Siete millones circulan con mantenimiento incorrecto: Según un estudio del RACE

race_15754b368b12145634245e845.jpg
Autocity30 jul 2015
A medida que van envejeciendo los vehículos, sus propietarios relajan sus cuidados. Lo que ya de por sí es una práctica poco recomendable, se agrava por el hecho constatado de que a mayor edad de los vehículos, mayor es la probabilidad de sufrir un accidente con víctimas.
El 22,5% de los usuarios reconoce que revisa su vehículo con una frecuencia inferior a la indicada por el fabricante e, incluso, casi un 2% afirma que no lo revisa nunca. Estos son algunos de los datos que arroja el estudio realizado por el RACE.

Desde este organismo aseguran que la situación es arriesgada ya que conjuga diversos factores: un parque automovilístico cada vez más envejecido, la dejación en el mantenimiento de los vehículos y un aumento de las previsiones de movilidad para este verano. Todo ello, apunta en la dirección de un incremento del riesgo de sufrir un accidente.

frecuenciaderevisiones_7711310ab07f9eddba05cf919.jpg

Ocurre también que, a medida que el coche va ganando antigüedad, sus propietarios alargan los plazos de mantenimiento y revisiones, cuando debería ser justamente al contrario. Mientras el 83,9% de los conductores con un vehículo de menos de cinco años sigue una calendario de revisiones adecuado, esto sólo se mantiene en un 55,3% de los propietarios de coches de más de 15 años, franja a la que se suma un 5,4% que reconoce que nunca revisa su coche.

Más de la mitad de los conductores realiza un mantenimiento básico del automóvil, revisando la presión de los neumáticos, líquido limpiaparabrisas y nivel de aceite. Sin embargo, el estado de las luces y el nivel del líquido de frenos, son mucho menos revisados, superando los dos años de frecuencia de revisión.
Llama también la atención que un 12,4% de los usuarios revisa poco o nada la presión de las ruedas y casi un 20% no presta atención al dibujo, comprometiendo gravemente con ello la seguridad de la conducción y las condiciones de adherencia a la carretera.

El mantenimiento de los vehículos también se ha visto afectado por la crisis, ya que un 18% de los conductores reconoce que se ha visto obligado a retrasar el cambio de neumáticos por motivos económicos. La falta de mantenimiento ha llevado a un aumento de las averías y uno de cada tres conductores ha necesitado llevar su vehículo al taller por culpa de un fallo mecánico, destacando las incidencias con el motor (40%), fallos de electrónica (16%) o de frenos (11%).

racerevisionneuma_92386617ba8d45c902061a299.jpg