Seat Altea XL: Tallas grandes...

Diego Zotes04 oct 2006
Los clientes que se sientan atraídos por la estética y el comportamiento deportivo del Seat Altea, están de enhorabuena. Llega el Altea XL extralargo, con 18,7 centímetros más y hasta 635 litros de capacidad en el maletero.
Tallas grandes
Las familias numerosas que se veían atraídas por el diseño deportivo y dinámico del Altea presentado hace ya dos años, aunque se cohibían de adquirirlo por motivos fundamentales de espacio de carga, están de enhorabuena. La marca española lanza una versión XL (Extralarga) del monovolumen compacto Altea, que crece notablemente en dimensiones exteriores, principalmente en su parte trasera, que se ve positivamente estirada hasta en 18,7 centímetros. Resulta como un Altea alargado, puesto que mantiene su peculiar imagen deportiva, sus vigorosos propulsores y su excelente comportamiento dinámico. Así se completa la gama de nuevo diseño que comenzó con su hermano pequeño Altea, que ha continuado por el Toledo y, más recientemente, el León. Ahora, para el mes de octubre, ya se podrá adquirir este Altea XL en los concesionarios de la marca en nuestro país.

a fondo :: Seat Altea XL 1

Con este crecimiento, Seat satisface las demandas de muchos de sus clientes que, como últimamente se está comprobando en el segmento, necesitan más espacio para llevar objetos mientras no requieren en tal medida las siete plazas. Con lo que la consecuencia es más que evidente: crece en habitabilidad, en flexibilidad de uso y en capacidad de carga, pasando de los 409 litros del Altea a los 532 litros mínimos que encontramos en esta versión XL. Si el objetivo es el espacio de carga, se puede aprovechar el desplazamiento longitudinal de 14 centímetros que permite la segunda fila de asientos, llegando a ofrecer 635 litros de capacidad, la máxima cifra del segmento. Asimismo se puede favorecer el transporte de los pasajeros ampliando la habitabilidad y el espacio para las piernas en esa segunda fila en dos centímetros. Gracias a estas tremendas medidas, el Altea XL se coloca al frente de la competencia, donde figuran el nuevo Renault Scénic, el Ford S-Max, el Opel Zafira o el recién llegado Citroën C4 Picasso.
Los motores destinados al nuevo Altea XL son los mismos que tan alegremente mueven al Altea y a la gran mayoría de modelos de la marca, con dos motorizaciones de gasolina, un 1.6 de 102 cv y un 2.0 FSI de 150 cv solo con cambio Tiptronic secuencial de 6 relaciones, a los que se unirá durante el mes de noviembre el nuevo 1.8 TFSI de 160 cv. En ciclo diesel encontramos los conocidos 1.9 TDI de 105 cv y dos 2.0 TDI, uno de 140 cv, que se venderá con la opción de cambio DSG, y otro de 170 cv con cambio manual de 6 velocidades.
En cuanto al diseño exterior, la mayor diferencia respecto a su hermano pequeño la encontramos en la parte trasera, donde se ha alargado la carrocería 18,7 centímetros introducido un nuevo tercer cristal lateral más grande, así como unos grandes grupos ópticos traseros de cristal traslúcido que se extienden horizontalmente hasta el portón del maletero, mostrando una imagen de mayor robustez y aplomo, además de suavizar sus rasgos deportivos para adecuarse a lo que buscan los clientes de este segmento. También destaca como elemento novedoso las barras portaequipajes sobre el techo, negras en la versión Reference y cromadas en las versiones Stylance y Sport-Up, que además de su función práctica para la carga de hasta 75 kg. de peso, aportan una imagen de vehículo familiar.

a fondo :: Seat Altea XL 2

El Altea XL también estrena unos nuevos espejos retrovisores exteriores, que ahora son más amplios y menos afilados, permitiendo mayor visibilidad y control del entorno del coche.
El aspecto de esta versión XL es igual que el del Altea con el típico aire de familia, donde destaca la parrilla frontal en forma de trapecio invertido con el marco cromado y los grupos ópticos, de doble faro y en forma de "ojo". Las rejillas del paragolpes delantero tienen forma de nido de abeja y lleva los antiniebla integrados. Los brazos del limpiaparabrisas están ubicados en los pilares laterales del parabrisas, como en el resto de la gama.
Una de las principales cualidades del Altea desde su nacimiento es la gran habitabilidad interior, que ahora mejora notablemente el nuevo Altea XL, multiplicando la capacidad del maletero y el espacio para los pasajeros de las plazas traseras. La banqueta trasera ahora se desliza longitudinalmente dos centímetros hacia delante y 14 centímetros hacia atrás, favoreciendo la elección entre las prioridades y necesidades de carga o de transporte. Con estas medidas, el nuevo Altea XL ofrece 532 litros en lugar de los 409 litros del Altea, ampliables en 100 litros más de maletero, hasta los 635 litros en la opción de carga. Estas medidas le convierten en el líder de la categoría en este aspecto. Si aún necesitamos más espacio, podremos abatir totalmente los asientos y alcanzar un volumen de carga máximo de 1.604 litros.

a fondo :: Seat Altea XL 3

La habitabilidad en las plazas traseras también se ha visto muy mejorada, ya que se puede desplazar la banqueta trasera hasta 2 centímetros hacia atrás, ganando espacio para las piernas de los ocupantes de dichas plazas. En las plazas delanteras del Altea XL, como en el Altea, los asientos están colocados 80 mm más alto que en un turismo como el León, lo que favorece una posición de conducción dominante y el control total del entorno en ambas plazas. La funcionalidad de este monovolumen se hace patente en los detalles del interior. Numerosos huecos portaobjetos están distribuidos por todo el habitáculo, además de incorporar una nueva bandeja cubre equipajes plegable de un sólo toque y unas bandejas plegables para las plazas traseras.
Lo que más destaca al adentrarnos al interior es la consola central orientada hacia el conductor, que incorpora el sistema de climatización, el equipo de sonido y el sistema de navegación opcional. Así todos los mandos de las funciones electrónicas de confort y de seguridad quedan muy a mano del conductor.
Para familias exigentes
En cuanto al equipamiento de confort, el Altea XL incluye gran cantidad de soluciones inteligentes, que hacen más agradables el uso del vehículo, como la bandeja enrollable con un toque y desmontable fácilmente, las bandejas rígidas para la sujeción de objetos en los asientos traseros, un enchufe de 12V en el maletero y otro entre las dos plazas traseras, portagafas para el conductor, cajón debajo de cada asiento delantero. Además, el apoyabrazos delantero dispone de una guantera de doble fondo, un primer nivel para guardar pequeños objetos y el espacio inferior para objetos de mayor volumen y una conexión auxiliar para fuente externa de audio como iPod o un USB.

a fondo :: Seat Altea XL 4

Se comercializan tres niveles de acabado: Reference, Stylance y Sport-up. Desde el más básico incluye de serie elementos como aire acondicionado, radio MP3 con entrada auxiliar de fuente externa y seis altavoces, sensor de presión de neumáticos, llantas de acero de 16", barras portaequipajes en color negro, control de velocidad y ordenador de a bordo, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, espejos retrovisores eléctricos y con posición de parking, bandeja trasera flexible y asiento del conductor ajustable en altura, entre otros.
La lista de opciones para completar nuestro Altea XL es muy completa, con sistema de navegación dinámica con pantalla de 6,5", instalación de teléfono Bluetooth, preparación para navegador Tom-Tom, faros Bi-xenon AFS direccionales, techo de cristal con apertura eléctrica, cristales traseros oscurecidos, asientos calefactados y conexión USB para reproductores MP3.
Prestaciones diesel
Para nuestra prueba de contacto hemos elegido el reciente motor turbodiesel 2.0 TDI de altas prestaciones que desarrolla una potencia de 170 cv a 4.200 rpm y un tremendo par motor de 350 Nm a 1.800 rpm, ya ofrecido en el Altea FR, el León FR y el Toledo, que ofrece una conducción muy agradable y mucha fuerza a cualquier régimen de giro del motor y con cualquier relación engranada de la caja de cambios manual de 6 velocidades. De hecho, en conducción por carretera, aunque circulemos a velocidad relativamente baja no tendremos más que acariciar el acelerador para obtener una respuesta inmediata y contundente, así como por ciudad podremos desplazarnos fácilmente en marchas largas con el consecuente ahorro de combustible.

a fondo :: Seat Altea XL 5

Las prestaciones de este monovolumen compacto XL son muy deportivas, con una velocidad máxima de 211 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h se realiza en unos sorprendentes 8,7 segundos, una cifra de vehículos con una clara orientación deportiva, conformándose además con un consumo en ciclo combinado de 6,2 litros a los 100 kilómetros.
El conocido Chasis Ágil de Seat facilita la transmisión de esta tremenda potencia al asfalto, manteniendo todas las garantías de seguridad mediante un mejor control y agilidad de reacciones. Posee una extremada rapidez de giro y un mínimo balanceo lateral, gracias al tarado de los muelles y amortiguadores, a unos neumáticos deportivos con poca deriva y a una dirección electromecánica de asistencia variable. Los trenes delantero (McPherson) y trasero (multibrazo con efecto de guiado) emplean unos "silentblocks" muy rígidos que otorgan gran estabilidad en los movimientos y minimizan los esfuerzos longitudinales, de aceleración y frenada, y transversales, de balanceo en fuertes apoyos.
El equipo de seguridad tanto activa como pasiva del Altea XL es muy amplio, hasta el punto de que le ha facilitado las cinco estrellas de seguridad en los test de EuroNCAP. La seguridad activa se completa con sistemas de serie como el ABS y el TCS, incluso con el ESP con Driving Steering Recommendation y asistente a la frenada de emergencia EBA, de serie desde la versión Stylance, mientras que en seguridad pasiva puede montar hasta 8 airbags, con los seis habituales más los dos laterales traseros opcionales. Además de los airbags dispone de elementos como cinturones de seguridad de tres puntos o fijaciones Isofix para sillas de niños. Todos estos elementos de seguridad completan al magnífico Chasis Ágil, que confiere una manejabilidad y estabilidad excepcionales, así como una estabilidad envidiable en cualquier tipo de conducción.