Seat 1.4 TSI 125 cv: Tres modelos muy interesantes

Diego Zotes28 nov 2007
La marca española trae una importante novedad de la mano del Grupo Volkswagen. Presenta el nuevo motor de gasolina 1.4 TSI con 125 cv que se incorporará al León, el Altea y el Altea XL.
Tres modelos muy interesantes
Las cada vez más exigentes medidas contra la contaminación medioambiental están obligando a las marcas de automóviles a desarrollar motores cada vez más reducidos y menos contaminantes manteniendo, eso sí, las elevadas cifras de potencia actuales. Es ahora la marca Seat la que trae una importante novedad de la mano del Grupo Volkswagen. Presenta el nuevo motor de gasolina 1.4 TSI con 125 cv que se incorporará a tres de sus modelos compactos y monovolumen más actuales, el León, el Altea y el Altea XL, que ya se pueden solicitar en los concesionarios. Se coloca así por características mecánicas en un escalón intermedio entre el pequeño motor 1.6 de 102 cv y el potente 1.8 TSI de 160 cv, superando muy ligeramente en precio al motor pequeño de 102 cv de potencia con el mismo acabado. Por ejemplo, el León 1.4 TSI 125 cv Stylance cuesta 18.855 euros. Sin embargo, los Altea y Altea XL se distancian en torno a los 1.000 euros respecto de los mismos motores y acabado Stylance.

a fondo :: Seat 1.4 TSI 125 cv 1

a favorRelación prestaciones/consumo.Progresividad motor.Navegador más intuitivo.en contraRumorosidad mecánica.Recuperaciones en marchas largas.Potencia escasa a plena carga en modelos grandes.
Este nuevo propulsor de 1.4 litros de cilindrada combina de forma muy eficiente la turboalimentación con la inyección directa de gasolina y con una caja de cambios manual de 6 velocidades para conseguir una potencia de 125 cv a 5.000 rpm y un reducido consumo combinado de 6,4 litros y 6,6 litros a los 100 km según versiones (datos oficiales), lo que significa una contaminación al medioambiente de tan sólo 155 gr/km con el León y de 158 gr/km con el Altea y Altea XL. Con estos bajos valores de emisiones, consigue colocarse en el rango del 4,75% en el pago del nuevo impuesto de matriculación que estará vigente para 2008. Este motor deriva del ya conocido 1.4 TSI de 170 cv del Golf GT al que le han rebajado la potencia, adaptándose ya a otros modelos del grupo como el VW Passat, el Golf, el Golf Plus, el Jetta o el Eos.
Junto a este nuevo motor TSI, la gama de modelos Seat incorpora un nuevo navegador Seat Mediasystem, más completo y económico que la anterior versión, y la posibilidad de elegir entre dos diferentes ambientes de acabado en el Altea y el Altea XL, el conocido negro y gris oscuro y uno nuevo de tonos claros para el salpicadero y los paneles de las puertas. El navegador, además de ser más barato, incorpora nuevas funciones como la pantalla táctil, una función de visualización 3D y una memoria interna con disco duro de 30 Gb para guardar todo tipo de datos.
Rendimiento excepcional
Los motores de pequeña cilindrada siempre van acompañados de reducidos consumos y mediante la sobrealimentación dispone de una gran potencia para mover con soltura cualquiera de los tres modelos que lo ofrecen.

a fondo :: Seat 1.4 TSI 125 cv 2

Mediante la utilización de un pequeño turbocompresor de baja inercia que sopla hasta 1,8 bares con un innovador sistema de retroalimentación que mantiene el llenado de la turbina incluso cuando se suelta el acelerador, se ha conseguido una curva de par motor muy plana de 200 Nm que se consigue desde las 1.500 revoluciones y se mantiene hasta las 4.000 sin ningún tipo de escalón. Con estos valores muestra al conductor unas prestaciones y funcionamiento similares a un potente motor de 2.0 litros, con una entrega de potencia constante que hace más fácil y placentera su conducción a cualquier régimen. La velocidad máxima es de 197 km/h en el León y de 194 km/h en los Altea y Altea XL, mientras que tardan en alcanzar los 100 km/h sólo 9,8 segundos con el León, 10,3 segundos en el Altea y 10,5 segundos en el Altea XL.
Las innovaciones técnicas más interesantes que incorpora este nuevo motor 1.4 TSI es un eficaz intercooler refrigerado por agua en lugar de por aire, que gracias a su reducido tamaño, se ha integrado en el colector de admisión, un sistema de inyección directa que optimiza los consumos y un turbocompresor de pequeño tamaño y baja inercia que sopla desde las primeras vueltas generando un par plano desde las primeras vueltas.