Seat Toledo: Regresa el concepto original

seattoledoportada_7e4739ae7659eeb00cf827388.jpg
Raúl Toledano02 mar 2012
Seat recupera el nombre del Toledo, que se presenta en Ginebra como un sedán de casi 4,50 metros de longitud y con un maletero de 517 litros, para rivalizar por dimensiones pero sobre todo por concepto con el Skoda Octavia, Volkswagen Jetta o Chevrolet Cruze
Seat acaba de confirmar que en el próximo Salón de Ginebra verá la luz el nuevo Toledo, un regreso al concepto orginal del modelo nacido en 1991: un sedán de cinco puertas con dimensiones ligeramente menores a la actual berlina media de la marca española, el Seat Exeo.16 cm más largo que el León y 18 cm más corto que el Exeo
El Seat Toledo Concept que se presentará en la ciudad suiza mantendrá prácticamente intacta la imagen del futuro vehículo en serie, que según el fabricante de Martorell se comenzará a comercializar en España en el último trimestre del presente ejercicio. De tal forma, Seat ha combinado la atractiva y moderna imagen de sus últimos prototipos (IBE, IBX, IBL) con la estrategia de sus ‘primos’ de grupo: este Toledo, que llevaba tres años sin producirse (entre 2004 y 2009 como un monovolumen de tamaño medio), tendrá medidas de compacto pero su perfil de tres volúmenes con portón incluido le equiparará al Skoda Octavia y al Volkswagen Jetta.
Por tamaño, los 4,48 metros de longitud le hacen 16 cm más largo que el actual León (para este 2012, el compacto español también presentará nueva generación) y 18 cm más corto que el Exeo, disponiendo, gracias a una distancia entre ejes de 2,60 metros, de un habitáculo homologado para cinco pasajeros y un cofre de maletero de los que quitan el hipo: 517 litros, más que los 450 l del Chevrolet Cruze (que mide 4,59 m) o 510 l del Volkswagen Jetta (4,64 m) y sólo superado por los 530 l del Renault Fluence (4,62 m), el referente de la categoría en capacidad de carga.

seattoledoapoyo_d17c27f242b807c8b10d5e81e.jpg

La integración de un gran portón trasero o la implantación de asientos traseros abatibles (hasta 1.200 l) suponen un plus en comodidad y practicidad, mucho más que lo que ofrecía el útlimo modelo de estas característas dentro de la marca: el descatalogado Seat Córdoba (4,28 m), otro que adoptó la fisionomía de un sedán compacto al derivar, como el nuevo Toledo, de la plataforma del Ibiza, en esta ocasión alargada y ensanchada.Se basa en la plataforma del Ibiza, pertinentemente alargada y ensanchada
El diseño exterior toma elementos típicos de los últimos lanzamientos de la marca, como por ejemplo, la parrilla delantera de nido de abeja, los pilotos traseros en disposición horizontal, más grandes y con diodos de LED, o unos paragolpes inferiores, traseros y delanteros, colocados en una posición más baja, para aumentar la sensación de solidez.
A la espera de concretar los motores que se incluirán en el nuevo Seat Toledo, la firma española ha facilitado alguna imagen del habitáculo del modelo, donde predominan las líneas sobrías y horizontales en el salpicadero, con una consola central 100% VW y unos asientos tapicedos en piel con sutiles costuras en color rojo, apreciables también en el volante, palanca del cambio, paneles de las puertas y en el propio salpicadero. A pesar de su perfil alargado, el posicionamiento comercial del nuevo Toledo dentro de la marca española estará por debajo (se apreciará en precios, equipamientos y motores) del León y por supuesto del Exeo.