Seat Alhambra 4WD 2.0 TDI 7 plazas, el juego del escondite:

Agencia EFE30 ago 2011
Seat abordó hace pocos meses la sustitución del monovolumen familiar Alhambra, que en la segunda generación se complementa, como pasó en la anterior, con el Volkswagen Sharan, dejando fuera del trío al Ford Galaxy, ahora bajo la disciplina exclusiva de la marca del óvalo y lejos de alianzas entre grupos automovilísticos para determinado tipo de vehículos.

La marca española, bajo los efectos de las sinergias de su propio grupo, ha dado un vuelco casi total al Alhambra, con un diseño más cuidado, rectilíneo y no tan anguloso como el anterior; una concienciación ecológica con el distintivo Ecomotive en toda la gama motriz, excepto el gasolina de 200 CV; elementos prácticos como las puertas traseras correderas, que implican un plus de accesibilidad; modularidad mejor estudiada y resuelta; y una dinámica actualizada.

Pero en una especie de juego del escondite, porque no tiene referencia alguna en forma de esos distintivos externos a los que tan proclives son las marcas con sus ocurrencias, se ha sacado de la chistera una versión con tracción integral, que identifica comercialmente como Alhambra 4, todavía no presente en la gama de su hermano de Volkswagen, el Sharan.

Este elemento, distintivo y exclusivo, del Alhambra conjuga de forma muy equilibrada las prestaciones de vehículo familiar con las de ocio. Conviene tener en cuenta que el equipamiento de esa tracción integral se limita a escenarios como firmes deslizantes y nevados, pero, mucho cuidado, con pretender exigirle una conducción campera para lo que no está capacitado, ni siquiera en cotas exclusivas como la distancia libre del suelo, pues el Alhambra 4 es totalmente idéntico al resto de la gama con propulsión delantera.

Para ahondar en esa exclusividad, la versión de tracción integral se asocia únicamente a la versión motriz diesel TDI de 2.0 litros y 140 CV de potencia, así como al nivel de equipamiento Style.

El protagonismo de esta versión está camuflado en el coche en un sistema Haldex de cuarta generación, cuyo componente esencial es un diferencial electromecánico con regulación hidráulica integrado en el chasis del coche, sin haber precisado transformaciones importantes en la estructura, y en actuación conjunta, cuando se hace necesario, con los sistemas de control de estabilidad (ESP) y antibloqueo de frenos (ABS).

El funcionamiento es totalmente automático, ya que la fuerza motriz se transmite al eje posterior mediante un cardan al final del diferencial delantero.

La intensidad de esa fuerza motriz está en función de la presión aplicada y puede llegar hasta una transmisión al cien por cien al eje trasero.

En este sistema operan también unos discos permanentemente sumergidos en aceite que funcionan de manera variable continua a través de un presión hidráulica regulada. De esta forma, en las acciones de frenado, los discos se separan por completo y anula toda transmisión de potencia a las ruedas traseras.

En función de las distintas coyunturas de conducción o de entorno de ruta, los discos se separan con el requerimiento del ABS y se cierran para dejar autonomía de operatividad al ESP.

La discrecionalidad del sistema es total, hasta el punto que el conductor, sin tocar dispositivo alguno, nota en todo momento un asentamiento perfecto el firme y una estructura que no se descompone con balanceos o tirones de los ejes, mientras que los elementos electrónico de apoyo dinámico actúan de forma suave y rápida.

Otro punto de fortaleza del Alhambra 4 radica en el equipamiento de neumáticos de autosellado, facultados para tapar los agujeros sobre el caucho motivados por objetos punzantes sobre la vía. Consecuentemente elude en su equipamiento cualquier tipo de rueda de repuesto o sistema antipinchazos, se bien ofrece apoyo con un sistema de control de presión de serie.

El motor de esta versión tan llamativa del monovolumen familiar de Seat es todo un comodín en las marcas y modelos del grupo Volkswagen. Reiteradamente probado, pasa con suficiencia la prueba de un vehículo más especial por su peso y por las condiciones especiales de carga que puede llegar a tener.

Vuelve a ser un motor alegre, con entrada de par desde medios-bajos regímenes de giro, quizás un poco remiso en la zona baja y en las aceleraciones desde los 0 km/h, pero se torna solvente y poderoso a partir de 1.700 revoluciones y se extiende con soltura bastante por encima de las 4.000. En definitiva, muy fiable y con condiciones sobradamente demostradas para ser la mecánica de más recorrido y aceptada por los clientes.

En su complicidad con la caja de cambios manual de seis velocidades repite el buen escalonamiento alabado en otras pruebas, junto al buen manejo y acceso de la palanca de cambios, de recorridos cortos y engranajes muy precisos.

La otra faceta asociada al motor, el consumo, se salda con un registro en prueba por debajo de los 7 litros a los cien kilómetros, apoyado en el sistema start and stop de parada y arranque automáticos (muy puntual en ambas funciones), sistema de recuperación de energía en frenada y desaceleraciones, además de una dirección precisa en todo momento que contribuye a esta sobriedad de gasto. Un factor que no se puede desdeñar es que el Alhambra 4 pesa casi 120 kilogramos más que el estándar con la misma versión motriz y equipamiento y eso, lógicamente, incide en un pequeño plus de consumo.

La movilidad del coche es de notable a las puertas de un sobresaliente que, sin lugar a dudas, habría obtenido de no mediar una suspensión levemente blanda que absorbe con algo de dificultad trazadas angulosas y asfaltos poco cuidados.

Condición general de toda la gama del modelo es un acabado muy bueno con terminaciones y materiales en los que se han puesto los cinco sentido. Añádase un espacio interior amplio y, sobre todo, muy alegre y bien iluminado por el concurso de un techo de cristal y una superficie acristalada muy amplia. Magnífica es la posición de conducción con la medida justa de sobreelevación.

La gama del nuevo Alhambra distingue entre las versiones de cinco y siete plazas y, por lo que respecta al test de esta versión, se ha ejecutado sobre esta última. La tercera fila de asientos han ganado en comodidad para sus ocupantes, aunque todavía deben ser de uso prioritario para niños. La central ofrece espacio adecuado para tres pasajeros.

No obstante, se repite el problema es deshojar la margarita entre carga o pasaje, porque el dominio del segundo inhabilita el maletero, con un exiguo volumen de carga de 267 litros; optar por lo primero deja espacio libre para unos más que aceptables 890 litros. Sí hay que aplaudir lo fácil que se ha hecho prescindir de la tercera fila con unas sencillas manipulaciones y como ésta queda perfectamente mimetizada en el suelo plano.

De precio, resulta algo subido, pero en su descargo hay que aludir a un equipamiento completo, muy completo, bien repartido entre seguridad y confort, y apechar, porque se quiere, con esa exclusividad de la tracción integral que resuelve más que bien el deseo tantas veces buscado de esa simbiosis familia-ocio.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 4,854 m

Anchura 1,904 m

Altura 1,720 m

Distancia entre ejes 2,919 m

Vía delantera 1,557 m

Vía trasera 1,569 m

Peso N.D.

Capacidad depósito 70 l.

Capacidad maletero 809/2.430 l. (5 asientos)

267/2.297 l. (7 asientos)

Coef. aerodinámico N.D.

Posición motor Delantero, transversal

Alimentación Inyección directa diesel por

conducto común con turbo de

geometría variable e intercooler

Cilindros 4 en línea (16 válvulas)

Cilindrada 1.968 c.c.

Potencia máxima 140 CV a 4.200 r.p.m.

Par máximo 320 Nm entre 1.750 y 2.500 r.p.m.

Velocidad máxima 191 km/h

Aceleración 0-100 11,4 seg.

Consumo medio 6 l./100 kms

Emisiones CO2 158 g/km

Impuesto de Matriculación 4,75 %

Dirección Servodirección electromecánica

Diámetro de giro 11,9 m

Frenos Discos ventilados 314 mm (DEL.)

Discos 282 mm (TRAS.)

Suspensión delantera Independiente tipo Mc Pherson

con muelles helicoidales,

amortiguadores hidráulicos y

barra estabilizadora

Suspensión trasera Eje multibrazo con muelles

helicoidales, amortiguadores

hidráulicos y barra

estabilizadora

Tracción Integral con diferencial Haldex

Neumáticos 215/60 R 16

225/50 R 17

Transmisión Manual de seis velocidades

Equipamiento de serie ABS con EBD, control de

estabilidad ESP, airbag

frontales, laterales y de

cortina, control de presión de

neumáticos, automatismos de

luces y limpiaparabrisas,

sistema de ayuda al aparcamiento,

cámara de visión trasera

Precio 38.700 euros (7 plazas)

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

Alhambra 4WD 2.0 TDI 5 plazas 1.968 c.c. 140 CV 37.940

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

----------------------------------------------------------------

Ssang Yong Rodius 270 Xd 4WD 2.696 c.c. 165 CV 36.870

Angel Alonso