Skoda Fabia RS: Divertido, eficaz y económico

a fondo Skoda Fabia RS 1
Enrique Marco08 jul 2010
Ya está disponible el Skoda Fabia RS, probablemente el utilitario deportivo más interesantes del mercado. Lo hemos probado y lo hemos exprimido al máximo en circuito.
Ya está disponible el Skoda Fabia RS, probablemente el utilitario deportivo más interesantes del mercado. Lo hemos probado y lo hemos exprimido al máximo en circuito (en Parcmotor, Castellolí, a 55 km de Barcelona) asesorados por el líder del campeonato de España de Rallys de Asfalto Alberto Hevia (Skoda Fabia S2000). La verdad es que nos ha impresionado mucho por su efectividad, y muchísimo por la facilidad con la que se conduce al límite. Se trata de un vehículo muy seguro, y es tan rápido que incluso en nuestra jornada de pruebas pudimos compararlo con un Octavia Combi RS y vimos como, en circuito, es más rápido el utilitario gracias a su contenido peso y manejabilidad.
Ya hemos anticipado que el Fabia RS se comporta de maravilla, pero vamos a ver como su posicionamiento en el mercado es todavía más sorprendente. Y es que, ya con la nueva tasa de IVA del 18%, cuesta 20.000 euros justos, lo que significa que es 3.312 euros más barato que el Seat Ibiza Cupra; y, a buen seguro, resultará entre 4.000 y 5.000 euros más barato que el Volkswagen Polo GTI que está a punto de llegar. También es más barato que un Opel Corsa OPC, que un Renault Clio Sport o que un Alfa Romeo MiTo QV. Dicho todo esto parece que estamos ante un chollo, y entonces nos preguntamos ¿tiene algo negativo este coche? Está claro que objetivamente hablando no, y el único apartado en el que probablemente no alcance muy buena nota es totalmente subjetivo: el de la estética. Y ya no se trata sólo de que el diseño de sus faros, parrilla, paragolpes, etc pueda gustar o no gustar, sino que sus proporciones no acompañan, ya que se trata de un coche alto (1,49 metros) y estrecho (1,69 metros), lo cual no encaja muy bien con lo que esperamos de un deportivo.
Pero a cambio de una estética y unas proporciones un tanto cuestionadas, obtenemos una habitabilidad muy notable, con un maletero y unas plazas traseras más cómodas que las de sus “primos hermanos” (Ibiza Cupra y Polo GTI). También debemos recordar que el Fabia RS es obligatoriamente de cinco puertas, al contrario que el Ibiza Cupra, que ha de ser de tres con su denominación SC. En el caso del vehículo que nos ocupa, decir que su maletero ofrece 300 litros de capacidad o 1.163 litros si se abate la fila de asientos trasera. Por cierto, las plazas traseras son más adecuadas para tallas altas que en el resto de competidores gracias a la mayor altura antes comentada. Lo que ya no es tan positivo es su peso total -1.318 kilos- pues supera en más de 100 kilos al de sus “primos hermanos”.
Más aspectos positivos los encontramos a la hora de analizar su equipamiento de serie y sus posibilidades de personalización. De serie el Fabia RS trae el eficaz cambio DSG de siete velocidades, unos controles de ayuda a la conducción que incluyen el diferencial electrónico XDS y el sistema de ayuda al arranque en pendientes Autohold, climatizador, airbags de cabeza, luces de día mediante leds, sensor de presión de neumáticos, asientos deportivos, volante de cuero con levas de cambio, llantas de aleación de 17 pulgadas y numerosos aditamentos deportivos e inscripciones del logo “RS”. Además, sus ocho colores de carrocerías se pueden combinar con tres colores de techo y otros tres de llantas. Y como opciones, nos encontramos con extras interesantes a un precio contenido, como el navegador: 435 €.
Finalmente podemos dar unas breves impresiones de su conducción. Se trata de un coche que en la posición “D” del cambio DSG ofrece un comportamiento muy civilizado y adecuado para el día a día, tanto en ciudad como en carretera, y combinado con unos consumos bastante contendidos: 6,2 l/100 km. Ahora bien, cuando podemos dar rienda suelta al motor 1.4 con doble sobrealimentación y 180 cv de potencia nos encontramos ante un verdadero deportivo que no sólo empuja y suena de maravilla, sino que frena, pasa por curva, y tracciona como un estupendo bólido “casi” de competición. Utilizamos la posición “S” o el modo manual y el paso de una marcha a otra se produce de forma vertiginosa, obteniendo unas aceleraciones y unas prestaciones fantásticas (7,3 segundos de 0 a 100 km/h y 224 km/h). Y lo mejor de todo es que su chasis y su electrónica están tan bien afinados que este coche lo permite todo, dando una confianza al conductor extraordinaria. Llevado al límite se mueve mucho ¡qué divertido es! pero muy torpe o muy agresivo hay que ser para poder llegar a descolocar al Fabia RS.
En definitiva, un gran deportivo en pequeño formato que gracias a un equipamiento muy completo y a un precio muy razonable se convierte en una opción totalmente recomendable. Puede que no sea el más bonito del mercado, pero va estupendamente y es el más barato. La elección, como siempre, a gusto del consumidor…