Seat Ibiza Cupra 2016: Ahora con motor 1.8 TSI de 192 CV

seatibizacupraportada_4f3ce4740deed718fc885dad8.jpg
Raúl Toledano01 sep 2015
El Seat Ibiza Cupra 2016 recibe un implante mecánico, un bloque 1.8 TSI turbo y de doble inyección de gasolina para rendir 192 CV de potencia y 350 Nm de par motor, una ganancia que, claro está, mejora sus prestaciones. El interior hereda el diseño del nuevo Ibiza.
Después de lanzarse la última actualización del Seat Ibiza, la marca de Martorell pone sobre la mesa la versión más deportiva y de altas prestaciones de su utilitario, como no, bajo las siglas más racing Cupra. La llegada a finales de año del nuevo Ibiza Cupra, que sustituye al modelo vigente desde 2013, supone una mejora en todos los apartados de rendimiento mecánico gracias al nuevo motor montado, un gasolina de 1.8 litros de 192 CV que sustituye al anterior 1.4 TSI de 180 CV.El mismo motor que utiliza el Volkswagen Polo GTI
Se trata de la misma motorización que utiliza su 'primo de Grupo', el Volkswagen Polo GTI. Y no es sólo la ganancia de 12 CV de potencia, sino que junto al mayor cubicaje del nuevo Ibiza Cupra llega un sistema de doble inyección (directa/indirecta) y un nuevo turbocompresor con el consiguiente aumento de par motor, que pasa de 250 Nm anteriores a unos 320 Nm disponibles en un amplio rango de revoluciones que va entre las 1.450 y 4.200 rpm. Estas nuevas especificaciones se traducen en la ficha técnica de la siguiente manera: 235 km/h de velocidad máxima (+7 km/h que antes), 6,7 segundos de aceleración de 0 a 100 km/h (dos décimas menos) y 6 ,0 l/100 km. de consumo mixto (una décima más).235 km/h de velocidad máxima y 6,7 segundos de 0 a 100 km/h
Por las fotos del interior la caja de cambios es manual y de seis velocidades (en el modelo saliente era automática DSG y de siete relaciones) y, por el momento, la única carrocería disponible para el Cupra será la de tres puertas o SC. Siguiendo por el camino del comportamiento deportivo, Seat incorpora de serie al Ibiza Cupra el chasis adaptativo CUPRA Drive Profile, a través del cual el conductor puede reprogramar con sólo tocar un botón la respuesta de la dirección y el tarado de la suspensión que permite escoger entre un modo confort o deportivo. En el plano de seguridad activa, también son de serie elementos como el bloqueo electrónico del diferencial XDS, el control de estabilidad ESP, el asistente de arranque en pendiente, el freno multicolisión y el detector de somnolencia.
En su diseño exterior, el Ibiza Cupra hereda los rasgos de diseño del resto de versiones del Ibiza, pero añade un poco de picante al conjunto con elementos de serie que en otros acabados del Ibiza no lo son, como los faros bixenón, los pilotos de LED, las llantas de 17 pulgadas de diámetro específicas, los espejos exteriores en negro brillante, y por supuesto un paragolpes trasero específico que integra un difusor en negro mate con el característico escape trapezoidal central.
Por dentro los cambios son más profundos. asumiendo el nuevo cockpit del Ibiza, más limpio de botones, mejor organizado y con proporciones horizontales y enfocadas hacia el conductor en un salpicadero que integra el sistema multimedia con pantalla táctil y función MirroLink (para volcar aplicaciones del teléfono móvil al coche). Hay pequeños detalles de mayor sofisticación como un nuevo volante, procedente de la familia León, las entradas de aire o el nuevo panel de instrumentos; y no falta el emblema Cupra en la parte plana del propio volante y en el pomo del cambio.
El habitaculo presenta el diseño, más horizontal y mejor integrado, del resto de versiones Ibiza