Seat León 4 20V Turbo: El control total

Diego Zotes23 may 2000
Inicio
Seat León 4  20V Turbo.

Por Fernando A. Marqués Madrid, 23 may (EFE).
El nuevo milenio parece traernos lo impensable en lo que a los automóviles se refiere. Los fabricantes gastan cantidades ingentes en seguridad para que el control de la conducción sea total, al menos en la tracción, la estabilidad y la frenada.

Un vehículo español hace este ejercicio del control total, el León 4, un número que en el futuro diferenciará a los coches Seat que monten el sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Pero éste no sólo es capaz de dar tracción a cada una de las ruedas porque aglutina entre sus característica una amplia relación de siglas que determinan unas condiciones de seguridad activa poco comunes en el mercado.

La sopa de letras ABS, EBD, ESBS, EDS, TCS y ESP sirve para denominar, respectivamente, los sistemas de antibloqueo de frenos, la regulación electrónica de la frenada , el control de la estabilidad en frenada, el control antideslizante, el control de tracción y programa de control de estabilidad.

Semejante conglomerado es capaz de proporcionar un control tal sobre la conducción que manejar los 180 caballos de este Leon 4 es casi "un juego de niños". El coche mima a todo tipo de conductores, hasta los más inexpertos.
Seat, no cabe duda, ha hecho un trabajo de calidad con este León en todos los aspectos, desde el chasis hasta el comportamiento controlado de unas prestaciones que en otras condiciones exigen cierto nivel de conducción.

El chasis ha sido modificado para recibir en la parte trasera un sistema de suspensión multibrazo (en el resto de la gama el sistema es semi-independiente), que ha llevado a una reducción del maletero, que ha pasado así de 340 a 270 litros, e, igualmente, el sistema de tracción integral.

Este esta regido por el sistema denominado Haldez, un embrague de accionamiento hidráulico-mecánico gestionado electrónicamente que decide la cantidad de tracción que hay que aplicar al eje trasero según las condiciones de la marcha. Si ambos trenes giran a la par el coche rueda como si se tratara de un tracción delantera.

El funcionamiento de todos los sistemas, traducidos a sensaciones, suponen la percepción para el conductor de una suave docilidad a pesar de que el motor se muestra muy rápido, con aceleraciones de vértigo si se está dispuesto a segregar adrenalina.

El motor es el conocido turboalimentado que el grupo Volkswagen monta en el Audi A3, entre otros, con capacidad para entregar 180 caballos con sólo 1.781 centímetros cúbicos de capacidad.

La elasticidad y la capacidad de recuperación de este motor son, quizá sus atributos principales, al margen de la potencia, que en este caso está gestionada por una caja de 6 velocidades de gran eficacia.

En lo demás, el León 4 presenta un aspecto discreto. Sólo sus grandes pasos de rueda y sus llantas de radios de aleación le delatan.

a fondo :: Seat León 4 20V Turbo 1

Gama

a fondo :: Seat León 4 20V Turbo 2

Gama Seat León
Competidores

a fondo :: Seat León 4 20V Turbo 3

Competidores