Schumacher, en coma inducido: "Sin el casco, hubiese muerto"

sumi_60458bc4975cbf1e3c2eb2862.jpg
Autocity30 dic 2013
El piloto alemán Michael Schumacher continúa en estado crítico y sometido a un coma artificial, según ha confirmado este lunes el equipo médico que está supervisando su salud en el hospital de Grenoble tras el accidente de esquí sufrido el domingo.
En una rueda de prensa conjunta, los tres cirujanos y el director del hospital desmintieron que Schumacher se haya sometido a una segunda operación quirúrgica la pasada madrugada y reiteraron su mensaje de máxima prudencia ante el estado "muy, muy grave" del heptacampeón mundial de Fórmula 1. Además, confirmaron que sin el casco habría fallecido "con toda seguridad".
Michael Schumacher sufrió un duro golpe en la cabeza tras perder el control de sus esquíes y fue trasladado con urgencia a un centro hospitalario. "Estaba conmocionado, un poco agitado pero consciente. Puede ser una lesión en la cabeza" dijo Christophe Gernignon-Lecomte, director de la estación de Meribel, en declaraciones a Radio MonteCarlo Sport. "Llevaba un casco y golpeó (la cabeza) contra una roca", añadió el responsable de la estación francesa, que no quiso pronunciarse sobre la gravedad del accidente. "No podría decir cuán grave es su lesión", añadió.
Michael Schumacher, de 44 años, se retiró de la Fórmula 1 el año pasado tras un regreso de tres campañas con Mercedes, una vez que confirmó su salida de Ferrari tras 2006. El alemán ganó 91 Grandes Premios durante una carrera de 19 años en el 'Gran Circo' y consiguió dos títulos con Benetton en 1994 y 1995 antes de pasar a Ferrari en 1996 y llegando a ganar cinco títulos consecutivos a partir de 2000.