Seat Mii by Mango 75 CV Ecomotive: Fashion victim

miiportada_13cfc24f92b52c26ab7e82ece.jpg
Raúl Toledano20 may 2015
Probamos el ciudadano de Seat con su look más fashion victim y con el motor gasolina de 75 CV Ecomotive. No han sido pocas las miradas que ha suscitado, algunas con dedo acusador incluido, pero más allá de lo anecdótico de su diseño by Mango, es el Mii de siempre, un urbano práctico, manejable, ahorrador y ágil.
Las etiquetas a veces son tan contradictorias que una Princesa que sale en televisión nunca pisó palacio, que una Pulga domina el balón mejor que cualquier futbolista, que un Tigre de Gales se contonea al ritmo de Sex Bomb sin que bellas mujeres salgan despavoridas, que quedarse en Pelota Picada no implica en ningún caso rascarse, o que un Seat Mii by Mango es ideal para la movilidad urbana y no una colección de moda de la pasarela de turno.
En una edición especial de este tipo, es fácil rebasar la frontera que separa lo chic de lo hortera. Incluso nos avisan -a su manera- nuestros compañeros de prensa de Seat al entregarnos las llaves (personalizadas para la ocasión): "os lleváis el tope de gama", que casi suena a justificación. Por precio, desde luego que no van desencaminados, son 12.270 euros* (PVP) con el motor más potente de 75 CV (el de 60 CV es 500 euros más económico), versión Ecomotive (sin estas especificaciones para consumir menos, 400 euros de ahorro), transmisión manual (hay una caja robotizada por 250 euros más) y con la carrocería de tres puertas (la de 5p supone un gasto adicional de 320 euros).
a favor- Comportamiento ágil- Consumos bajos- Espacio interioren contra- Acceso plazas traseras- Vibraciones mecánicas- Personalización discutible
Todavía no somos conscientes de la transformación del Mii by Mango respecto a un Mii de la gama convencional. Vamos vírgenes de prejuicios. Bajamos de las alturas de la Torre de Cristal de Madrid al subsuelo del complejo de oficinas más alto de la capital a recoger el coche. Está oscuro y, visto por fuera, con esa luz tan tenue, ni siquiera queda claro el color de la carrocería: Glam Beige, lo llaman, teniendo como alternativa el Glam Negro.La tonalidad del Glam Beige es cambiante en función de la luz
Dentro ya del habitáculo, en las penumbras del parking subterráneo (el único plafón de iluminación del Mii proyecta poca luz), mientras activamos el aire acondicionado (de serie con el acabado Style en el que está basado el Mii by Mango) y adaptamos el dispositivo Seat Portable System sobre un soporte articulable en el salpicadero (para conectar el bluetooth del móvil), atisbamos molduras de color crema en los paneles de las puertas, con costuras a juego en los bordes de los asientos delanteros con reposacabezas integrados (forrados en cuero y Alcantara y con calefacción), o pequeños puntos blancos en el aro del volante.
El resto es reconocible como un Mii al uso: una visera notoria cubriendo el cuadro de instrumentos con el velocímetro en posición central y predominante dejando un espacio casi testimonial al cuentarrevoluciones; la consola suspendida con los mandos del aire por encima de la Radio CD-MP3 y más abajo un buen hueco para vaciarse los bolsillos; el volante limpio de botones y con la palanca del control de velocidad por detrás; el citado Seat Portable System sobre el salpicadero (que incluye navegador y un ordenador de a bordo con información más completa); y el pomo del cambio en una situación baja, casi sobre el plano del suelo.Asientos delanteros calefactados y forrados en cuero y Alcántara
Es hora de arrancar y salir de la oscuridad del parking. Desde el inicio, el motor tricilíndrico de gasolina de un litro y 75 CV, con cambio manual de cinco velocidades -el desarrollo de las dos primeras muy corto- mueve con alegría a un Mii beneficiado por su contenido peso de 940 kg. El diámetro de giro es corto, la visibilidad es buena y la dirección se mueve casi con un dedo, fomentando una excelente maniobrabilidad (es un devorador de obstáculos urbanos) que se presupone en un turismo de 3,55 metros de longitud y 1,64 m de anchura. Los menos hábiles contarán con un sensor de parking trasero que se proyecta en la pantalla extraíble.
Subiendo las rampas de los túneles que nos devuelven a la luz natural, la intensidad del sol nos obliga a echar la cortinilla del techo panorámico (780 euros). Es un mes de mayo, en Madrid, que ha secuestrado al mes de agosto. Mucha gente caminando por las aceras por el centro de la ciudad, primeros semáforos, primeras miradas. "¿En qué se fijan?" Nosotros ya suficiente tenemos con notar nítidamente el traqueteo mecánico, que solamente se detiene con la entrada en funcionamiento del Start and Stop, elemento clave para justificar el sobrecoste de esta versión Ecomotive.
El semáforo se pone en verde y el Mii, ayudado por el asistente de arranque en pendiente que evita que caiga hacia atrás (de serie), sale con vigor, con el gorgoteo de los tres cilindros en plenitud. Sus prestaciones en ciudad no desentonan frente a la competencia (VW up!, Fiat 500, Toyota Aygo, smart Forfour, Renault Twingo, Hyundai i10, etc) y, ojo, salimos a carretera y la respuesta es muy meritoria hasta que nos topamos con desniveles pronunciados, donde alcanzar o mantener los 120 km/h de velocidad legal no es tarea fácil. Lo que sí es fácil es conseguir consumos muy bajos, concretamente de 5,2 l/100 km mezclando kilómetros por tipos de vias diferentes, que con un depósito de 35 litros se aproxima a los 700 km de autonomía.En desniveles pronunciados le cuesta mantener 'crueros' de 120 km/h
Y por fin tenemos ante nuestros ojos el Mii by Mango, con referencias a la marca textil catalana en el portón trasero, el pilar central y los umbrales de las puertas, unas llantas de 15" en gris oscuro y molduras cromadas específicas; que en conjunto no ocultan el elemento de diseño más distintivo e imán de todas las miradas: ese color. Glam Beige es su nombre comercial, y a la vista de un neófito enmoda y tendencias (qué Dios nos la cuide, podrían pensar Victorio y Lucchino si nos están leyendo) bien podría calificarse de un rosa palo, un tono crema o hasta de un blanco perlado. Un color especial; para gustos especiales, que dejamos que juzguéis vosotros mismos con las siguientes fotos.
Además el Mii by Mango cuenta de serie con una banqueta trasera abatible en dos piezas, un plus en polivalencia para un coche de este formato que destaca por su notable maletero (251 l) y un espacioso habitáculo: muy bueno para conductor y un acompañante (homologado para cuatro). En cuanto a la funcionalidad de esta carrocería de 3p -más allá del mejorable acceso a los asientos posteriores- el principal inconveniente es aparcarla en una plaza de parking comunitario: las dos grandes puertas laterales dificultan, junto a la proximidad del vehículo contiguo o de una pared, la salida y entrada del Mii. Tampoco corrige la edición by Mango esos flecos pendientes de la gama Mii, como la ausencia de asideros de techo, la regulación del volante sólo en altura o la chapa a la vista en el maletero.Las dos únicas puertas laterales, muy grandes, pueden dificultar salir y entrar del Mii en una plaza comunitaria
*Con Plan PIVE, financiando con Seat Credit y con las promociones de marca el precio puede reducirse en 2.700 euros.