Schumacher, el más victorioso en Spa-Francorchamps, su "salón de estar":

Agencia EFE25 ago 2011
El alemán Michael Schumacher, el "hombre récord" de la Fórmula Uno, con siete títulos mundiales y 91 victorias, es también el piloto que más veces (seis) ha ganado en Spa-Francorchamps, el circuito donde este fin de semana se disputa el GP de Bélgica y que él considera su "salón de estar".

Schumacher debutó en Fórmula Uno hace justo hoy veinte años (en 1991), precisamente en Spa y a bordo de un Jordan, escudería para la que sólo corrió un Gran Premio, el de Bélgica, en el que, a pesar de no acabar, cuajó una gran actuación -fue séptimo en la calificaciónque le valió para ser fichado por el italiano Flavio Briatore para pilotar el Benetton con el que, un año después y de nuevo en este circuito belga, consiguió la primera de sus 91 victorias.

En Spa volvió a ganar en 1995, temporada en la que logró su segundo Mundial con Benetton, antes de fichar por Ferrari -escudería con la que lograría sus otros cinco títulos en la categoría reina del motory lo hizo de nuevo, con el coche rojo en 1996 y 1997 antes de volver a hacerlo en 2001, cuando obtuvo su victoria número 52 en Fórmula Uno, la que mejoraba el récord que con 51 detentaba hasta poco antes el francés Alain Prost.

Plusmarca que convirtió en estratosférica tras añadirle cuarenta triunfos más, entre los que se encuentra el sexto que logró en Spa, el año 2002. Y por si fuera poco, en 2004 firmó, en la pista belga, la consecución matemática de su séptimo título mundial, al acabar segundo una carrera que ganó el finlandés Kimi Raikkonen.

"Para mí, es mi propia historia. Todo empezó aquí y todo me lleva de nuevo a Spa. Es como mi salón de estar", explicó Schumacher el mismo día que anunció, hace poco más de una semana, que seguirá corriendo el año que viene, su tercero en Mercedes, escudería con la que retornó la temporada pasada a la F1, después de haberse retirado al final de 2006, curso en el que logró su segundo título el español Fernando Alonso, quien puso final a la hegemonía del "Kaiser".

"Schumi" disfrutó momentos épicos en Spa (aunque donde más veces ganó -ochofue en Francia), pero también algún Gran Premio "raro", como el de 1998, marcado por la lluvia torrencial y en cuya salida trece pilotos se vieron involucrados en un accidente espectacular, sin consecuencias, pero que le irritó hasta el punto de acudir al garaje de McLaren para acusar con dureza al escocés David Coulthard.

Schumacher detenta el récord de victorias en el Gran Premio de Bélgica, que no siempre se disputó en Spa, donde el alemán obtuvo, no obstante su media docena de éxitos. Entre 1972 y 1984 el GP se corrió diez veces en Zolder (donde en 1982 se accidentó mortalmente, en la calificación, un mito como el canadiense Gilles Villeneuve) y otras dos en Nivelles.

Pero la historia vincula de forma indisoluble la carrera belga con Spa-Francorchamps, circuito construido en 1921 y que inicialmente se usó para carreras de motos, hasta que, en 1924, tras el éxito de las de Le Mans, se disputaron por primera vez las 24 Horas de Spa, que un año después albergó el primer Gran Premio de Bélgica, en el que triunfó el italiano Antonio Ascari (Alfa Romeo), padre de Alberto Ascari (Ferrari), primer doble campeón mundial de F1 y que hizo coincidir sus dos triunfos en Bélgica con los años (1952 y 1953) de sus títulos.

Con algunos cambios en su trazado a lo largo de su historia, como es lógico, en Spa, después de Schumacher, el segundo más victorioso es Ayrton Senna, que venció para Brasil en 1985 y encadenó triunfos entre 1988 y 1991, tres años antes de fallecer en Imola, al accidentarse en el Gran Premio de San Marino.

Y desde la entrada del nuevo milenio, el que más veces ganó en Bélgica fue Raikkonen, que subió a lo alto del podio en 2004, 2005, 2007 y 2009 e igualó las cuatro victorias logradas entre 1962 y 1965 por el escocés Jim Clark, la última de ellas tres años antes de sufrir un accidente mortal en una prueba de Fórmula 2 en Hockenheim (Alemania), cuando sus 25 triunfos en F1 no los igualaba nadie.

Curiosamente, Fernando Alonso, tras Schumacher -que este fin de semana alcanza su Gran Premio número 281, marca que sólo supera su excompañero brasileño Rubens Barrichello, que llegará a los 319el piloto con mejor palmarés de cuantos permanecen en activo, nunca ganó en Spa.

De entre sus 27 victorias, el doble campeón mundial asturiano nunca celebró una en el circuito belga, donde sí lo hizo, no obstante, en la Fórmula 3000. Triunfo que le catapultó, el año 2000, a la F1, categoría en la que podrá estrenarse como ganador este fin de semana, a bordo de su Ferrari, la escudería que más veces (16) ha vencido en Spa.

Alonso y todos los pilotos consultados ensalzaron hoy en Spa la figura de Schumacher, que cuestionado por Efe en la conferencia de prensa oficial de la FIA explicó que cuando debutó "dudaba si tendría la capacidad" de competir en la categoría reina y que no pensaba "que pudiera encajar".

"Pero tras la primera experiencia de venir aquí y conducir el coche, creo que enseguida adquirí la confianza necesaria para creer que era posible. Y a partir de ahí ya sabemos lo que pasó", explicó hoy Schumacher en Spa.

Adrián R. Huber