Skoda Citigo 1.0 60 CV 3p: dinastía de pequeños:

Skoda Citigo 1.0 60 CV 3p: dinastía de pequeños 1
Agencia EFE06 nov 2012
Skoda cierra con su modelo Citigo una dinastía de modelos pequeños, rabiosamente urbanos, con la que el Grupo Volkswagen se posiciona en uno de los segmentos con más proyección de futuro para sortear la profunda crisis del mercado automovilístico en Europa.

Abrió la familia el Volkswagen up!, en medio se cruzó el Seat Mii y cerró el círculo el representante de la marca checa. Los tres son modelos que no se apartan de un diseño común, salvo alguna que otra especificidad de marca, misma gama de motores y elementos dinámicos idénticos. La economía de escala llevada casi hasta sus últimas consecuencias.

El Citigo es, pues, un ejemplo más de esta especie de dinastía de trillizos y, por tanto, no se desmarca de la habilidad ya constatada por sus 'dos hermanos' como coches muy ágiles para el tráfico ciudadano, sin que desmerezca en la carretera, pero con los condicionantes lógicos que no oculta, ni puede, en este segundo ámbito.

La huella propia que Skoda concede al Citigo está en una parrilla delantera de 19 filamentos en vertical que le confieren su especial DNI y que, a la postre, resulta la más atractiva de los tres modelos, por lo menos por la personalidad que destila. Recoge también en el centro del capó el nuevo logotipo de la firma.

Hay otro punto visible en cuanto al papel que el Citigo quiere jugar en Skoda como coche de vanguardia en sus ambiciosos planes de conseguir 1,5 millones de unidades vendidas en todo el mundo en 2018, y es el amplio abanico donde elegir, pues en la gama se superponen dos opciones motrices, tres niveles de equipamiento y, desde su mismo lanzamiento las carrocerías de tres y cinco puertas, es decir material abundante para el usuario, un termómetro de que la marca de la flecha alada va a jugar fuerte con este pequeño.

Del diseño, con ese subrayado de la parrilla y el logotipo, poco más se puede decir, pues sigue una arquitectura muy similar a la del up! y la del Mii, salvo la forma austera de los pilotos de la zaga, encastrados en los bordes para dejar movimiento libre al portón del maletero.

Hay también repetición de concepciones en el espacio interior. Y es que las buenas impresiones causadas en cuanto a amplitud para el pasaje (4 personas) están en todo lo alto.

Reiteración: buena separación entre filas de asientos, una más que aceptable comodidad de banqueta y respaldo, así como una posición de conducción loable. No en vano la anchura interior de este coche presenta unos llamativos 1,36 metros.

Novedad: la unidad de prueba es una versión de tres puertas y el acceso a las plazas traseras, vista la contención de cotas del coche puede quedar un poco en entredicho. La consideración es apriorística, porque en la práctica por el recurso empleado de la apertura de puertas hasta 1,30 metros, con un ángulo de 80 grados. En resumen, no hay que ser contorsionista de circo para acceder al Citigo.

El interior queda un poco sobrio en cuanto a la disposición de dispositivos. Recuerda en este aspecto a berlinas de los años setenta y ochenta. Lo justo, nada más. Dotar al Citigo de un poco de alegría en este aspecto precisa de algunos paquetes opcionales que suben el precio, en todo lógica, pero que no están, en tarifas, ni mucho menos, disuasorias.

Por ejemplo, entre estos elementos opcionales está la pantalla multifunción de cinco pulgadas Move & Fun, con menús perfectamente diferenciados y fácilmente seleccionables sobre el comportamiento del vehículo, la navegación, los media y el teléfono. Particularmente útil es el de vehículo que anota consumos, tiempo de viaje, velocidad, combinados en pantalla analógica con el régimen de giro y el testigo de la temperatura.

Al Citigo no le falta uno de los emblemas de esta dinastía de coche en materia de seguridad, pues no en vano ha recibido las cinco estrellas del test EuroNCAP. Se trata del City Safety Drive, elemento, igualmente opcional, que se activa automáticamente a velocidades entre 5 y 30 km/h y que obtiene información de los coches que circulan por delante mediante un sensor láser ubicado en el parabrisas. Al detectar un vehículo activa la fase de disminución de velocidad y, si no hay respuesta del conductor, para el motor.

En el equipamiento de seguridad de serie se incluyen el sistema antibloqueo de frenos ABS, con ayuda de emergencia a la frenada y el control de estabilidad ESP. Para acentuar este plano de la seguridad, el sistema de frenado opera con dos niveles de rendimiento: el confort, para asegurar un buen control, y el reforzado, que cuando requieren una intensidad urgente, aumenta la actividad de frenado sin esfuerzos del conductor.

La unidad motriz ha sido la de acceso de 60 CV, dentro de esa arquitectura común de tres cilindros con culata de cuatro válvulas por cilindro, y en la que también se incluye un registro de potencia de 75 CV. Los motores son muy ligeros y su material base está conformado por el aluminio.

Esta versión se ha mostrado muy dinámica en su comportamiento, con reacciones más propias de un caballaje superior, hasta el punto de que apenas se notan diferencias con el de potencia superior, se acaso, alguna que otra pequeña falta de respuesta en las recuperaciones a la hora de circular en carretera, pero la diferencia es mucho menos de lo que pueden sugerir esos 15 CV de potencia. De ruido no anda mal, pero no puede ocultar esos tres cilindros que aminoran su refinamiento.

A la casi similitud de prestaciones, el 60 CV opone un mejor nivel de consumo que en prueba rebasó por muy poco los 5 litros a los cien kilómetros, y también, aunque mínimo, un más óptimo nivel de emisiones de CO2, aunque en los dos casos no superen los 120 g/km que exime del abono del Impuesto de Matriculación.

El motor se compagina bastante bien con una caja de cambios manual de cinco velocidades, equilibrada en sus desarrollos.

La carrocería del Citigo juega su aval de seguridad con la conformación de un 8,1 % de sus materiales laminados en caliente, lo que le concede una especial resistencia, al tiempo que aumenta su ligereza. Estos condicionantes hacen del coche que ruede con mucho aplomo, que tome curvas con gran facilidad, sin balanceos, por el concurso de unas suspensiones y amortiguaciones bien medidas en sus recorridos. La dirección cumple en todo momento, si bien puede pecar de algo de blandura. En ciudad se comporta con suma agilidad por la cortedad de su radio de giro.

El Citigo es un coche en el que el precio es uno de sus principales argumentos. Y ese atractivo gana enteros con la puesta en marcha del Plan PIVE. Skoda lo coloca en un amplio abanico de clientelas y de utilidades como primer, segundo y hasta tercer coche familiar. Con esta crisis, no extraña que las estadísticas de matriculaciones a uno de los segmentos que mejor trate sea en el que se incluyen estos tres miembros de tan singular dinastía. Están aprovechando su momento y exponen serios argumentos.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 3,563 m

Anchura 1,641 m

Altura 1,478 m

Distancia entre ejes 2,420 m

Vía delantera 1,428 m

Vía trasera 1,424 m

Peso 929 kgs

Capacidad depósito 35 l.

Capacidad maletero 251/959 l.

Coef. aerodinámico 0,33

Posición motor Delantero, transversal

Alimentación Inyección multipunto

Cilindros 3 en línea (12 válvulas)

Cilindrada 999 c.c.

Potencia máxima 60 CV a 5.000-6.000 r.p.m.

Par máximo 95 Nm entre 3.000 y 4.300 r.p.m.

Velocidad máxima 160 km/h

Aceleración 0-100 14,4 seg.

Consumo medio 4,5 l./100 kms

Emisiones CO2 105 g/km

Impuesto de Matriculación Exento

Dirección Electrohidráulica. Asistida

Diámetro de giro 9,8 m

Frenos Discos ventilados 256 mm (DEL.)

Tambor 200 mm (TRAS.)

Suspensión delantera Independiente tipo McPherson con

barra estabilizadora, muelles

helicoidales y amortiguadores

hidráulicos

Suspensión trasera Eje seimrrígido con muelles

helicoidales y amortiguadores

hidráulicos

Tracción Delantera

Neumáticos 165/70 R 14

Transmisión Manual de cinco velocidades

Equipamiento de serie ABS con EBD, sistema de control

de estabilidad ESP, airbag

frontales, laterales y de cortina

Precio 9.190 euros (Active)

10.440 euros (Ambition)

RESTO DE GAMA (3 puertas)

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

Citigo 1.0 ASG Active 999 c.c. 60 CV 9.920

Citigo 1.0 ASG Ambition 999 c.c. 60 CV 11.170

Citigo 1.0 Ambition 999 c.c. 75 CV 10.960

Citigo 1.0 ASG Ambition 999 c.c. 75 CV 11.690

Citigo 1.0 Elegance 999 c.c. 75 CV 11.460

Citigo 1.0 ASG Elegance 999 c.c. 75 CV 12.190

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

Chevrolet Spark 1.0 995 c.c. 68 CV 9.850

Citroen C-1 1.0 998 c.c. 68 CV 10.990

Fiat Panda 1.2 1.242 c.c. 69 CV 11.600

Ford Ka 1.2 1.242 c.c. 69 CV 9.650

Hyundai i10 1.1 1.086 c.c. 69 CV 10.690

Kia Picanto 1.0 998 c.c. 69 CV 10.710

Nissan Pixo 1.0 996 c.c. 68 CV 9.770

Peugeot 107 1.0 999 c.c. 68 CV 11.900

Renault Twingo 1.2 1.149 c.c. 75 CV 10.950

Seat Mii 1.0 999 c.c. 60 CV 10.750

Suzuki Alto 1.0 996 c.c. 68 CV 10.450

Toyota Aygo 1.0 999 c.c. 68 CV 10.750

VW up¡ 1.0 999 c.c. 60 CV 12.100

Ángel Alonso