmento de los monovolúmenes y muestra una idea muy original de versatilidad e innovación, aportando un diseño muy original, gran espacio interior bien resuelto y una extraordinaria modularidad de los asientos.

Los propulsores elegidos para mover inicialmente este monovolumen compacto han sido 5 pequeños motores del Grupo Volkswagen, dos de gasolina y tres diesel con potencias que van desde los 70 cv hasta los 105 cv, todos ellos combinados con cambio manual de 5 velocidades, que para final de año se unirá uno automático secuencial Tiptronic de 6 relaciones para el motor de gasolina 1.6 16V de 105 cv.

a fondo :: Skoda Roomster 1

De precios no se sabe nada hasta la fecha, aunque se presupone que ofrecerá, como siempre ha hecho la marca, una relación calidad/precio/equipamiento muy atractiva, convirtiéndose en un duro rival para modelos como el Opel Zafira, el Renault Scenic, el Toyota Corolla Verso, el Seat Altea, entre otros muchos, que seguro estarán bastante por encima en precio, como también lo están en potencia y prestaciones de sus propulsores.
Imagen original
La estética exterior refleja fielmente la imagen avanzada por el prototipo con el mismo nombre que se mostró en el Salón de Frankfurt de 2003. Por formas y medidas, con 4,205 metros de longitud, 1,684 metros de anchura y 2,617 metros de batalla, se identifica claramente con el segmento monovolumen compacto, aunque diferenciándose de sus rivales directos con un diseño muy poco convencional. El conjunto se muestra muy aerodinámico traducido en un diseño innovador, a pesar de tratarse de un monovolumen al que se ha dotado de gran espacio interior.

a fondo :: Skoda Roomster 2

La mayor originalidad la encontramos en unas ventanillas totalmente asimétricas, con las delanteras imitando a las frontales de un avión y las traseras mucho más grandes y altas, que permiten gran visibilidad desde la zona trasera destinada al transporte de carga y pasajeros. La zona frontal hasta el pilar B (hasta la puerta trasera) se ha realizado asemejándose al diseño del cockpit de un avión, con una forma redondeada en la parte inferior de la ventanilla delantera transmitiendo dinamismo, y la zona trasera aparenta ser como una habitación integrada en el conjunto, con mayor superficie acristalada en línea con el techo y casi hasta el paso de rueda, para permitir gran visibilidad a los pasajeros de las plazas de atrás. El tirador de las grandes puertas traseras está encastrado sobre el pilar C. La zaga muestra un práctico portón que llega hasta el paragolpes inferior, facilitando la carga de los objetos más voluminosos. Para transmitir una imagen moderna, los pilotos posteriores se enmarcan en un color plata, destacando también por mostrar una exclusiva iluminación en forma de "C".
Gracias a una gran modularidad de los asientos conocida como sistema VarioFlex, el volumen del maletero se puede transformar según necesidades, así como la organización de los asientos, colocándose la capacidad entre los 450 y los 530 litros con los asientos habilitados y pudiendo circular hasta con sólo los dos asientos delanteros habilitados. Los asientos traseros se pueden plegar, reclinar o quitar individualmente, ofreciendo una cómoda configuración de 2+2 asientos muy cómoda para cuatro pasajeros. Si se extraen los 3 asientos independientes traseros, la capacidad de carga aumenta hasta los 1.780 litros.

Dado su enfoque funcional y para lograr el máximo espacio posible, el habitáculo se ha dividido en dos zonas diferentes gracias a una gran distancia entre ejes, la zona de conducción (driving room) que muestra un tablero de instrumentos de diseño sencillo y ergonómico, así como unos asientos cómodos que pueden ajustarse al gusto de los ocupantes, siempre en una posición algo más alta que la habitual en un turismo, y una zona trasera diseñada como si fuera una sala de estar (living room), cómoda y personalizable con los tres asientos independientes y el amplio maletero, que destaca por la anchura entre los pasos de rueda. Multitud de huecos portaobjetos recorren el habitáculo para facilitar la vida a bordo en el Roomster, mientras los materiales plásticos de realización de todo el interior son muy resistentes al uso diario, aunque a la vista resultan de peor calidad. Aún así la calidad general percibida resulta muy atractiva.

a fondo :: Skoda Roomster 3

Como es habitual en los modelos Skoda, está equipado con numerosos detalles prácticos, inteligentes y de confort, así como pequeños detalles de lujo que incrementan en gran medida el bienestar a bordo. Entre los elementos más destacados del equipamiento de serie encontramos los espejos retrovisores que pueden ajustarse eléctricamente (según el acabado), el aire acondicionado manual (Climatic) o automático (Climatronic), volante regulable en altura y profundidad, doble toma de corriente de 12 V en la consola y el maletero y el sistema de redes para la sujeción de la carga. Entre las opciones figuran el techo solar panorámico, un soporte para bicicletas en el maletero, así como un sistema de navegación portátil con pantalla a color fruto del acuerdo con "Via Michelin".
Para la comercialización del Roomster, Skoda ha elegido dos motores de gasolina y tres diesel de potencia media. Entre los de gasolina de cuatro cilindros figuran el 1.4 litros de 86 cv con 132 Nm de par motor a 3.800 rpm y el alegre 1.6 litros con 105 cv y un par de 153 Nm a las mismas 3.800 rpm. La gama diesel se compone de dos motores TDI, un 1.4 de tres cilindros y un 1.9 litros. El bloque de 1.4 litros se ofrece con dos potencias, una con 70 cv con un par de 155 Nm entre las 1.600 y las 2.800 rpm y otra con 80 cv y 195 Nm a 2.200 rpm. El diesel más potente para el Roomster es el 1.9 TDI con 105 cv declarados, que genera unos poderosos 240 Nm que entrega a tan sólo 1.800 rpm, cuyas prestaciones son sorprendentes.

a fondo :: Skoda Roomster 4

Las velocidades máximas que se pueden alcanzar en el Roomster, dependiendo de las motorizaciones, van desde los 158 km/h hasta los 184 km/h. El motor de gasolina de 1.6 litros 16V resulta el más veloz en la aceleración de 0 a 100 km/h, con una demora de 10,9 segundos. Todos los motores se combinan con cajas de cambios de 5 velocidades, aunque para final de año se ofrecerá una caja automática secuencial Tiptronic de 6 velocidades para ese potente 1.6 litros, que permitirá seleccionar las marchas manualmente.
Comportamiento intachable
Lo innovador del Roomster, además de su peculiar imagen, es su excelente comportamiento dinámico, que gracias a su amplia distancia entre ejes, la suspensión McPherson delantera y la semi-independiente trasera, una altura total de 1,607 metros, la posición de conducción dominante y la dirección electrohidráulica, proporciona un equilibrio de chasis excepcional, sin apenas inclinaciones. Pudimos comprobarlo tanto con mecánica gasolina como diesel, apreciándose una diferencia en el tarado de la suspensión, evidentemente, algo más duro en la versión diesel para sostener un mayor peso.

a fondo :: Skoda Roomster 5

Si todo este buen hacer no fuera suficiente para garantizar la máxima seguridad, elementos de seguridad activa como el ABS con MSR (regulación del momento del par) de serie, o incluso el sistema antideslizamiento ASR y el control de estabilidad ESP opcionales, cobrarían todo el protagonismo para evitar cualquier tipo de accidente.
El alto nivel de seguridad se completa con toda una batería de airbags delanteros y laterales, los pretensores en los cinturones de seguridad, los reposacabezas delanteros y traseros y el sistema Isofix en los asientos traseros exteriores, que garantizan la protección de los ocupantes.