Schumacher asegura que "el coche deslizaba":

Agencia EFE23 jul 2011
El siete veces campeón del mundo de fórmula uno, el alemán Michael Schumacher, se ha quejado hoy de que su Mercedes fue difícil de conducir en la sesión de entrenamientos del GP de Alemania y de que "deslizaba".

"El coche no tenía mucho equilibrio y deslizaba mucho. Además, por la mañana tuvimos un problema con el KERS, lo cual explica la diferencia que tuve con Nico Rosberg", ha señalado el campeón alemán.

Michael Schumacher espera tener una buena salida en la carrera de mañana y que sus mecánicos encuentren soluciones a los problemas que le han llevado hoy a pilotar un monoplaza con muchos problemas.

"En la clasificación he llegado a tener un segundo de distancia (respecto a su compañero) y no podía igualar su tiempo. Por eso he apretado para compensar, pero he cometido errores", ha admitido.