Seat Mii 1.0 Style 60 CV, un ciudadano resultón:

Seat Mii 1.0 Style 60 CV, un ciudadano resultón 1
Agencia EFE10 ene 2012
El Grupo Volkswagen ha puesto en las calles, casi al mismo tiempo, tres interpretaciones diferentes de su vehículo más urbano, firmadas por las marcas Volkswagen, Seat y Skoda.

El Mii es el modelo de Seat que sigue los pasos del Volkswagen up¡, quizá el de mejor estilo y más cuidado, de la misma forma que lo hace el Skoda Citigo. El resultado es satisfactorio para aquel que quiere moverse fundamentalmente por la ciudad e, incluso adentrarse en recorridos de mayor alcance.

Con una longitud de 3,56 metros, en línea con los tamaños del segmento de utilitarios urbanos, el Mii tiene una proporción ideal para callejear y encontrar aparcamiento con menos problemas.

En el lanzamiento se le ha considerado como una continuación del Arosa, aquel pequeño modelo de Seat que dejó de venderse en 2004, aunque siete años después se puede afirmar que nada tienen que ver. Quizás, lo único es que el Arosa ocupaba un escalón inferior al Ibiza y el Mii cumple con la misma posición.

El Seat Mii se asoma al mercado con la clara intención de colocarse como un competidor con sus propios parientes y cubrir así todas las posibilidades, a la vez que, quien sabe si coartar, los posibles planes de lanzamiento de otras marcas de vehículos de similar tamaño.

Si bien se puede considerar pequeño de proporciones, sus características técnicas y el aprovechamiento que ofrece en capacidad, así como su línea, permiten pensar en un vehículo de mayores prestaciones.

El Grupo VW ha tomado posiciones en la ciudad, con una familia de vehículos pequeños y ágiles, con poco consumo y poco contaminantes con los que afianzarse en un segmento en el que la competencia empieza a endurecerse.

El Mii se ofrece en España en dos versiones motrices de 60 y 75 CV, y tres puertas, aunque se espera que una versión de cinco puertas llegue al mercado a lo largo de este año.

Su propulsor es de tres cilindros y 1.0 litro de capacidad, que sorprende por la suavidad de funcionamiento y sin apenas sonoridad, únicamente al ralentí se puede escuchar muy levemente su característico traqueteo.

La versión probada, la de 60 CV es suficiente para la utilización ágil en la ciudad, pero al llegar al asfalto el empuje disminuye proporcionalmente al desnivela, un trance en el que hay que utilizar con frecuencia la palanca de cambio de la caja manual de cinco velocidades para no perder fuelle.

El pequeño Mii incluye el Eco-trainer, un sistema diseñado para ahorrar combustible. El dispositivo muestra constantemente la marcha más idónea en cada momento.

No obstante, Seat ya ha anunciado que proyecta lanzar en el primer trimestre del año la versión Ecomotive, que sumará a todos los elementos tecnológicos el star/stop, con lo que se reducirá aún más el consumo y las emisiones. El sistema de parada y arranque reduce un 15 % las emisiones y el consumo, de forma general.

Exteriormente, un diseño juvenil y compacto sin los riesgos del up!, por ejemplo, atrae la mirada de los viandantes por su línea. El coche, aún mostrando rasgos distintos, se mantiene dentro de los últimos cánones de estilo de la marca española.

La parrilla frontal, de forma trapezoidal y provista de un marco negro, resalta el logotipo de la marca, mientras que el contorno del capó adopta la clásica forma de V, destacando en sus dos vértices el tamaño de sus faros, grandes y contundentes.

La superficie acristalada se extiende por los laterales permitiendo una generosa entrada de luz al interior. La sensación de amplitud es superior a lo esperado por su corto tamaño. Puede asegurarse que engaña con la simple mirada exterior.

El portón trasero da acceso fácil al maletero que guarda una sorpresa. Se trata de un generoso volumen partido en dos, ya que una bandeja camufla uno de los espacios, con lo que estamos en cerca de los 251 litros de capacidad.

La capacidad es una de las notas diferenciadoras sobre sus competidores más directos, entre los que están tres modelos de distintas compañías pero realizados sobre la misma plataforma. Es el Toyota Aygo y sus parientes Citroen C1 y Peugeot 107, que acaban de ser remodelados.

El interior, muy aprovechable, es de terminaciones sencillas en el Seat Mii y cuenta con algunas soluciones interesantes como la consola central, que ofrece un generoso espacio para depositar los objetos cotidianos.

La zona delantera es muy cómoda con los asientos muy anchos y largos, una arquitectura que puede molestar a los pasajeros de pequeña talla.

En la parte trasera hay espacio confortable para dos adultos de buena talla, porque hay mucho espacio hasta el techo.

El acceso a las plazas traseras es suficientemente ancho para los pies, pero las puertas son bajas y hay que tener cuidado con la cabeza para no golpearse, algo que se supone estará mejorado con la futura carrocería de cinco puertas.

El salpicadero es funcional y en la zona central incorpora los controles para la calefacción y el equipo de sonido, y encima de ellos, la versión probada nos ofrecía el Portable System, un innovador sistema que ayuda a la conducción.

El Portable System ofrece, a través de una pantalla táctil, desde el clásico navegador hasta el manejo del equipo de sonido integrado, pasando por un ordenador bastante completo que ofrece el tiempo de viaje, el consumo, la velocidad media... Y además es extraíble. En la pantalla pueden verse el cuentavueltas, por ejemplo, aunque se dispone de uno analógico de pequeño tamaño en la consola del conductor.

El volante no es tan funcional como cabría esperar. Se puede regular en altura pero no en profundidad, los que dificulta encontrar una buena posición de conducción. El tacto del volante es agradable, no obstante.

A esta se suman otras carencias, como por ejemplo que la guantera no tiene cerradura o que no existen agarraderos en el techo para ninguna plaza, lo que puede dificultar la entrada y salida de personas de edad.

Opcionalmente, la versión probada Style cuenta con dos aportaciones técnicas que garantizan una mayor seguridad y que también son utilizadas por el VW up¡.

Se trata de un sistema de aviso de colisiones y atropello de peatones que funciona hasta 30 km/h, mediante un radar que detecta el obstáculo y opera en microsegundos sobre los frenos para evitar el incidente o, cuando menos, aminorar los daños.

La segunda es la de un apoyo al aparcamiento con sensores en la parte trasera que avisa de la distancia a la que se encuentra un obstáculo, facilitando esa operación.

En ciudad el Mii se ha mostrado muy eficiente, con una buena disposición a las maniobras, y si bien las suspensiones parecen duras, cuando se recorre una zona bacheada no resultan incómodas.

Su desarrollo por carretera, considerando que su idoneidad es para distancias cortas, es ágil, con un buen engranaje de sus marchas, tan sólo comprometido, como ya se ha dicho antes, cuando el asfalto comienza a inclinarse hacia arriba y la escasez de potencia se nota.

Los frenos responden con rapidez. En la frenada no hay desplazamiento de la maza al eje delantero y el control de frenada automática por debajo de los 30 kilómetros por hora apoya la función. Incorpora también el sistema de control de estabilidad ESC.

El consumo es un apartado interesante, puesto que estamos ante una media ponderada de 4,5 litros de gasolina cada cien kilómetros.

El precio de entrada al modelo le hace ser un urbano atractivo, pero con un poco de equipamiento sube demasiado para tratarse de un coche para la batalla en la ciudad. Y eso que no paga impuesto de matriculación, porque emite CO2 por debajo de los 105 gramos por kilómetro.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 3,557 m.

Anchura 1,641 m.

Altura 1,478 m.

Distancia entre ejes 2,420 m.

Vía delantera 1,428 m.

Vía trasera 1,424 m.

Peso 929 kg.

Capacidad depósito 35 l.

Capacidad maletero 251 l.

Coef. aerodinámico N.D.

Posición motor Delantero

Alimentación Inyección multipunto

Cilindros 3 en línea (12 válvulas)

Cilindrada 999 c.c.

Potencia máxima 60 CV a 6.000 r.p.m.

Par máximo 95 NM entre 3.000 y 4.300 r.p.m.

Velocidad máxima 160 km/h

Aceleración 14,3 s.

Consumo medio 4,5 l/100 km

Emisiones CO2 105 g/km

Impuesto Matriculación Exento

Dirección Asistida

Diámetro de giro N.D.

Frenos delanteros Discos Ventilados (256 mm)

Frenos traseros Tambor (200 mm)

Suspensión delantera Independiente McPherson

Suspensión trasera Eje semirrígido.

Tracción Delantera

Neumáticos 165/70 R 14

Transmisión Manual de cinco velocidades

Equipamiento de serie ABS con sistema de control

de estabilidad ESC, airbag

para conductor y acompañante

Equipamiento Opcional Asientos delanteros calefactados

(200 euros); Seat Portable System

(350 euros); Asistente de frenada

en ciudad (225 euros)

Precio de la gama Desde 8.690 euros

Precio de la versión probada 10.240 euros

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

Seat Mii 1.0 60 CV. Ref. 999 c.c. 60 CV 8.690

Seat Mii 1.0 75 CV. Style 999 c.c. 75 CV 10.690

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

---------------------------------------------------------------

Citroen C-1 1.0 3p 998 c.c. 68 CV 9.680

Fiat 500 1.2 3p. 1.242 c.c. 69 CV 11.650

Ford KA 1.2 1.242 c.c. 69 CV 9.400

Hyundai i10 1.25 1.248 c.c. 78 CV 11.450

Kia Picanto 1.0 3p 998 c.c. 69 CV 8.900

Nissan Pixo 1.0 996 c.c. 68 CV 8.600

Peugeot 107 1.0 3p 998 c.c. 68 CV 10.210

Renault Twingo 1.2 1.149 c.c. 75 CV 9.230

Skoda Citigo 999 c.c. 60 CV 8.200

Subaru Justy 1.0 998 c.c. 70 CV 11.540

Suzuki Alto 1.0 996 c.c. 68 CV 7.995

Toyota Aygo 1.0 3p 998 c.c. 68 CV 8.700

VW up¡ 1.0 Move up¡ 999 c.c. 60 CV 9.720

José Felipe Alonso