Seat León WTCC: El arma de Martorell

Diego Zotes05 may 2005
Seat descubre durante estos días en el Salón del Automóvil de Barcelona su arma con la que aspira a convertirse en Campeón del Mundo de Turismos, el León WTCC. Este nuevo certamen denominado World Touring Car Championship pretende colocarse como la tercera prueba automovilística más importante del mundo.
Inicio
EL ARMA DE MARTORELL

a fondo Seat León WTCC 1

Seat descubre durante estos días en el Salón del Automóvil de Barcelona su arma con la que aspira a convertirse en Campeón del Mundo de Turismos, el León WTCC. Este nuevo certamen denominado World Touring Car Championship pretende colocarse como la tercera prueba automovilística más importante del mundo, justo por detrás de la Fórmula Uno y del Campeonato del Mundo de Rallys; y aunque en este su primer año cuenta con pocas marcas de participación oficial, para 2006 se espera que se anime mucho más, ya que importantes fabricantes han anunciado su futura participación.
  Construidos en Martorell (Barcelona), los actuales Seat Toledo Cupra ya participaron con éxito el año pasado en el Campeonato Europeo de Turismos, y este año, en el recién creado Mundial ya han cosechado su primer podio, precisamente el pasado fin de semana en el trazado francés de Magny Tours. Sus tres pilotos oficiales lograron acabar entre los diez primeros: Richard Rydell logró un tercer puesto, Jordi Gené un sexto y Peter Terting un noveno.
Pero como de momento BMW y Alfa Romeo dominan el campeonato, Seat quiere superarles lo más pronto posible, y para ello han creado el nuevo León WTCC, el cual esperan hacer debutar ya este mismo año, y, evidentemente, en 2006 serán uno de los equipos favoritos. De esta forma, el nuevo León "jubilará" al viejo Toledo, pues a la marca española, como es lógico, no le interesa seguir corriendo con un modelo que ya no se vende.
Recordemos que estos coches tienen un reglamento muy estricto para evitar que los costes se disparen, que exista mucha igualdad, y que así se disputen emocionantes carreras. Sus motores son de dos litros y cuatro cilindros, y las potencias rondan los 280 cv. El peso mínimo es de 1.100 kilos, o de 1.140 para los de propulsión trasera. Si se sustituye el cambio de serie por uno secuencial se lastra con otros 30 kilos, y las llantas han de ser de 17 pulgadas. Este interesante campeonato se pude seguir a través de Eurosport.
Por último, decir que además de querer ganar el mundial, Seat pretende demostrar con este coche de carreras la deportividad que marca el carácter del nuevo Seat León de calle, que por supuesto también se expone en Barcelona estos días (de hecho es una de las grandes estrellas del Salón) y que se pondrá a la venta este verano.
Enrique Marco, Autocity.
5 de Mayo de 2005