Seat Altea Freetrack: El primer SUV de Seat

Enrique Marco06 mar 2007
Un proptipo que toma como base la plataforma del Seat Altea XL y adopta el bloque de 4 cilindros turboalimentado de su hermano León Cupra, es decir el motor 2.0 TFSI de 240 cv de potencia.
El primer SUV de Seat
El Salón del Automóvil de Ginebra ha sido el marco elegido por Seat para dar a conocer un avance de su próximo modelo, se trata de prototipo Altea Freetrack. Pero en este caso no se trata de un estudio de diseño para averiguar que impresiones causa en el público, sino un avance del modelo que Seat tiene ya previsto fabricar en serie y poner en la calle en breve. Así las cosas, un SUV muy similar al que se puede ver en estas fotos circulará por nuestras calles en unos meses.

a fondo Seat Altea Freetrack 1

Y es que la marca de origen español no podía pasar por alto la creciente demanda de vehículos 4x4 de este tipo; pues además de los numerosos modelos japoneses y coreanos, los europeos también se están poniendo las pilas, con ejemplos como los Opel Antara, Peugeot 4007, Citroen C-Crosser, etc. En el caso de Seat, el Freetrack deriva del Altea XL, pero está tan evolucionado que hace gala de unas cotas off road propias de un todoterreno auténtico.
Con una altura total de 1,79 metros (185 mm más que un Altea XL), el Altea Freetrack tiene una distancia libre al suelo de 310 mm y unos ángulos de ataque, salida y ventral de 26º, 29º y 23º respectivamente; unas excelentes cotas para un SUV. La carrocería está ensanchada 60 mm, los paragolpes sobredimensionados, los pasos de rueda abultados, presenta unos tubos de escape triangulares y apliques de aluminio; lo que aporta al conjunto un aire muy agresivo. Todo ello se ve culminado por unas enormes llantas de aleación de 19 pulgadas, con neumáticos de 255/50 de sección.
En el interior destacan los cuatro asientos individuales tipo backet, las combinaciones de piel y aluminio del salpicadero, la llamativa consola central con pantalla de navegación y el techo panorámico de grandes dimensiones entre otras cosas.

Por último, decir que el motor que monta el prototipo de Ginebra es un 2.0 TFSI de 240 cv, asociado a un sistema de tracción a las cuatro ruedas. No obstante, cuando se anuncien las características del Altea todoterreno ya definitivo, a buen seguro se darán a conocer otras muchas mecánicas, sobre todo las efectivas TDI.