Seat Toledo FSI: Cola Truncada

Diego Zotes18 ene 2006
Es diferente y se pavonea de ello. La nueva berlina de la marca patria tiene poco de berlina y poco de patria. El Toledo ha pasado de ser el rey del taxi a buscar nuevos límites.
Inicio
COLA TRUNCADA

a fondo :: Seat Toledo FSI 1

Es diferente y se pavonea de ello. La nueva berlina de la marca patria tiene poco de berlina y poco de patria. El Toledo ha pasado de ser el rey del taxi a buscar nuevos límites. Y los ha encontrado. ¿Podrá franquearlos?
p>Debemos reconocer que en un primer momento (y en un segundo, y un tercero), el nuevo Seat Toledo nos dejó atónitos. Estéticamente significa hacer borrón y cuenta nueva con uno de los modelos más exitosos de la marca en sus cincuenta y pico años de historia. Y a juzgar por lo que uno ve por la calle y corroboran las cifras de ventas, no se puede decir que de momento vaya camino de repetir las hazañas de su antecesor.
p>   Quizás sea porque el público de nuestro país esperaba una berlina como Dios manda, con su tercer volumen y su enorme maletero, "con más forma de coche", como nos dijo alguien mientras probábamos el nuevo Toledo. Quizás porque las exportaciones de Seat han bajado, a causa seguramente de que al Consorcio VAG le sale más barato y menos problemático producir coches en Bratislava que aquí. O quizás simplemente porque Skoda es una competencia muy dura a la hora de vender coches económicos, a Seat le toca buscarse una nueva ubicación en el mercado y en todos los cambios hay que renunciar a algo, en este caso a ser popular.
b>"¿Y esa cosa?"
Esa cosa es el maletero, que sigue siendo con mucho el mejor de su categoría (por cierto, ¿cuál es ahora su categoría?), no ya sólo por litros, sino por sus cotas de altura y profundidad, más parecidas a las de un familiar que a las de un sedán. Gracias al doble fondo modular (notamos que se está poniendo de moda), se puede aprovechar mejor el espacio superior cuando se cargan objetos voluminosos, llenando el fondo de todos los cachivaches que se acumulan en todo buen maletero.
p>La habitabilidad es el otro punto fuerte del nuevo Toledo, como ya lo era en la primera generación y que había caído ligeramente en la anterior. Las plazas traseras son de verdad, aunque en los acabados deportivos, como el Sport Up probado, se marcan demasiado las posaderas de los asientos, dejando la plaza central un poco marginada en cuanto a comodidad. Los asientos delanteros, como ya ocurría con el Altea, son simplemente perfectos. Conductor y acompañante se sienten bien agarrados sin estar agarrotados, los mullidos son cómodos y en curvas sujetan a la perfección. Una verdadera joya.
p> Seat Toledo 2.0 FSI Sport Up: 25.130
Motor: 1.984 cm3, 4 cil. en lín., 16v, inyección directa con carga estratificada
Potencia/Par máximo: 150 CV a 6.000 r.p.m. / 200 Nm a 3.500 r.p.m.
Suspensiones del/tras: McPherson / Eje de torsión semiindependiente. Estabilizadora en ambos ejes
Frenos del/tras: Discos autoventilados/discos, ESP de serie
Ruedas:225/45 R17, llantas de aleación
Peso:1.399 kg.
Velocidad máxima:206 km/h
Consumo mixto:8,4 l/100km
Mundo Recambio y Taller
18 de Enero de 2006
Motor y comportamiento

MOTOR Y COMPORTAMIENTO

a fondo :: Seat Toledo FSI 2


El motor FSI de Volkswagen es el primero que se atreve en serio y a gran escala a batir las normas anticontaminación Euro IV para los motores de gasolina. Tecnológicamente es todo un avance dotarlo de inyección directa y catalizador de reducción de óxidos nitrosos, máxime cuando otras marcas lo han intentado y han salido astilladas (léase grupo PSA, Alfa Romeo o Renault). El paso siguiente será cumplir la Euro V, cosa que parece posible (pero no viable por ahora).
p>A la hora de andar con él, el nuevo motor se comporta casi como un motor convencional de gasolina, si no fuera porque nos dio la sensación de que el coche tenía menos potencia de la anunciada (150 CV). En algunas ocasiones se encendió el testigo de avería en el motor y se oyeron ruidos extraños, pero no pasó de ahí el incidente. Sin duda, parece que se han corregido los errores de juventud de las anteriores series del FSI. Eso sí, consumir consumía más o menos lo mismo que un motor 2.0 de inyección en colector. Habrá que buscarle otras ventajas
p>Por lo que respecta al comportamiento, no hay sorpresas. El bastidor del Golf y el A3 llega al Toledo con un tacto de suspensiones definitivamente deportivo (propio del acabado Sport Up), una gran precisión en el manejo y un reparto de pesos menos equilibrado dada la voluminosa zaga del Seat que lo vence ligeramente en apoyos laterales con carga, pero sin perder la nobleza típica de Volkswagen.
p>Donde sí hay una sorpresa, pero agradable, es en el precio, que está donde todo el mundo lo pondría: alto, pero no desmesurado. Hay que saber ver que este Toledo ya no es una berlina aburrida y masificada, sino algo diferente en todos los aspectos, con una calidad que sorprende y un equipamiento en el que no falta de nada, y como tal hay que valorarlo. El Toledo puede equiparse con un montón de extras, algunos de ellos de alta tecnología como el sistema de navegación dinámico, el radioCD MP3 con teléfono Bluetooth o los faros bi-xenon, aunque ahí sí nos podemos pillar los dedos. En cualquier caso, sería frívolo juzgar la calidad del nuevo Toledo sólo por su estética peculiar; mejor mojarse y probarlo. El riesgo es que guste
A favor y en contra

A FAVOR Y EN CONTRA

a fondo :: Seat Toledo FSI 3



A favor:
+ Habitabilidad y maletero gigante.
+ Comportamiento deportivo.
+ Asientos delanteros.

En contra:
+ Estética peculiar.
+ Rendimiento del FSI.