Saltarse un semáforo puede suponer multas de 200 euros y 4 puntos:

Saltarse un semáforo puede suponer multas de 200 euros y 4 puntos 1
Agencia EFE22 oct 2012
El 17 por ciento de las denuncias de tráfico son por saltarse el semáforo, una infracción que provoca el 4 por ciento de los accidentes mortales. Pero no solo eso. Pasarse un disco en rojo cuesta 200 euros tanto si el infractor es peatón como conductor, aunque a éste además le supone perder 4 puntos.

Para concienciar a los conductores de la necesidad de respetar estos dispositivos, la Dirección General de Tráfico (DGT) y los ayuntamientos de más 25.000 habitantes han puesto una campaña de sensibilización y vigilancia que se prolongará hasta el próximo domingo.

Cada año se producen en zona urbana más de 45.000 accidentes con víctimas -mortales y heridos-, lo que representa el 57 por ciento del total de siniestros de tráfico que se contabilizan en España, el 22 por ciento de los fallecidos y el 53 por ciento de los heridos.

El director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Ángel Rodríguez, y el subdirector de Gestión de la Movilidad de la DGT, Federico Fernández, han sido los encargados de presentar la campaña, que incluye cuñas radiofónicas.

Durante una semana, los policías municipales de las ciudades que se han acogido a la misma y los agentes de tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles en los semáforos, tanto de vías urbanas como interurbanas.

El objetivo es reducir los 806 accidentes con víctimas registrados el pasado año y en el que la infracción cometida por el conductor fue no cumplir las indicaciones de la señal luminosa.

El 4 por ciento de los accidentes mortales son atribuibles a esta causa, tal y como ha informado la DGT, que recuerda que no detenerse ante un semáforo en rojo es considerado una infracción grave que lleva aparejada una multa de 200 euros y la pérdida de 4 puntos en el carné de conducir.

La sanción económica es la misma para los peatones que incumplen la obligatoriedad de cruzar la calle cuando el semáforo está en fase verde.

Un cruce de la calle Menéndez Pelayo de Madrid ha sido el escenario de la presentación de la campaña, que ha tenido que retrasarse unos minutos porque, como ya está siendo habitual, empleados del hospital Niño Jesús y de El Retiro han cortado la calle para protestar contra los recortes.

Precisamente, en este punto está instalado uno de los 26 dispositivos de vigilancia por cámaras que el Ayuntamiento de Madrid tiene instalados en la ciudad para detectar los vehículos que se saltan el semáforo.

Según ha explicado Rodríguez, el consistorio ha distribuido esos 26 dispositivos en lugares potencialmente peligrosos y lo ha hecho sin 'afán recaudatorio'.

Alrededor de 2.900 infracciones recogen mensualmente estas cámaras, a las que hay que sumar las que detectan 'in fraganti' y sancionan la Policía Municipal y los agentes de movilidad, que Rodríguez no ha cuantificado.

De todos modos, ha dicho el responsable municipal, las infracciones en semáforos se han reducido sensiblemente, con una disminución del 70 por ciento respecto a 2010, año 'punta' en este tipo de sanciones.

Es por la noche cuando se saltan más semáforos y el punto donde las cámaras detectan más es en la calle Islas Filipinas, ha dicho Rodríguez, quien ha explicado que las multas a peatones por esta infracción son muy pocas.

Por su parte, el representante de la DGT ha hecho un llamamiento a conductores, peatones y ciclistas para que respeten los semáforos y ha recordado que en los atropellos que se producen a 50 kilómetros -velocidad máxima permitida en ciudades- fallece el 50 por ciento de las víctimas.

'No merece la pena complicarse la vida', ha continuado Fernández, por ganar un segundo y saltarse el semáforo en ámbar, como tampoco pasarlos en fase roja porque hay 'poco tráfico, no viene nadie o es fin de semana' ni por un despiste porque 'estamos pensando en otras cosas'.

La DGT destaca la importancia de esta campaña, que justifica con algunos datos del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte: los desplazamientos a pie suponen un riesgo de muerte por cada kilómetro recorrido nueve veces superior a los realizados como ocupante de un vehículo.

Un riesgo ocho veces mayor si el desplazamiento se realiza en bicicleta.

Sagrario Ortega