Seat Alhambra: Marca distancias

Diego Zotes03 oct 2000
Inicio
MARCA DISTANCIAS

a fondo :: Seat Alhambra 1

Como ya anticipamos en el pasado número, el Seat Alhambra cambia de estética y motores, estrenando el primer V6 de más de 200 CV que haya montado Seat, además de caja de 6 marchas y motores 1.9 TDi de 115 CV, situándose en la vanguardia de la oferta de monovolúmenes deportivos.
De la imagen del nuevo Alhambra, poco hay que añadir a lo ya publicado; un nuevo frontal con el escudo que compone la nueva identidad de Seat, con un vago recuerdo al prototipo Salsa, y una trasera remodelada con unos grupos ópticos no muy agraciados y calcados del VW Sharan. Las puertas siguen abriendo como antes (la célula no ha variado, no olvidemos que se trata sólo de un "restyling") y la amplitud interior sigue siendo la ya conocida, aunque mejora el acabado y la apariencia de los materiales, con un nuevo salpicadero bitono y un cuadro de cuatro relojes. Ofrecido en principio como cinco plazas, con asientos individuales confortables y de gran sujeción, puede montar también 7 plazas (otras dos más en una tercera fila trasera), lo que iguala su versatilidad con la de los monovolúmenes grandes, siendo como es en realidad uno medio/grande. Claro que con 7 plazas su capacidad de maletero se reduce al mínimo...

a fondo :: Seat Alhambra 2

Habitabilidad y Equipamiento
HABITABILIDAD Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Seat Alhambra 3

Lo mejor son sus posibilidades casi infinitas de configuración interna, gracias a su gran modularidad, pudiendo incorporar ahora sillas (Isofix) para niños de diversas edades y pesos (de 9 a 32 kg). El salpicadero mantiene en negro la parte superior (para evitar reflejos en el inclinado parabrisas), y en gris claro la inferior, separada por una moldura negra que también puede ser de aluminio o símil madera. Hay dos huecos portaobjetos además de la guantera, y, según los acabados (Stella, Signa y Sport), distintos detalles más, aunque desde el básico Stella es de serie el ABS, el doble airbag, el aire acondicionado y el radiocassette con 8 altavoces.
El Signa añade llantas de aleación, airbags laterales, climatizador, insertos en símil madera, alarma antirrobo, retrovisores exteriores eléctricos y el Sport, la suspensión deportiva (más dura y rebajada, con llantas de aleación de 7x16 y neumáticos 215/55R16) con el volante y el pomo del cambio en piel, y dos relojes específicos para el voltímetro y el termómetro de aceite. En opción hay una larga lista de extras: desde sistema de navegación GPS al control dinámico de estabilidad ESP, pasando por faros de xenon, sensores de aparcamiento, doble climatizador, etc, preferentemente agrupados por "packs" (Electron, Technic, Storage, etc).

a fondo :: Seat Alhambra 4

A prueba
A PRUEBA

a fondo :: Seat Alhambra 5

En nuestra toma de contacto, las estrellas fueron el poderoso V6 2.8 de 204 CV y el interesantísimo 1.9 TDi de 115 CV (el 80% de todas las ventas lo serán de este motor), aunque se mantienen en catálogo el 2.0 115 CV y el 1.9 TDi de sólo 90 CV (un tanto escasos para este nuevo Alhambra, aunque sólo se ofrezca en nivel Stella). El Alhambra V6 2.8 (en nivel Sport con cambio manual y Sport y Signa con automático Tiptronic) resulta menos duro de suspensión de lo esperado, con una dirección muy precisa y unas excelentes aceleraciones. Su respuesta motriz es muy buena a alto régimen y bastante más floja a bajo, no tanto por falta de par como por sus exagerados desarrollos, que hacen de la 6ª una marcha de descanso (la velocidad máxima en esta marcha la logra 1.000 rpm por debajo del régimen de potencia máxima, y casi la iguala en 5ª). Esto obliga a cambiar de marcha con frecuencia, reforzando la filosofía deportiva de esta versión.
El 1.9 TDi de 115 CV, por economía y par a bajo régimen es sin duda el Alhambra más atractivo. Con una suspensión más blanda, balancea más que el V6 2.8 pero aguanta bien la trayectoria impuesta. El turbodiesel 1.9 alimentado ahora por el sistema bomba/inyector rinde nada menos que 31,6 mkg de par máximo a 1.900 rpm (4,6 mkg más que el V6), lo que unido a unos desarrollos también largos, pero no tanto como en el V6 2.8, da como resultado un agrado casi mayor de conducción, con una agilidad sorprendente y menor necesidad de recurrir al cambio, por no hablar de un consumo muchísimo menor. Evidentemente no iguala sus prestaciones (son 115 CV frente a 204) pero la diferencia dinámica es mucho menor de lo que parecería de tal diferencia, con no mucho más ruido y un consumo mínimo.

a fondo :: Seat Alhambra 6

A la venta desde este mes, a un precio un 3% superior al de las versiones precedentes, contará desde final de año con versiones 4Motion de tracción total por el sistema Haldex en los 2.8 V6 y 1.9 TDi 115 CV.