Siete de cada diez conductores confiesa sufrir episodios de sueño al volante:

Siete de cada diez conductores confiesa sufrir episodios de sueño al volante 1
Agencia EFE04 jul 2013
Siete de cada diez conductores confiesa sufrir episodios de sueño al volante, más de la mitad reconoce haber notado pérdidas de concentración y el 40 por ciento asegura que ha sufrido picor de ojos y visión borrosa.

Estas son algunas de los efectos que provoca la fatiga y el cansancio al volante, junto con la pérdida de atención, el aumento del tiempo de reacción, nerviosismo o conducción en modo 'automático'.

Para evitar la fatiga, la Dirección General de Tráfico (DGT), el RACE y la asociación de fabricantes de bebidas refrescantes, Anfabra, han puesto en marcha la campaña 'Un refresco, tu mejor combustible' para recordar la importancia de parar a descansar, hidratarse y conducir de forma segura.

Una campaña en la que ha participado el grupo 'Los Refrescos' con la canción 'Aquí sí paras', una versión de la famosa canción del verano 'Aquí no hay playa' adaptada a mensajes preventivos.

Los promotores de la campaña, presentada hoy, incidirá en la necesidad de parar a descansar cada 2 horas, realizar pequeños estiramientos e ingerir refrescos, que mantienen los niveles de hidratación recomendados y aporta la glucosa necesaria para mantener la atención, ayudan a prevenir la fatiga y mejora el tiempo de respuesta ante un imprevisto.

Según los estudios sobre fatiga y conducción realizados dentro de la campaña, más del 70 por ciento de los conductores españoles declara haber sufrido episodios de sueño al volante; un 57 por ciento de los conductores reconoce haber notado pérdidas de concentración y un 40 por ciento picor de ojos y visión borrosa.

Este verano, el 28 por ciento de los españoles recorrerá entre 1.000 y 2.000 kilómetros; un 29 por ciento realizará entre 2.000 y 3.000, y un 14 por ciento entre 3.000 y 4.000, mientras que sólo un 12 por ciento declara que recorrerá menos de mil.

Siete de cada diez conductores realizará desplazamientos cortos durante su estancia en el lugar de vacaciones, trayectos en los que no hay que bajar la guardia.

A la hora de salir de viaje, los conductores prefieren conducir de día por el menor riesgo de fatiga (un 65 por ciento de los encuestados), mientras que un 46 por ciento declara fatigarse mucho más, con un mayor riesgo, durante el amanecer, el atardecer y con poca iluminación.

El 28 por ciento de los conductores reconoce que el momento donde perciben una mayor fatiga al volante es durante la madrugada, con noche cerrada. En desplazamientos largos, los conductores se cansan más en vías de doble sentido, con un 49 por ciento, mientras que la percepción del cansancio en autopistas y autovías es del 35 por ciento.

Casi la mitad de los conductores no cumple con la recomendación de parar cada dos horas y, de ellos, el 10 por ciento tarda más de cuatro horas en hacerlo o no hace ninguna parada durante un desplazamiento de largo recorrido.