Sainz se atasca en las dunas y pierde liderato en autos; Coma vuela en motos:

Agencia EFE11 ene 2011
Al español Carlos Sainz se le atragantaron las dunas en la octava etapa del Dakar 2011 y cedió el liderato de la categoría de autos al qatarí Nasser Al Attiyah, mientras en motos su compatriota Marc Coma marchó como un rayo por el desierto chileno y es un poco más líder.

Sainz y Al Attiyah ofrecieron un espectacular duelo que al final se decantó a favor del africano, que ganó la etapa 6:36 por delante del español y además se encaramó hasta lo más alto de la general, donde ahora tiene una ventaja de 5:14.

Ambos pilotos se adelantaron varias veces hasta que Sainz encalló un par de veces en las dunas y perdió unos valiosos minutos en la general.

"No ha sido nuestro día", lamentó el madrileño al finalizar la etapa, aunque recordó que el Dakar es muy largo y aún hay margen para la remontada.

El qatarí, como siempre, llegó al campamento con una sonrisa en el rostro y aseguró que fue una jornada "fantástica" en la que apretó el pedal del gas a fondo en la arena, su terreno favorito.

Aunque ante las cámaras mantienen las formas, en la pista Sainz y Al Attiyah se encuentran inmersos en una lucha sin cuartel, como sucedió el año pasado.

Al final de la especial, el madrileño le recriminó a su compañero de equipo que haya activado en varias ocasiones el Sentinel, un sistema de alarma que tienen los autos para avisar al vehículo que circula delante para que le ceda el paso.

El enfado de Sainz se debió a que ambos circulaban por un tramo de fuera pista, en el que no había un camino marcado, y Al Attiyah podría haber adelantado por cualquier otro lugar.

En una durísima jornada para los autos, en la que más de dos tercios aún no han finalizado la etapa, el surafricano Giniel De Villiers y el estadounidense Mark Miller completaron los cuatro primeras plazas para la marca de Wolfsburgo.

De Villiers, además, ascendió a la tercera plaza de la general en detrimento del francés Stéphane Peterhansel (BMW), que sufrió una odisea por culpa de los pinchazos y de problemas con el recalentamiento de su automóvil.

El galo, nueve veces ganador del Dakar en autos y motos, perdió más de una hora con los primeros clasificados y dijo adiós a la pelea por la décima corona "dakariana".

Mejor le fue al español Joan "Nani" Roma (Nissan), que completó su mejor actuación en lo que va de rally con una quinta posición, y se mantiene duodécimo en la general a más de diez horas del primero.

En la competición de motos, Marc Coma (KTM) cabalgó por suelo chileno, sumó su tercer triunfo de etapa en el Dakar 2011 y además le sacó 1:55 a Cyril Despres (KTM) en la general.

El catalán consiguió atrapar en los primeros kilómetros a Despres y al chileno Francisco "Chaleco" López (Aprilia), y los tres rodaron juntos durante casi 500 kilómetros sin sobresaltos a destacar.

"Hoy fue una etapa de las que hacen historia en el Dakar, se ha podido ver qué pilotos optarán a la victoria", dijo Coma, en alusión a sus compañeros de ruta.

"Chaleco" López fue tercero a 4:21 del ganador y se mantiene en posición de repetir el podio del año pasado, mientras que Joan Pedrero, el "mochilero" de Coma, quedó noveno y sigue en el séptimo lugar en la general.

El español Jordi Viladoms (Yamaha) vivió una jornada para el olvido tras romper el sistema de navegación de su motocicleta, lo que le valió perder más de dos horas en la general.

Mañana, en la novena etapa, llega el turno del bucle con salida y llegada en Copiapó. Serán 235 kilómetros de especial con muchas dunas y, sobre el papel, una de las etapas más exigentes de la carrera.