Skoda Octavia Combi: Familiar muy recomendable

Diego Zotes19 nov 2004
Si ya el Octavia Combi que aún está disponible en los concesionarios destacaba por una gran capacidad de carga, la segunda generación le supera con creces, llegando su maletero hasta los 580 litros o 1.620 litros si se abaten los asientos traseros. Su línea, aunque no “rompe” con la del modelo aún vigente, ofrece un diseño muy elegante, y con él podemos comprobar como un modelo familiar puede convencer estéticamente.
Inicio
FAMILIAR MUY RECOMENDABLE

a fondo :: Skoda Octavia Combi 1

Todavía faltan unos meses para que salga al mercado el nuevo Skoda Octavia Combi, pero con motivo de la presentación internacional a la prensa nos trasladamos hasta la República Checa para probar este interesante modelo familiar. El lugar elegido no fue fruto del azar, pues Skoda es marca de origen checo, aunque lo cierto es que en la actualidad a sus nuevos modelos les queda tan poco de checo como a los Seat de españoles. Hoy el rendimiento de sus motores y los estándares de calidad son altísimos, y además juegan con la ventaja de ofrecer un precio realmente competitivo. Los del Octavia Combi no se han dado a conocer todavía, ya que en el resto de mercados europeos se comenzará a vender en 2005, concretamente en España en el mes de marzo.
  Si ya el Octavia Combi que aún está disponible en los concesionarios destacaba por una gran capacidad de carga, la segunda generación le supera con creces, llegando su maletero hasta los 580 litros o 1.620 litros si se abaten los asientos traseros. Su línea, aunque no “rompe” con la del modelo aún vigente, ofrece un diseño muy elegante, y con él podemos comprobar como un modelo familiar puede convencer estéticamente. Además, su calidad de terminación y ajuste de materiales tanto interior como exterior nos parece muy elevada.
Mecánicamente, como en el nuevo sedán, los nuevos familiares de Skoda se benefician de las últimas unidades propulsoras del Grupo VW-Audi, es decir los famosos FSI de gasolina y los excelentes 2.0 TDI. Inicialmente serán tres opciones de gasolina y dos diesel los motores que compondrán la gama: 1.6 de 102 cv, 1.6 FSI de 115 cv, 2.0 FSI de 150 cv, 1.9 TDI de 105 cv y 2.0 TDI de 140 cv. Las cajas de cambio podrán ser manuales de cinco o seis velocidades, o automática de seis velocidades. Unos meses después llegarán también las efectivas cajas DSGpara los TDI (las cuales se acaban de presentar como opción para el modelo sedán).
Desde su lanzamiento habrá también un Octavia Combi 4x4, opción muy recomendable por su capacidad de tracción en firmes resbaladizos como barro o nieve. Además de su sistema de tracción total tipo Haldex, esta versión 4x4 presenta unas suspensiones de mayor recorrido para superar mejor los obstáculos fuera de la carretera (lo “elevan” 25 mm respecto al de tracción delantera, con lo cual posee una distancia libre al suelo de 160 mm).
Los equipamientos para el mercado español todavía no se han definido, y como hemos dicho antes tampoco los precios, aunque conociendo la cuantía de los Octavia sedán modernos y las diferencias de precio entre los anteriores sedán y Combi, no es arriesgado aventurar que habrá un familiar de Skoda que rondará los 18.000 euros, una cifra que le situará muy bien frente a la competencia. Y hablando de competencia, el nuevo Octavia Combi podrá ser comparado tanto con los familiares derivados de compactos (Megane Grand Tour, 307 Break, Astra Wagon…) como con los familiares derivados de berlinas (C5 Break, Mondeo Wagon, Passat Variant…). Afortunadamente para los intereses de Skoda, por precio estará muy cerca de los primeros y por capacidad e imagen más cerca de los segundos.
Enrique Marco, Autocity
19 de Noviembre de 2004
Impresiones

IMPRESIONES

a fondo :: Skoda Octavia Combi 2


Antes de “subirnos” al nuevo Skoda Octavia Combi nos detenemos un instante a observar su línea, y al detalle vemos que ha ganado mucho respecto al modelo anterior y que sigue una tendencia muy al estilo VW, ya que dentro del Grupo VAG el Audi se destaca por su exclusividad y deportividad, y ahora Seat por sus formas innovadoras. Por tanto el nuevo Octavia Combi posee un estilo “más tipo VW Passat Variant”, es decir, elegante y con una buena impresión de calidad.
Por medidas en nuevo Octavia Combi, al igual que el sedán, ha crecido en todas sus cotas respecto al modelo precedente, aunque no demasiado. De largo mide 4,57 metros (+8 cm), de ancho 1,77 metros (+4 cm) y de alto 1,47 metros (+1 cm), siendo su distancia entre ejes de 2,58 metros (+7 cm). Accediendo a su interior comprobamos la comodidad que prestan todas sus plazas, y un maletero que queda muy bien resuelto, con huecos en la bandeja para el paraguas, compartimentos laterales ocultos, e incluso un doble fondo opcional. Por lo que se refiere a la calidad percibida en su interior, no es la de un Audi, pero el aspecto y ajuste de los materiales se encuentra a la altura de las circunstancias.
Pasemos a la acción. Probamos los dos topes de gama en sus respectivos tipos de combustible, el 2.0 FSI de 150 cv y el 2.0 TDI de 140 cv, más una breve toma de contacto con un Combi 4x4 2.0 FSI. Poco nuevo se puede decir de estos motores, ya que se utilizan en diversos modelos Seat, Audi y VW. El 2.0 FSI de inyección directa de gasolina no ofrece la alegría del anterior 1.8 T de idéntica cifra de potencia, pero sí hace gala de un “andar” muy fino y de unos consumos bastante contenidos (en el Octavia Combi no se han declarado todavía, sí sus prestaciones, que son de 212 km/h y 9,4 segundos en el 0 a 100 km/h). Lo del 2.0 TDI de 140 ya “es para nota” pues su motor tiene de todo: buena respuesta, altas prestaciones, finura y poco consumo (en el Octavia Combi 5,5 l/100 km de media, 207 km/h y 9,7 segundos de 0 a 100 km/h).
El comportamiento en carretera se le puede calificar de sobresaliente, pues su chasis y tarado de suspensiones brindan un gran confort de marcha, pero a la vez da mucha confianza y seguridad por su brillante estabilidad. Como guinda al pastel, el cambio de marchas (de seis velocidades en estos dos casos) se maneja de forma muy precisa. Eso sí, cuando salga el DSG será una opción muy a tener en cuenta, ya que su eficacia (probada en otros modelos del Grupo VAG) es impresionante.
Y de la breve prueba del Octavia Combi 4x4 por los resbaladizos bosques checos nos quedamos con la excelente capacidad de tracción y correcta actuación del ESP. También decir que esa mayor altura libre al suelo (que a simple vista ya se percibe) da algo más de confianza a la hora de circular por caminos con muchos baches u obstáculos. Sin duda la versión 4x4, aunque no porta esos parachoques negros y el resto del “look” campestre que tan de moda está en otras marcas, es una buena opción frente a los solicitados familiares con tracción total del tipo Alfa Romeo Crosswagon.