Seat Ibiza Cupra Bocanegra: Deportividad española

a fondo :: Seat Ibiza Cupra Bocanegra 1
Diego Zotes01 jul 2010
Nos ponemos al volante de la versión deportiva más exclusiva de la marca española Seat, la edición Bocanegra del Cupra, que entrega 180 cv y tiene un equipamiento sobresaliente.
La máxima deportividad Made in Spain para nuestro querido superventas Ibiza llega de la mano de la versión más radical de la marca, la versión Cupra, que ya se ha creado una gran representatividad entre los amantes de las prestaciones más puras. Pero no conformes con eso, nos ponemos al volante de la edición más exclusiva y especial del modelo, del que sólo se fabrican 1.000 unidades al año para España y supone la versión más deportiva y alta de gama del utilitario. Se trata del Bocanegra, que con esta denominación quiere rememorar a uno de los deportivos más representativos de la marca de los últimos 50 años, cuando allá por los años 70-80 el Seat 1200 y 1430 Sport, alias Bocanegra, representaban la máxima deportividad de la época.
a favorImagen distinguidaEquipamiento de serie amplioMotor potenteen contraRumorosidad generalFrenos algo escasosPrecio elevado
Pues el nuevo Ibiza Cupra Bocanegra con su motor de altas prestaciones, sus aditamentos deportivos exteriores y su profusión de equipamiento se coloca en la cima de la gama Ibiza, y en general de los utilitarios con aspiraciones deportivas, con elementos tecnológicos propios de las mejores berlinas. Esta nueva edición rezuma un marcado carácter pasional por los cuatro costados, con un diseño agresivo donde los haya que llama poderosamente la atención, un equipamiento donde no se echa en falta ningún extra y un rabioso carácter que le brinda su excelente motor de última generación de origen Volkswagen, el excelente 1.4 TSI que combina el compresor con el turbo para entregar 180 cv, logrando unas prestaciones para quitarse el sombrero.
Encuentra a sus rivales más directos en marcas también generalistas como el Abarth Grande Punto de Fiat, con un carácter algo más deportivo, el Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde, el Opel Corsa OPC o el Renault Clio Sport, algunos de ellos más radicales pero con un equipamiento algo menos distinguido. Esto nos demuestra la doble personalidad del Cupra Bocanegra, que además de ofrecer unas fabulosas cualidades deportivas brinda un confort y bienestar interior excelente para los pasajeros. Para conseguirlo habrá que desembolsar algo menos de 24.000 euros de tarifa, un precio no muy elevado si tenemos en cuenta que está incluído el cambio automático secuencial de doble embrague DSG de 7 velocidades con levas tras el volante.
Atractivo aspecto deportivo
Lo primero que llama la atención de este Cupra Bocanegra es su estética personalizada desarrollada sobre un Ibiza de tres puertas denominado SC, del que aprovecha sus rasgos más agresivos como la fluida línea que recorre sus puertas o los modernos grupos ópticos que enfatizan su imagen, a la que han agregado determinados aditamentos distintivos por un lado de la versión Cupra y por otro del acabado más destacado Bocanegra. Resalta un paragolpes delantero en color carrocería, rematado el frontal en color negro lacado, con unas aberturas de refrigeración muy pronunciadas con rejilla de nido abeja que junto con los acentuados faros rasgados hacia las aletas y la parrilla dibujan una agresiva V, destacando en su centro el logotipo de la marca. La vista lateral está protagonizada por unas llantas de aleación deportivas de cinco radios de 17 pulgadas en color titanio, que dejan entrever unas pinzas de freno rojas Racing Seat de gran potencia, y por los espejos retrovisores también en color negro brillante. La zaga muestra un nuevo paragolpes muy agresivo, con salidas de aire laterales enrejilladas y un impresionante difusor en la zona inferior en color negro que recubre el llamativo escape trapezoidal central. Un alerón sobre la luneta trasera corona la imagen y aporta aún más deportividad.

a fondo :: Seat Ibiza Cupra Bocanegra 2

El habitáculo también se empapa de esta puesta en escena deportiva, con unos asientos exclusivos de gran sujeción con costuras en rojo y la letra B grabada sobre el respaldo y un volante de piel deportivo de tres radios rematado también con costuras rojas con detalles de plástico símil fibra de carbono propio del Paquete Carbono de serie para el Bocanegra, que se extienden hasta el frente de la consola central y el marco del cambio y la visera del cuadro de instrumentos. Los asientos delanteros proporcionan una gran sujeción y confort, además de reclinarse notablemente hacia delante el asiento del pasajero mediante el sistema Easy Entry para permitir un acceso aceptable a los pasajeros de la segunda fila. En el maletero queda un espacio para 284 litros de equipaje. Pero lo que más llama la atención en el interior es el empleo del nuevo cambio automático de doble embrague DSG de 7 velocidades, con la opción de cambio manual en la palanca y con las levas tras el volante, consiguiendo hacer de la ergonomía de la conducción un verdadero placer.
El hecho de decantarse por un Bocanegra significa poder hacerse con una edición limitada de un Ibiza superpotente configurado a capricho con cantidad de extras. De serie, como el Cupra, ofrece el nuevo diferencial electrónico XDS combinado con suspensión deportiva, control de estabilidad ESP, control de tracción TCS con asistente a la frenada EBA, suspensión deportiva específica, asistente de arranque en pendientes, control de presión de neumáticos, control de velocidad, todos los airbags, climatizador, radio CD con lector de MP3 y conectores auxiliares Aux-in y faros antiniebla con función de alumbrado en curva (cornering). Opcionalmente nuestra unidad añade además faros bi-xenón con iluminación activa en curva, alarma, techo solar eléctrico y sensores de aparcamiento traseros.
Motor y cambio excepcionales
Para las versiones más deportivas del Ibiza, tanto el FR de 150 cv como el Cupra de 180 cv, está disponible el acabado Bocanegra y siempre asociados con el innovador cambio automático secuencial DSG de 7 velocidades. Todas estas versiones montan el revolucionario motor 1.4 TSI de inyección directa con compresor y turbo, que en nuestra versión Cupra entrega una impresionante potencia de 180 cv a 6.200 rpm y un par motor de 250 Nm a tan sólo 2.000 vueltas, gracias al doble sistema de sobrealimentación que funciona actuando a bajas vueltas en mayor medida el compresor y a alto régimen más el turbo, trabajando ambos siempre conjuntamente para evitar escalones de potencia. Con estos sistemas de propulsión consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 7,2 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h, dejando los consumos y las emisiones en cifras bastante escuetas, de 6,4 litros a los 100 km de consumo según datos oficiales y de 148 gr/km de CO2 de emisiones.

a fondo :: Seat Ibiza Cupra Bocanegra 3

En cuanto a su comportamiento dinámico, se le ha dotado de un tacto muy deportivo pero con un importante compromiso hacia el confort de los pasajeros, convirtiéndose esta versión Cupra Bocanegra en la más alta de gama del modelo y siendo pionero en el empleo de de tanta tecnología mecánica en su segmento. La carrocería siempre está bajo control gracias a la incorporación de serie del sistema XDS, una especie de diferencial electrónico que hace las veces de un diferencial autoblocante mecánico pero con gran suavidad y mayor ligereza, evitando la tendencia subviradora del eje delantero en fuertes apoyos en curva. La dirección es muy directa y se muestra aplomada, mientras la suspensión deportiva filtra las irregularides del terreno con bastante solvencia, a pesar de mostrarse rígida.