Seat Ibiza: Diseño de flecha

Raúl de San Antonio14 may 2008
El modelo estandarte de la marca española llega a su cuarta generación con casi cuatro millones de unidades vendidas. Más grande, más ágil y mejor equipado, el utilitario por excelencia ya está a la venta desde 12.900 euros.
El modelo estandarte de la marca española llega a su cuarta generación con casi cuatro millones de unidades vendidas, cifra que representa el 45 por ciento de las ventas de Seat.

a fondo Seat Ibiza 1

El nuevo Ibiza aprovecha las sinergias del grupo Volkswagen y estrena nueva plataforma con una batalla 7 mm mayor, al igual que el ancho de vías -30 y 33 mm más en el eje delantero y trasero respectivamente-, sobre la que se construirán los nuevos utilitarios del consorcio alemán. Con ella el superventas español se beneficia de un peso más contenido -en torno a 50 kg menos que su antecesor- y de un maletero que ofrece 25 litros más de capacidad -292 litros-, convirtiéndose en el maletero más grande del segmento gracias al crecimiento experimentado con 99 mm más largo.
El esquema de suspensiones es el mismo de su antecesor, pero más rebajado y con nuevos silent-blocks que ofrecen una mayor rigidez e insonorización que incrementa el confort de marcha, además de un comportamiento más deportivo y preciso del ya conocido chasis ágil.
La estética se asemeja a la de su hermano mayor, el León, aunque el Arrow Design acentúa aún más la agresividad en la carrocería del Ibiza en la que las tres líneas dinámicas laterales dan idea del público principal al que va dirigido el producto de Seat, los jóvenes, que verán hecho realidad su sueño de la deportividad gracias a un interior amplio, pero con una posición de conducción más baja.
Otras mejoras notables y que más llaman la atención respecto a la generación anterior es la incorporación del ESP de serie con asistente a la frenada de emergencia en toda la gama, airbag de cabeza-tórax, Hill Hold Control o asistente de ayuda en pendientes y la reducción en el coste del mantenimiento del 9 por ciento.
Entre las opciones más atractivas destacan los faros bixenón adaptables en curva (AFS), reproductor de audio con MP3 y dispositivo para iPod, un nuevo techo panorámico, bluetooth y navegador portátil intregrado en la consola central, entre otros.
Después de la renovación de su modelo más importante, los de Martorell presentarán tres nuevos modelos cada año, para llegar a posicionarse como marca líder en calidad y diseño. El importante salto cualitativo con la nueva era Ibiza, sólo es el principio para llegar a la máxima fiabilidad y precisión en la construcción del resto de la gama que viene. Y hasta la llegada de las versiones radicales FR y Cupra, además de la respetuosa ecomotive, y la incorporación a determinadas mecánicas del cambio DSG de 7 velocidades, el utilitario por excelencia ya está a la venta desde 12.900 euros en gasolina y 15.100 € en diésel en acabado Reference.
Los motores, ahora más limpios, que animarán al ¿renovado rey del segmento B? son: 1.2 12v 70 cv, 1.4 16v 85 cv y 1.6 16v 105 cv, todos ellos gasolina y disponibles también en los acabados Stylance y Sport -excepto el 1.2-. La gama diésel la formará el 1.9 TDI 105 cv, hasta la llegada del 1.4 TDI 80 cv y el 1.9 TDI 90 cv, todos ellos con filtro de partículas.