Skoda Fabia Combi: Un familiar desde 12.400 euros

Diego Zotes27 nov 2007
Para marzo de 2008 llegará la versión familiar del Fabia por sólo 650 euros más que éste, con unas capacidades interiores sobresalientes para su segmento en una carrocería de dimensiones muy contenidas. Sencillo y de calidad.
Amplitud familiar desde 12.400 euros
Tras una larga tradición de coches familiares, la marca checa Skoda lanza al mercado su segunda generación del Fabia Combi, desarrollado sobre la base de su recién creado Fabia, para dar respuesta a aquellos clientes deseosos de espacio en un tamaño realmente contenido que facilite su movilidad y aumente su funcionalidad, pero con una capacidad de carga y un notable aprovechamiento del espacio. Además, como es costumbre en la marca, el precio resultará muy interesante para su compra, como demuestra que tan sólo costará 650 euros más que el utilitario del que deriva, es decir desde los 12.400 euros del 1.2 gasolina de 70 cv hasta los 16.550 euros del 1.6 16v Tiptronic gasolina de 105 cv. Se comercializará desde este próximo mes de marzo.

a fondo Skoda Fabia Combi 1

Este nuevo Fabia Combi hace honor a los valores de calidad, fiabilidad y gran espacio que la marca transmite en cada uno de sus modelos, aportando gran cantidad de soluciones inteligentes para los pasajeros, sobre todo en lo que se refiere a la versatilidad. Esto le permite despuntar frente a sus rivales en el pequeño segmento de los familiares utilitarios, donde encontramos al Peugeot 207 SW o al Renault Clio Grand Tour, aunque también puede rivalizar por capacidad con modelos de categorías superiores como el Volkswagen Golf Variant, el Renault Megane Grand Tour, Opel Astra SW o el Kia Ceed Sporty Wagon.
Aunque sólo ha crecido 7 milímetros en longitud respecto a su predecesor, alcanza los 4,239 metros permitiendo un sorprendente espacio interior, tanto para la carga en el maletero como para el confort de los pasajeros, con un gran espacio entre los asientos. Esto se ha logrado principalmente gracias a su crecimiento en altura de 46 mm para alcanzar los 1,498 metros, lo que permite albergar en el maletero hasta 480 litros con los asientos habilitados para su uso y hasta 1.460 litros si se abate la segunda fila, mostrándose muy superior a sus rivales directos. En este sentido ofrece entre su equipamiento cantidad de elementos funcionales para la sujeción de la carga como redes, bandeja cubremaletero enrollable, ganchos para colgar bolsas, suelo impermeable y barras en el techo.
La zona destinada a los pasajeros esta también muy cuidada, con materiales de buena calidad y pudiendo optarse por dos ambientes diferentes en colores claros u oscuros, siempre combinados con detalles cromados por todo el interior como en la palanca del cambio, en los tiradores de las puertas o en las salidas de ventilación. Esta buena presencia se completa con unos asientos de corte deportivo de gran sujeción terminados en tela con un acabado inmejorable. Cantidad de huecos portaobjetos recorren el habitáculo facilitando la carga de pequeños objetos, donde destaca la doble guantera frontal. La consola central y el cuadro de mandos presenta una organización muy clara y sencilla, donde se encuentran el climatizador, el radio CD o el control de estabilidad ESP, colocados de forma muy intuitiva para el conductor.
Entre el equipamiento de serie no faltan los airbags frontales y laterales, el ABS con MSR o el asistente a la frenada Dual Rate, además del volante de cuatro radios regulable en altura y profundidad. Según vamos ascendiendo de nivel de acabado, Classic, Ambiente, Sport y Elegance, iremos incorporando un equipamiento más completo, con elementos tecnológicos como el ordenador de a bordo, el asiento posterior partido 60:40, elevalunas eléctricos delanteros, faros antiniebla, asiento del conductor regulable en altura, volante deportivo de tres radios, aire acondicionado Climatic o llantas de aleación de 14 pulgadas (15 para el 1.9 TDI). Opcionalmente podremos añadir control de estabilidad ESP, airbags de cabeza, control de presión de neumáticos, faros delanteros autodireccionales, climatizador, control de velocidad o sistema de navegación, entre otros muchos elementos, permitiendo a sus dueños personalizarlo al máximo.
El moderno diseño exterior sigue fiel a la imagen presentada por el Fabia, con una carrocería ligeramente alargada respecto a aquella. Llama la atención el expresivo frontal, con una prominente parrilla con detalles cromados y el logotipo en grandes dimensiones y los faros rasgados de expresión muy viva. Los acristalamientos está colocados en posición muy vertical, permitiendo una amplia visibilidad y la delantera se caracteriza por tener los pilares en color negro brillante, algo muy original. El lateral presenta una línea de techo aerodinámica en descenso hacia la zaga en la que prevalece el espacio interior, con una altura muy notable. La trasera se caracteriza por los típicos faros de colores claros cuyas luces dibujan una característica C. El portón trasero es de grandes dimensiones con la luneta en posición inclinada.
Los motores que moverán la versión familiar del Fabia serán tres de gasolina y tres diésel con una gama de potencia que va desde los 70 hasta los 105 cv. Entre los primeros encontramos el tricilíndrico 1.2 litros con 70 cv, y los tetracilíndricos 1.4 litros 16v que rinde 86 cv, y el 1.6 litros 16v con 105 cv, todos con unos consumos muy contenidos, que nunca pasan de los 7 litros. Entre los diésel encontramos dos tricilíndricos de 1.4 litros TDI de 70 y 80 cv, este último con filtro de partículas opcional, que bajan los consumos de 5 litros. El diésel más potente es el 1.9 TDI de 105 cv, que asegura una excelente respuesta a bajo y medio régimen, mientras obtiene un consumo de 4,9 litros a los 100 km. Todos se combinan con un cambio manual de 5 velocidades, mientras que el 1.6 16v de gasolina puede solicitarse con un cambio automático secuencial Tiptronic de 6 velocidades.
El chasis es el mismo de la versión berlina, con suspensiones de tipo McPherson anclada a un subchasis de triple brazo en el eje delantero, mientras que en el trasero incorpora un sistema de suspensión semi-independiente posicionada de forma que permite un piso de maletero bajo y liso que facilita la carga. La dirección electro-hidráulica tiene un tacto bueno transmitiendo una gran estabilidad y seguridad en toda circunstancia.