Seat Ibiza FR 2.0 TDI 143 cv: Unico en su especie

a fondo Seat Ibiza FR 2.0 TDI 143 cv 1
Enrique Marco03 feb 2010
Seat incorpora a su gama Ibiza el FR 2.0 TDI CR de 143 cv, un modelo que se convierte en el único utilitario diésel de semejante potencia.
Unico en su especie
Seat incorpora a su gama Ibiza el FR 2.0 TDI CR de 143 cv, un modelo que se convierte en el único utilitario diésel de semejante potencia. Si bien los Ibiza FR y Cupra de gasolina (con 150 y 180 cv respectivamente) tienen varios rivales de su categoría, parece que los GTI-TDI de este segmento han ido desapareciendo, ya que el más cercano actualmente es el Opel Corsa en su versión 1.7 CDTi de 125 cv, pues otros que en su día sí tuvieron potentes diésel en sus gamas como por ejemplo el Fiat Grande Punto 1.9 JTD 130 cv- ya han dejado de comercializar estas versiones.
Dentro del Grupo VW este nuevo Ibiza FR TDI es el único de su tamaño que monta la nueva mecánica dos litros common rail, pues otros como el Skoda Fabia se conforman con la vieja opción 1.9 TDI inyector bomba de 105 cv, y, por ejemplo, los nuevos Volkswagen Polo recurren como tope de gama al 1.6 TDI de 105 cv. No obstante, para Seat la referencia es la variante FR TDI de la pasada generación, que llevaba su potencia hasta los 130 cv.
Una vez visto su posicionamiento en el mercado, que le hace único en su categoría, vamos a ver qué es lo que nos ofrece este nuevo Ibiza FR 2.0 TDI, disponible tanto en carrocería de 3 puertas (19.560 ) como en la carrocería de 5 puertas (19.900 ); pudiendo además añadir el paquete decorativo Bocanegra (827 ).
Además de los logos FR tanto en el frontal como en la trasera, observamos unos paragolpes específicos con rejilla delantera en panel de nido de abeja, unos espejos retrovisores decorados en color plata, una doble salida lateral del tubo de escape y unas imponentes llantas de 17 pulgadas con neumáticos 215/40. En el interior el volante de cuero achatado en su parte inferior y un pomo de cuero con el anagrama FR es lo más llamativo. Los asientos y el velocímetro también portan dichas siglas, y elementos como la visera de cuadro de mandos vienen terminados en negro brillante (o en carbono si se opta por el paquete carbono, el cual añade este material a los radios del volante y al marco del equipo de música).
En la toma de contacto que realizamos con el nuevo Ibiza FR 2.0 TDI, comprobamos su agraciada estética, además de su acogedor habitáculo. Eso sí, percibimos que los asientos no son especialmente deportivos, ya que la sujeción lateral no es mucha. Arrancamos y enseguida nos damos cuenta de la evolución que ha experimentado esta mecánica common rail respecto a la anterior de inyector-bomba, pues tanto los niveles de ruido como los de vibraciones disminuyen considerablemente (entre un 5% y un 10%). Asociado a un cambio manual de seis velocidades, el Ibiza FR 2.0 TDI reacciona con contundencia pero con suavidad, de forma muy diferente al anterior FR 1.9 TDI de la pasada generación. Es curioso como este nuevo modelo corre más, pero no tiene aquella agresiva forma de entregar la potencia, con patada incluida, de su predecesor.
La cifras hablan por sí solas, y con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos el nuevo le saca al viejo nada menos que 1,1 segundos; mientras que la velocidad máxima es prácticamente la misma (210 km/h ahora, 208 km/h antes). Significativa es también la reducción de consumo, y si ya el viejo Ibiza TDI FR gastaba poco este nuevo modelo todavía gasta menos, más de medio litro menos cada 100 km: 4,6 l/100 km. Igualmente han descendido las emisiones de CO2, y al lograr un registro de 119 g/km en Seat ya se apresuran a llamarlo el primer Eco-GTI. Argumentos no les faltan.
Por lo que se refiere a comportamiento el Ibiza, como últimamente todos los Seat, brilla con luz propia, al ofrecer un tacto muy directo y unas reacciones ágiles combinadas con un confort considerable. Respecto a un Ibiza "normal" el FR TDI es 15 mm más bajo y entre un 8% y un 10% más rígido. También incorpora de serie el diferencial electrónico XDS, el cual ayuda a mantener la trayectoria y el empuje cuando aceleramos con excesiva fuerza a la salida de una curva. Otro trabajo que se ha realizado es el de compensar el reparto de pesos, lo cual les ha llevado en este FR TDI a colocar la batería en el maletero (con el inconveniente de perder 42 litros de capacidad: 250 litros el 5p y 236 litros el 3p).
Finalmente, entre su equipamiento de serie no faltan el ESP y el TCS con sistema de ayuda al arranque en pendiente, los airbag frontales y de cabeza-tórax, el testigo de presión de neumáticos, el control de crucero, el ordenador de abordo, los faros antiniebla con función de iluminación en curva o el equipo de música de seis altavoces con MP3. Opcionalmente se ofrecen elementos como los airbags laterales y de cabeza para las plazas traseras, la alarma volumétrica, el techo panorámico, los faros bixenón con AFS, los asientos calefactados y la tapicería de piel, la nueva generación de navegadores Tom Tom portátiles, el puerto USB y algunos paquetes específicos.