Síntomas de recuperación en el automóvil por el aumento de las importaciones:

Síntomas de recuperación en el automóvil por el aumento de las importaciones 1
Agencia EFE22 sep 2013
El mercado automovilístico español refuerza las impresiones sobre una modesta recuperación, avalado por el incremento del valor de las importaciones en un 1,6 % en el periodo enero-julio y del 6,3 % en el último mes de la serie.

Según los datos de Comercio Exterior, que elabora el Ministerio de Economía y Competitividad, esta evolución ha roto un serie de muchos meses de reducción de las compras al exterior de la industria del automóvil, como consecuencia de las fuertes caídas durante el periodo 2008-2013, en el que se han llegado a restar medias anuales de 700.000 unidades.

Asimismo, la evolución de las importaciones automovilísticas entre enero y junio, en contraste con las de la economía española, arrojan una caída del 3,1 %, en tanto que en julio lo hace un 3 %.

De todas maneras, este dato todavía no se refleja en la parte fuerte de la industria, la dotación de automóviles para el mercado, pues su valor en los siete meses de referencia retrocede un 9,1 % en términos interanuales.

El impulso lo ha dado la industria de componentes, con su alza del 8,2 %, que también tiene un impacto muy fuerte para la economía interior, pues consolida el aumento de producción en las plantas domésticas, tras las numerosas adjudicaciones de producto de dos años a esta parte, que ha engordado la cartera de inversiones de esta actividad.

En los siete primeros meses de este año, el valor de las importaciones se ha elevado a 15.051,3 millones de euros, desglosados en los 5.096,1 millones de euros de la producción automovilística y los 9.955,2 millones de la parte de proveedores de componentes.

Con todo, el gran valor comercial de la industria automovilística española continúa residiendo en las exportaciones que, en los siete meses transcurridos de enero a julio, suman un valor de 20.040,3 millones de euros, el 14,5 % del total vendido al exterior por las empresas españolas, y un 5,7 % superior a la del mismo periodo del año pasado.

La producción de automóviles y motos aporta a esta factura 13.603,2 millones de euros, con un crecimiento del 7,1 %, lo que refrenda la fuerte vocación exportadora del producto de las fábricas españolas, a la que destina el 85 % del total de la producción,

También la industria de componentes se apunta al tono alcista, pues los 6.437,1 millones de euros de su valor exportador, representan un crecimiento del 3 % en el último año.

En definitiva, el saldo de la balanza comercial de esta industria crece globalmente un 20,4 %, con 4.989 millones de euros en lo que va de este año, y es la demostración de que pasa por una coyuntura saludable en su vertiente industrial, que el sector espera se traslade pronto al campo de los mercados.

Este superávit es fruto de un saldo favorable en 8.507,1 millones de euros (19,9 %) en la producción automovilística y de un déficit de 3,518,1 millones en la de componentes (19,1 %).

Los datos definitivos del mes de julio avalan la buena tendencia comercial del sector automovilístico español, pues el saldo de la balanza se eleva a 696,5 millones de euros (0,7 %), con superávit de 1.307,3 millones (17,1 %) en la producción de automóviles y pérdidas de 610,8 millones (43,8 %) en lo que respecta a piezas y componentes.

Ángel Alonso