Seat León 2.0 TDI

0
Por primera vez, las dos fuerzas de la policía italiana (Polizia di Stato y Carabinieri) han optado por el mismo modelo y marca de coche para renovar su flota y el elegido ha sido el Seat León 2.0 TDI cinco puertas.

Las unidades que vayan a quedar en manos de la policía italiana estarán dotadas de un equipamiento y unas características especiales, como no podía ser de otra forma. Cuenta con una parte frontal blindada y más potencia de tracción y par motor que el resto.

Para probar la seguridad del blindaje, se realizaron pruebas de balística. El parabrisas, reforzado con 22 mm de grosor y la puerta, con un blindaje B4, resistieron el impacto de balas a 1.400 km/h.

Se sometió a los cristales a pruebas de impacto. Se lanzaron piedras a través de propulsores contra ellos y, se agrietaron, pero ninguno sucumbió a la rotura.

También se han hecho pruebas de resistencia y durabilidad, como las 100.000 operaciones de apertura y cierre de la puerta o los 30.000 kilómetros recorridos parando únicamente para repostar y cambiar de conductor. También se ha simulado una persecución en la que el coche alcanzaba su velocidad máxima (200 km/h).

El coche está equipado con neumáticos especiales y el dispositivo especial de iluminación y sirena característico de la policía. Además, en su interior, hay un soporte para armas y portachalecos antibalas en el techo, equipo de radio y comunicaciones, faros de búsqueda y una celda posterior para los detenidos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.