Seat: nueva gama de motores: Último estirón frente al estancamiento

a fondo Seat: nueva gama de motores 1
Raúl Toledano08 nov 2010
La española presenta una nueva gama de motores, un 1.2 TSI para el Ibiza, el 2.0 TDI common-rail para el León y Altea y el gasolina 1.8 TSI y 120 cv para el Exeo
La española Seat, dentro del grupo Volkswagen, puede acreditar unos números más que aceptables a estas alturas de curso, donde las firmas aguantan a duras penas los vientos del norte de los últimos meses. Seat, por ejemplo, es líder indiscutible en el segmento de los utilitarios, con su Ibiza, que recibe a finales de este año el motor gasolina 1.2 TSI de 105 cv asociado a un cambio manual o una caja automática DSG de siete velocidades; también puede presumir de ser con su Exeo y su variante familiar Exeo ST los referentes de las berlinas, con una motorización de acceso de gasolina 1.8 de 120 cv; mientras que en el León, Altea, Altea XL y Altea Freetrack se incluye el motor diésel 2.0 TDI de 140 cv common-rail, sustituyendo al mismo propulsor pero con bomba inyector.
Referente entre los modelos ecológicos, éstos son aquellos que están por debajo de las 120 g/km de emisiones de CO2, Seat reúne a los medios por quinta vez en lo que va de año: Ibiza FR TDI, Ibiza ST, nuevos motores como el 2.0 TSI de 211 cv para el Exeo, monovolumen Alhambra y ahora mecánicas de acceso. Centrándonos en esta última convocatoria, tuvimos la oportunidad de acercarnos dinámicamente al pequeño motor del Exeo, el 1.8 TSI con turbo de inyección directa de gasolina y 120 cv sustituye al anterior 1.6 de 102 cv, mejorando en una primera toma de contacto la eficiencia y fundamentalmente el confort de la marcha en vías rápidas. Su funcionamiento es suave, es una mecánica progresiva y de unas prestaciones buenas: acelera de 0-100 en 10,6 segundos (12,6 segundos el 1.6) y su velocidad punta también aumenta de los 190 a los 202 km/h.
La entrega de potencia, pues, es contante, manteniendo un buen ritmo de subida de la aguja hasta las 6.500 rpm, cuando ya está adentrado en la zona roja del cuentarrevoluciones. Asociado a un cambio manual de seis velocidades, este Exeo se apoya bien y ha recibido mejoras mecánicas, tales como la nueva bomba regulada de aceite, un nuevo turbo refrigerado por agua, inyectores de seis orificios que inyecta a 150 bares y dos árboles contrarrotantes. Respecto a su antecesor, el par motor crece un 82% hasta los 230 Nm, en el margen comprendido entre las 1.500 y 3.650 vueltas, mientras que el 1.6 ofrecía 148 Nm a las 4.000 rpm. Si hablamos de consumo, la reducción es mínima, de un 3%, ahora con un media homologada de 7,3 l/100 km (7,5 l/100 km); y las emisiones bajan de 175 a 169 g/km. Está disponible con el acabado Reference, tanto en la berlina (22.850 euros) como en el familiar ST (24.180 euros), lo que supone un sobreprecio con el motor anterior de 800 euros.
Bajando de escalón, a la plataforma de los compactos o monovolúmenes compactos, el León, Altea, Altea XL y Freetrack reciben, por fin, el refinado motor de dos litros TDI common-rail de 140 cv de potencia. Empezando por el León, que con esta motorización puede combinarse con el cambio manual de seis velocidades o el deportivo DSG de seis recorridos, destaca porque sus emisiones se reducen hasta 125 g/km (por los 147 g/km del modelo anterior) y su consumo mixto se fija en 4,8 l/100 km, una rebaja del 15%. Las prestaciones y su precio no se ven alterados. Con el acabado Style 23.150 , con el acabado Sport 23.900 y con el DSG se dispara hasta los 25.600 euros.
Como sucede en el León, en la gama Altea la nueva mecánica aporta un plus de comodidad a bordo, gracias a un menor grado de rumorosidad y vibraciones, al igual que un motor más suave. El Altea y Altea XL 2.0 TDI Style (desde 23.150 ) consumen tan sólo 4,9 litros a los 100 kilómetros (0,8 l/100 menos que su antecesor) y presentan unas emisiones de CO2 de 129 gramos por kilómetro (-14%). Estas cualidades no merman las prestaciones del Altea, con una aceleración de 9,7 segundos de 0 a 100 km/h y una velocidad punta de 201 km/h. En cuanto al hermano silvestre, el Altea Freetrack, el SUV basado en la carrocería del Altea XL, este propulsor sólo puede ir asociado a una caja manual de seis marchas y tracción total, con un consumo combinado de 5,9 l/100 kilómetros y unas emisiones de 155 g/km. ¿Su precio? 27.650 euros, bajando el impuesto de matriculación de 9,75 a 4,75%.
Para el final hemos dejado el nuevo Ibiza 1.2 TSI con el compacto motor de 105 cv que brilla por una avanzada tecnología que le permiten obtener registros de aceleración y recuperación espectaculares, al mismo tiempo que su consumo y emisiones son bastante contenidos: 5,1 l/100 km en ciclo ponderado y 119 g/km de CO2, ahorrándote el impuesto de matriculación en España. El motor 1.2 TSI se ofrece en todas las carrocerías del Ibiza (5P, SC y ST), combinándose con la confortable y eficiente caja DSG de siete velocidades, y con la caja manual de cinco velocidades y la función Start-Stop. Sus prestaciones son notables, un par motor de 175 Nm disponible en su totalidad desde las 1.550 rpm hasta las 4.100 rpm, posibilitando una recuperación de 80 a 120 km/h en 5ª velocidad de tan sólo 13,7 segundos, aproximadamente tres segundos más rápido que su antecesor, el Ibiza 1.6 de la misma potencia, cuya entrega de la misma es un 10% mayor a lo largo de todo el régimen motor con el nuevo 1.2 TSI. Su sprint de 0-100 es de 9,5 segundos y su velocidad punta de 190 km/h. Sus precios parten de los 17.100 euros hasta los 19.670 del Seat ST con DSG de siete velocidades, que, con 124 g/km de emisiones de CO2, estás obligado a pagar el impuesto de matriculación (4,75%).