Skoda Fabia RS: 180 cv sumamente económicos

a fondo Skoda Fabia RS 1
Raúl Toledano25 may 2010
La versión deportiva del utilitario de Skoda, el Fabia RS, ya está aquí, asociado al eficiente cambio automático de doble embrague DSG de siete velocidades, y desarrollando una potencia máxima de 180 cv
La versión deportiva del utilitario de Skoda, el Fabia RS, ya está aquí, asociado al eficiente cambio automático de doble embrague DSG de siete velocidades, y desarrollando una potencia máxima de 180 cv y una velocidad punta de 224 km/h. A pesar de la actual coyuntura económica, estos pequeños coches, lo que aquí en Autocity hemos denominado deportividad comprimida, son fruto de la sinergia del grupo VAG, que con este mismo propulsor del Fabia, un 1.4, ya ha desarrollado el Polo GTI o el Ibiza Cupra. Tres GTI con distinto traje, y que en el caso del modelo checo brilla por salir a la venta con un precio sumamente económico: 19.670 euros. La principal diferencia de este modelo con el resto de sus rivales es que se pone a la venta única y exclusivamente con la carrocería de cinco puertas, y no de tres, lo que le puede penalizar su ADN deportivo. Por lo demás es una opción a tener muy en cuenta si lo que se busca es un coche tremendamente potenciado por un precio bastante bajo.
Esta versión deportiva, que también se incorporará en la versión familiar Combi, viene estrujada hasta los topes. Como ya os contamos en sus modelos gemelos, el Fabia RS incorpora un sistema de inyección directa y doble alimentación, junto a un turbocompresor que entra a trabajar a las 3.500 rpm, obteniendo una respuesta agradable y lineal. De tal manera que alcanza prestaciones interesantes para tratarse de un utilitario, como son los 224 km/h de velocidad punta o los 7,3 segundos que tarda en alcanzar los 100 km/h desde parado. Según Skoda, sólo estará disponible con la caja de cambios automatizada DSG de 7 velocidades, sin contemplarse la opción de la transmisión manual, siendo su consumo en ciclo mixto de 6,2 l/100 km. A su rotundo comportamiento hay que sumar las ayudas electrónicas, todas de serie, ESP, ABS o TSC.
Mecánicamente también se han añadido algunos elementos indispensables para el buen funcionamiento de máquinas tan pequeñas y potentes como ésta. Como por ejemplo, el diferencial electrónico de deslizamiento limitado XDS, que frena la rueda interior de la curva para evitar que patine el coche, de tal manera que la sensación de seguridad a la salida de una curva es mayor, incluso llevando el pie hundido sobre el acelerador. Además, Skoda ha rebajado la altura del chasis en 15 mm respecto al Fabia de calle, ha introducido un alerón trasero para mejorar la aerodinámica y ha optado por tirar de neumáticos específicos para esta versión, con unas llantas de aluminio de 17 pulgadas que esconden pinzas de freno de color rojo.
Siguiendo por el camino de la estética, son pocos los detalles que distinguen a este RS del resto de la gama Fabia. El toque de pincel fino y discreto es el protagonista en esta producción. Se añaden paragolpes específicos, con luces diurnas de LED, luneta trasera tintada o el logo RS en la zona izquierda de la calandra. Por dentro, asoman unos asientos específicos con costuras en color plata o rojo, volante multifunción con terminación en cuero, climatizador automático, seis airbags y un equipo MDI con conexión de audio para elementos externos.